Familia de adulto mayor arrollado mortalmente junto a vecina exige justicia por cierre de investigación

0
33

policial_1Sandra Ramírez Vega, en entrevista concedida a diario LA REGION, relató que al dolor que  siente su familia por el deceso de su abuelo Carlos Vega Barraza, de 84 años, quien falleció el 25 de mayo del  2011, tras ser atropellado junto a su vecina Luduvina Barraza Pizarro, de 73 años, quien también pereció, por la camioneta guiado por Claudia Maluenda, en la Ruta D-43, del sector Las Barrancas de Coquimbo, suman su frustración debido a que el caso fue cerrado sin sanción a la conductora.

«Este 25 de mayo se cumplen dos años de la muerte de mi abuelo y hace dos meses   fui a la fiscalía en que me entero que el caso lo habían cerrado en agosto del mismo año 2011, sin haber investigado nada, por eso fui al Centro de Atención a Víctimas de la Corporación de Asistencia Judicial (CAVI), para reabrir el caso y el 27 de este mes vamos a poner un querella  contra la conductora par ver si podemos como dije reabrir el caso».

Ramírez, manifestó que en la actualidad al conductora esta libre, ya que al conocer las conclusiones del caso de acuerdo al Ministerio Público ambos peatones tras descender de un bus atravesaron la vía en un cruce no regulado «a ella la detuvieron el mismo día pero después soltaron a la señora Claudia  Maluenda, funcionaria de la pisquera Capel, la fiscalía dice que ellos cruzaron en un paso no habilitado, lo que no es así porque ellos cruzaron en los paradero de Las Barrancas y por la forma en que quedaron los cuerpos  ella venía a mucha velocidad y  ahí en la investigación dice que ella venía a velocidad normal».

Agrego que  otro de los factores que incidieron en el atropello es la falta de luz artificial en el paradero, lo que no ha sido solucionado por las autoridades hasta la fecha al igual que el tema de señalética aclarar para el paso de peatones que baja en el paradero, «hasta el momento nadie ha hecho nada, sigue oscuro allí, no hay ninguna luminaria, del municipio dijeron que iban a poner luminarias y no han hecho nada hasta ahora en estos dos año».

En cuanto a la ayuda legal que  fue prometida por la autoridad municipal porteña de la época, Ramírez dijo, «el abogado de la municipalidad nunca hizo nada, dijo que vería el caso y hasta la fecha nunca nos han llamado para ir al Juzgado ni nada y si  yo no me acerco hace dos meses atrás a consultar en la fiscalía nunca nos hubiéramos enterado que cerraron el caso».

De su nueva acción legal explico que busca  que el caso que afecto a su abuelito y a Luduvina Barraza  no quede impune ya que considera que la conductora  si tiene responsabilidad, «esa señora anda manejando como si nada, acá hay dos fallecido mi abuelita y la señota Luduvina cuyo marido se salvó por poco porque cuando cruzó con ellos alcanzó a pasar por eso queremos justicia porque acá  murieron dos personas no murieron dos animalitos».

De la posibilidad que la municipalidad de Coquimbo o alguna autoridad dote de luminarias y que ubique señalética en el paradero de Las Barrancas, Ramírez  comentó que todos los habitantes del sector esperan que esa problemática sea subsanada a la brevedad, «por el tema del incendio en la municipalidad los vecinos no han podido hablar con el alcalde para exponerle su caso, pero ojala que la municipalidad u otra autoridad de una solución para evitar mas accidentes como el que le paso a mi abuelo y su vecina».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre