Gendarmes preocupados por el reinicio de visitas en Huachalalume

0
166

«Habrá un filtro, porque no se va a recibir a menores de edad, mujeres embarazadas, personas de la tercera edad y población de riesgo».

Fue en abril la última vez que los reos de Huachalalume tuvieron visitas. Entonces, la cercanía era sólo por video llamadas.

Pero ya con la fase cuatro en varias partes del país, incluyendo esta región, la ‘nueva normalidad’ empieza a instalarse también en los centros penitenciarios.

Esto, porque a contar del lunes 9 de noviembre las cárceles dejarán de aplicar algunas de las restricciones adoptadas para tratar de evitar la propagación del coronavirus y volverán a autorizarse los vis a vis, aunque sí se restringirán las visitas en su frecuencia y en el número de personas que podrán participar de ellas.

«Será una vez al mes -los lunes y jueves-, una persona por interno y solamente por una hora. Asimismo habrá un filtro, porque no se va a recibir a menores de edad, mujeres embarazadas, personas de la tercera edad y población de riesgo», cuenta Jaime Pereira, presidente regional de Anfup (Asociación Nacional de Funcionarios Penitenciarios).

Como dirigente, dice Pereira que ya le han solicitado a los directivos que se trabaje en los aforos, «y este martes profesionales de la salud y de la empresa concesionaria, estaban midiendo los metros cuadrados y ver el aforo que tenemos en la sala de visita, ya que tenemos en algunos módulos 120 internos, en otros 50, 60… Por ejemplo, y si hacemos un cálculo rápido, en un módulo donde tenemos 120 internos, el día lunes se autorizaría solamente a 25 internos, lo que sumaría 50 personas en total…».

NO QUIEREN UN REBROTE

Aunque la decisión es a nivel central, pues hace semanas que el ministerio de Justicia y Derechos Humanos ha iniciado las coordinaciones para retomar visitas en las cárceles del país, en gendarmería existe preocupación.

No quieren que exista un rebrote y por eso, como directorio y representante de los trabajadores, Pereira reconoce que «les hicimos ver esa inquietud a la autoridad regional y al jefe del complejo, a quienes les manifestamos nuestra preocupación y les solicitamos que se tomaran todos los protocolos de higiene y de seguridad, más en estado de pandemia en el que nos encontramos. Por eso se tomará la temperatura en el acceso, se exigirá el uso de mascarillas, del alcoholgel, y además se está trabajando en la nómina de internos y en un arqueo con la Seremía de Salud para ver si algunas de estas personas que visitarán a los internos estén contagiados».

Pereira señala que «no podemos dar cobertura a la totalidad del módulo en una sala de visita. Antes, en un espacio para 42 personas, teníamos a más de 100, una situación que ahora no podemos repetir, y justamente por eso es que se está trabajando en los aforos».

Respecto a que si las visitas serán de manera gradual, comentó que «todo irá de la mano con el programa ‘Paso a Paso’ del ministerio de Salud, pero si tenemos algún rebrote claro que vamos a tener que echar pie atrás a esta medida y seguro que existirá un retroceso, como sucedió en el sur, donde volvieron a Fase 2. De ser así tendrían que suspenderse las visitas, y eso se lo plantemos a la jefatura y nos dijeron que sí, que era viable, pero también tenemos que conversarlo con la otra parte, que es la población penal».

SERVICIOS DE ENCOMIENDAS

Como hay internos que tienen visitas en las mañanas y otros por las tardes, esperan no tener problemas en ese sentido, «mientras que los servicios de encomienda seguirán y de igual manera se autorizará en pequeñas cantidades el ingreso de materiales para el trabajo de aquellos internos que están formalizados. Ya se le comunicó a la población penal por sus respectivos monitores el inicio de las visitas, y lo que se afinará en estos días es que por intermedio de la asistente social se llamará a los familiares que el interno registre como posible visita para que el día lunes llegue solamente la gente que tiene derecho a la visita…».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre