En diez días queda terminada pasarela de 24 mts en Tongoy

0
13

puenteDon Benjamín tiene 82 años. Viene a veranear de Vallenar. Ayer fue uno de los cientos de turistas que debieron arremangarse la ropa para cruzar el estero y poder acceder a la playa. En su caso, dice, fue refrescante y sin problema.
Distinto es el caso de  Ana María Pinto, de Santiago, quien pudo cruzar pero con muchas dificultades. «De hecho me caí en el estero, pero disimulé que era que me estaba mojando. Felizmente vengo con traje de baño así que en la playa me sacaré el vestido… No pasó nada más, un poquito de susto y la anécdota», nos cuenta….».
Estas historias se han vivido todos los días de veraneo en Tongoy cuando la gente quería ir o salir de Playa Socos. El tsunami del 16 S dañó  la antigua pasarela dejando sin ese acceso a la gente.
El tema lo tomó diario LA REGIÓN en el mes de diciembre de 2015, haciendo ver a las autoridades y a los propios vecinos de Tongoy la urgente necesidad de disponer de una puente peatonal. Ese estero a veces viene con mucha corriente y alcanza una profundidad de 1.80 mts.
Los comerciantes representados por Raúl Sanders habían prometido hacer algo y se dieron plazo al 15 de enero. Pero antes reaccionó el municipio de Coquimbo, cuyo alcalde debió sortear varios inconvenientes antes de conseguir que el Ejército viniera en trabajo voluntario, a construir la pasarela.
Es que esos terrenos tienen dos dueños. Por la parte del estero es un señor Morgan y por la otra un señor Godoy.  Hubo que sacar firmas para autorizar los trabajos. Pero además, buscar el financiamiento de la obra.
Finalmente se despejaron los problemas y dudas y se pudo adquirir  el fierro, cemento, pintura e implementos requeridos por los oficiales del Ejército.
El capitán Alvaro Vicencio, al mando del grupo de catorce soldados, nos explica que es una pasarela de 24 metros que será entrega al uso hoy jueves, posiblemente al mediodía. Uno de los inconvenientes que han tenido son las altas mareas. La pasarela fue construida sobe cuatro bases de cemento que en total suman cuatro mil kilos de mezcla. Han sido días de intenso trabajo con jornadas breves y otras de hasta 16 horas, para aprovechar las condiciones del tiempo. Los soldados han vivido en el Cuartel de Bomberos, «nos queda más expedito que el Regimiento Coquimbo dice el oficial Vicencio quien, al igual que sus colegas, trabajaba intensamente a pleno sol ayer por la tarde.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre