Emociones, recuerdos y opiniones divididas trajo película NO a la oposición local

0
12

Esta semana se realizó una función especial de la película NO, auspiciada por el municipio serenense, en donde fueron invitadas diversas personalidades de la política, de la Concertación, candidatos, concejales, y agrupaciones de Derechos Humanos y de familiares de detenidos desaparecidos.

Esta película ha siso una de las cintas más esperadas de la temporada, que además de generar gran expectativa en el público, también ha cosechado elogios en los festivales internacionales. El filme relata la historia del plebiscito de 1988, específicamente la creación de la campaña publicitaria de la franja del NO y toda su articulación para explicar el fin de la dictadura de Pinochet.
Tras la función, el público se quedó hasta el final en la sala, aplaudiendo una vez terminados los créditos. Hubo algunas personas que esperaban más, otras quedaron conformes, u otras que  echaron de menos algunos detalles.
Una de las asistentes fue Ana Merino, presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos en la región, quien esperaba un poco más de la película, ya que a su juicio, la cinta no toca con mayor profundidad la violación a los derechos humanos, y la violencia de la época.
«Produjo muchas emociones (la película), pero faltó más contenido porque la dictadura sobrepasó cualquier límite, la represión se muestra muy poco. A pesar de todo, se derrocó a la dictadura que fue lo más importante y se logró dar  el paso elegir  democráticamente a los presidentes. Y esto que sirva también para  retomar  y para que no se instale nuevamente la derecha ya que los partidos de izquierda tienen que reencantar al pueblo para volver a ganar las elecciones», señaló Merino.
Un hombre de las comunicaciones, que cubrió el plebiscito y que puede  dar impresiones sobre algunos minutos de la película, es Gustavo Godoy, ex rostro de Cuartavisión, quien trabajaba en esa época en la radio. «Esa vez trabajamos entre el cuatro y el seis de octubre, yo era corresponsal de la radio Cooperativa, y estuvimos despiertos más de 48 horas porque la exigencia era muy alta e indudablemente, que ver la película, recordar tantos episodios, pero además conocer el trasfondo, cómo se armó la campaña y lo peligroso  que era, y cómo emitirla en aquellos años, realmente la película logra plasmar muy bien  esos episodios, esa realidad», explicó Godoy.
En fin, el filme de Pablo Larraín no intenta retratar una época a cabalidad, sino que se centra exclusivamente en las ideas de un hombre por realizar bien su trabajo y hacer una franja publicitaria basada en la alegría, que en sus inicios nadie daba un peso por ella, pero que fue fundamental para derrocar una dictadura.

POR: Maritza Luna

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre