Femicida frustrado condenado a cumplir pena en libertad

0
10

24-03 femicidio el molino1

Cuatro años de libertad vigilada intensiva, con control de Gendarmería, deberá cumplir Gustavo Enrique Segovia Vega 55 años, por el delito de femicidio frustrado en contra de su ex pareja.
El caso fue noticia nacional en septiembre del año pasado cuando se supo que Segovia atacó con un destornillador a Patricia Balcázar Rojas, a la que causó lesiones graves en la región toráxica, para posteriormente intentar suicidarse.
El fallo fue ordenado de manera unánime por los integrantes del Tribunal Oral en lo Penal de La Serena, integrado por los magistrados Iván Corona (presidente), Caroline Turner y Marco Flores (redactor).
La víctima no podía contener las lágrimas, ayer en el edificio de tribunales de La Serena

, donde horas antes por la mañana, hubo una protesta de mujeres cuando se supo de la audiencia. Pedían un castigo ejemplar para el sujeto.
En la audiencia el agresor llegó tranquilo a escuchar la sentencia, sin mencionar palabra alguna. Sólo respondió que no entendía al momento de ser consultado por el juez respecto de la pena en su contra.
La directora regional del Sernam, Marcela Carreño Mardones, anunció que recurrirá a la Corte de Apelaciones para que se anule la sentencia.
“No podemos tolerar que más mujeres sigan muriendo a manos de sus parejas o ex parejas, hombres que decían amarlas, pero que sin embargo llegado un momento se sintieron dueños de sus vidas y capaces de matarlas o al menos de intentarlo”, dijo la directora de Sernam.
Natalia Honores Astudillo, Encargada Regional de Prevención de Femicidios y de Violencia Extrema hacia la mujer, señaló que “esta agresión se ha enmarcado dentro de la violencia más extrema, brutal y desmedida hacia una mujer en el ámbito de pareja. Continuaremos entregándole apoyo a la víctima, solicitando los recursos correspondientes, en este caso, la nulidad del juicio”.
Los hechos materia de esta causa ocurrieron el pasado 8 de septiembre de 2015, en el sector de El Molino, en La Serena.
Según consta en la resolución judicial, en circunstancias que le estaba prohibido al agresor acercarse a la víctima, el hombre ingresó a la casa y cerró las puertas. Una vez que la mujer llegó a esa casa, el hombre la tomó con fuerza, la llevó a su dormitorio y la afirmó de las piernas y comenzó a apuñalarla con el fin de quitarle la vida. Acción que sólo terminó cuando llegó el hijo de ambos, que fue en auxilio de su madre, la que yacía grave sobre su lecho. Según el parte judicial las heridas eran de tipo «homicidas y mortales, sin el socoro oportuno y eficaz».
Cabe señalar que después de la agresión perpetrada en contra de su ex pareja, Segovia intentó quitarse la vida.
Pese a lo expuesto durante el proceso, el tribunal consideró la atenuante de imputabilidad disminuida, por parte del sentenciado, por las pericias aportadas por el Servicio Médico Legal.
Se le insistió al condenado, que no podrá acercarse a su víctima, tal como lo hizo en el día de la agresión cuando incumplió una orden judicial.
Antes de que se leyera la sentencia, un grupo de mujeres llegó hasta los tribunales para exigir una condena superior
.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre