Estafada en vacaciones: Le clonaron tarjeta y la usaron hasta en apuestas

0
168

En dos días le sustrajeron casi tres millones de pesos. Desde la PDI señalaron que en febrero hubo un oleaje de este delito, del que aún se sigue investigando
Lo que comenzó co-mo una semana de vacaciones para olvidar el estrés capitalino, casi termina en una pesadilla para la familia Muñoz Martínez. Y todo por la clonación de su tarjeta.

Todo ocurrió el primero de febrero, cuando Alfonso, el padre, llegó al Homecenter de Avenida Francisco de Aguirre, en La Serena, para realizar un giro por 200 mil pesos y pagar algunas cuentas. Todo bien, pasándolo bonito en la playa y en el Valle, hasta que se dio cuenta, una vez que regresó a Santiago. Fue cuando revisó su estado y supo que le habían clonado el plástico y en sólo dos días le robaron casi tres millones de pesos.
¿En qué? Una de sus hijas, Ivonne, cuenta que al revisar el estado «vimos que salían compras y traspasos por 400, 250 y 150 mil pesos, todo en el mismo día. Pero lo que más nos llamó la atención fue que el giro más grande era de dos millones de pesos y en la cartola decía St Leger, entonces nos imaginamos que esa cantidad de dinero la gastó en los caballos, en Santiago. O sea, clonó la tarjeta acá en La Serena, en el cajero del Homecenter, y luego se fue a Santiago a gastar la plata».
Y agrega que «cuando el viernes primero de febrero mi papá sacó plata del cajero no pescó más, hasta que se fue a Santiago y ahí se dio cuenta que el día 4 ya le habían gastado casi tres millones, que por suerte el banco solucionó el día de ayer (miércoles)», dice su hija, aún en La Serena y ya más aliviada.

¿Qué hago si
clonaron mi tarjeta? 

Desde la PDI, el comisario de la Brigada Investigadora de Delitos Económicos, Harry Díaz, sostuvo que durante el mes de febrero, especialmente los primeros días, «tuvimos una oleada de clonación, especialmente en el Mall, en los cajeros, en lugares masivos. Fueron cerca de 15 las denuncias. Y todo fue en un fin de semana, pero co-mo la gente se da cuenta recién entre lunes y martes, cuando revisa su estado, hizo la denuncia. La verdad que es harto para nosotros, ya que siempre este tipo de casos son como aislados».
Lo cierto es que la clonación de tarjetas es algo con el que al parecer hay que convivir y sólo queda tomar las precauciones que dan los especialistas, como el cambiar las claves constantemente, cubrir el tablero del cajero automático o fijarse si el dispensador tiene algo extraño antes de sacar plata.
En ese sentido, el comisario comentó que «se interviene el cajero por un periodo determinado, puesto que colocan un dispositivo, esperan un tiempo y todos los afectados pasan por ese cajero a retirar el dinero y luego, por la tarde, estas personas recogen el dispositivo y al día siguiente comienzan con el tema de la clonación… Generalmente cuando hacen la clonación, la hacen en una tarde y todas las personas que pasaron por ahí recién se dan cuenta en el lapso de unos días, que es cuando comienzan a estampar la denuncia, porque revisan su estado y se dan cuenta que el saldo no está».

LO PRIMERO EN CASO DE…
HAY QUE IR AL BANCO

Respecto al tipo de procedimiento, señaló que «lo principal y en primera instancia, es acudir al banco para que inmediatamente bloqueen la tarjeta o bien hagan el cambio de clave. Lo principal, sin embargo, es cambiar el plástico, cambiar la tarjeta completa y que les entreguen una nueva. y posteriormente hay que acercarse a cualquier canal, que puede ser la PDI, Carabineros o la Fiscalía. Es más. Todas estas de nuncias se concentran en la Fiscalía y de ahí nos manda una orden para iniciar la investigación. Es obvio, sin embargo, que si la denuncia aparece acá, nosotros avanzamos algo, porque el tiempo es nuestro mayor enemigo en el tema de grabaciones y todas las diligencias que podamos hacer, así que cuando nos damos cuenta de que hay una oleada de clonación, como la de los primeros días de febrero, comenzamos a trabajar inmediatamente».

INFORMACION QUE HAY QUE MANEJAR

Dentro de los tips que entregó el detective, este da cuenta que «existen dos aspectos de clonación. Uno, que es a través de los cajeros y el otro, cuando te clonan en el comercio a través de las máquinas al momento de cancelar, como en un supermercado, en un servicentro o, incluso, en el reparto de algo. No obstante, hay que diferenciar cuando intervienen en el cajero, en donde dejan los dispositivos, a cuando te clonan la tarjeta a través del POS o sistema Redcompra. Claro, porque al pagar en un dispositivo no es al de la empresa, sino que es un clon. Tú lo ves igual, pero en realidad están captando la información y el cobro no te sale, pero ellos ya obtuvieron la información para poder utilizarlo de mala manera. O bien, durante el mismo proceso en el que estás pagando y te dicen que se quedó sin batería, que está sin sistema, pero de igual manera te cambian el dispositivo. Entonces nuevamente pasas la tarjeta y te hacen el cobro normal, pero ya tu tarjeta fue utilizada para captar la información».

HAY VARIAS FORMAS
DE CLONAR TARJETAS

De igual manera explica la diferencia en los tipos de clonación. «Primero, está el POS, en donde el tipo te capta la clave mirándola y haciendo un truco para que pases la tarjeta por el dispositivo clonado, que es más aislado y son pocas las denuncias que llegan, principalmente porque esto le ocurre a personas que no son tan agudas en detectar este tipo de movimiento, como personas de la tercera edad, gente que no maneja el sistema de las tarjetas o la gente ebria en los pub. Este tipo de denuncia es menor y se da con pocas personas, no así cuando se interviene un cajero automático, que es masivo. Esa es la diferencia en los tipos de clonación, ya que cuando es masivo no distingue».

Para evitar la clonación «hay personas que pasan por el cajero, pero su tarjeta no es clonada, porque si bien estos gallos captan la información, no logran saber la clave, porque la persona la tapa cuando comienzan a marcar los números».

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre