El ingenio del regreso a casa en La Serena

0
7

2La falta de locomoción colectiva durante las horas punta sigue siendo un tema sin solución y la comunidad exige que se tomen las medidas para cortar de raíz con situaciones como ésta.

Largas e interminables filas para esperar la locomoción colectiva después de las 20 horas y en horarios punta, ha generado que los pasajeros tengan que idear distintas estrategias para retornar más temprano a su hogar en estas gélidas noches.

Los principales problemas se generan en la Avenida de Aguirre, frente a La Recova y en la intersección de Cordovez con Cienfuegos, donde el flujo de transporte de taxis colectivos es escaso y nulo en algunos horarios y recorridos. También se han generado paraderos no autorizados que desordenan aún más el recorrido.

Carolina Rojas, estudiante de nutrición y dependiente en un local del centro serenense, dice que todos los días es un verdadero calvario retornar a su hogar en el paradero de la Avenida de Aguirre hacia Las Compañías, ya que la falta de colectivos hace que sólo en la fila pierda a diario casi una hora de su tiempo.

“Todos los días hay que luchar por tomar un colectivo de los pocos que quedan transitando o regresar a la casa en una micro repleta, donde pareciera que el chofer transporta animales. Es tanta la gente, que cuando pasan a buscar a alguien en un auto particular, las demás personas le piden (algunos casi rogando) al chofer del vehículo que los lleve por el dinero del pasaje. Incluso ofrecen más dinero, a lo que algunos acceden”, indicó.

Según Pedro Carmona, usuario de la línea 70 del Bosque San Carlos, en algunos casos es tanta la angustia por volver a la casa, que la misma gente de la fila se pone de acuerdo y se programan con alguien en vehículo que recoge a grupos completos, cosa que por cierto es ilegal pero «no queda otra”, sostiene.

La falta de locomoción colectiva durante las horas punta sigue siendo un tema sin solución y la comunidad exige que se tomen las medidas para cortar de raíz con situaciones como ésta.

Al respecto, Norma Soto, vecina del sector de Balmaceda, declaró ya sin paciencia mientras efectuaba la fila, que “a la autoridad le falta mano dura y que no se deje amedrentar por los dirigentes del transportes de la zona, que si les dicen algo amenazan con irse a paro”.

Con la misma indignación, Gabriela Plaza, del sector Vista Hermosa, afirmó que “desaparecen los colectivos en ciertos horarios para aparecer cuando el pasaje es más caro y las micros brillan por su ausencia, lo mismo que el fin de semana, donde casi no existen”.

Más enfático fue Carlos Maturana, usuario de la Línea 29 de la Compañía Alta, quien aclaró que el problema no es la falta de taxis colectivos, sino  que “falta control de la autoridad, regularizar el servicio y que no se escondan los colectiveros en los horarios peak”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre