Guido Hernández compró casi tres mil «yogures» con el Bono para la Clase Media, pero deberá devolver la plata…

0
172

El concejal y candidato a alcalde por Renovación Nacional dijo que apenas supo que le fue aprobado el monto hizo pública la situación y les comentó a los vecinos que utilizaría esos recursos para ayudar en las ollas comunes. Y así lo hizo. Sin embargo, «y ajustándome a lo que establece SII, decidí hacer la devolución del dinero»

Cerca de 440 mil personas, según los registros del Servicio de Impuestos Internos, deberán devolver el monto que se les entregó por el Bono para la Clase Media. En la región, seguramente algunos. En Coquimbo, el concejal Guido Hernández.

«Lo lamento vecinos, lección aprendida», posteó en su Facebook hace unos días. Claro que con los 500 mil pesos recibidos, el hoy candidato a alcalde por Renovación Nacional compró 2.800 «yogures» que fueron entregados en diferentes puntos y ollas comunes de la comuna puerto.

«Muchos vecinos me plantearon en su oportunidad que habían tenido problema con la plataforma del SII para el cobro del bono de clase y media y yo decidí probar y me salió aprobado. Pero inmediatamente hice pública la situación y le comenté a los vecinos que para mayor transparencia iba a utilizar esos recursos para ayudar en las ollas comunes. Y eso ocurrió cuando el bono se hizo efectivo. Pero como SII dispuso rectificar esta situación, yo entendí que debía primero pedir disculpas a la comunidad porque la forma cómo hice la solicitud del bono no correspondía y, por lo mismo, ajustándome a lo que establece SII, decidí hacer la devolución del dinero».

Sin embargo, a Hernández ese tema no le genera mayor preocupación. Si lo que pueda ocurrir el 25 de noviembre en las primarias de Chile Vamos.

Para eso, un camino que comenzó a los 23 años cuando postuló por vez primera a la concejalía. En aquella votación perdió en la papeleta, «y por poco», pero nunca las ganas de seguir buscando otra oportunidad, la que consiguió cuatro años después.
Hoy dice estar contento con el cariño que ha recibido de la gente en torno a esta candidatura, «pero también por el apoyo del partido».

No obstante, afirma que es importante «que los vecinos vean que como sector somos capaces de generar espacios sanos de discusión y donde se puedan marcar las diferencias desde el punto de vista político. Pero también entendiendo que la unidad es vital para poder enfrentar el proceso que se nos viene después, que es la elección general».
Para Hernández, la gestión que ha desarrollado en estos casi cuatro años desde la concejalía le ha permitido «tener acceso a una red de apoyo importante de dirigentes sociales, vecinas, sindicales y una vinculación social que nos permitió como Renovación Nacional pensar en que teníamos que levantar un proyecto que, gracias a Dios, me toca encabezar en esta oportunidad».
En ese sentido, comenta que «al final del día el partido hizo prevalecer el mérito y siento que esta señal de confianza que han tenido conmigo, la voy saber responder con trabajo, disposición y como la gente me conoce: con terreno y ganas de solucionar los problemas de las personas».

Tremenda
responsabilidad

Dice que la experiencia en política no es poca, menos el tiempo que pasa en las calles tratando de solucionar los problemas que aquejan a la población, «pues quien está hoy en el cargo –de concejal- es muy distinto al que ingresó a los 23 años y ya entendí las complicaciones de este cargo. Pero también logré entender la tremenda responsabilidad que esto implica y eso me llevó en gran parte a tomar la determinación de ser candidato.

e ganado y perdido elecciones, y también he formado parte de equipos territoriales de gestión donde he colaborado con gobernadores, senadores, parlamentarios y eso, a pesar de mi corta edad, me ha permitido tener una red de apoyo y contacto que no solamente me sirven para una candidatura, sino que desde mi posición de concejal con las que he podido sacar y levantar temas importantes para la región y la comuna».

Destaca su participación en el tema del relleno sanitario, «en el que he estado trabajando desde el comienzo, lo propio con el Mercado de Coquimbo y las demandas ciudadanas, con las gestiones que hemos desarrollado respecto al fomento productivo en torno al barrio gastronómico de Guanaqueros. Es decir que todas esas cosas las hemos podido desarrollar desde la concejalía y desde un cargo de alcalde, claramente existirían muchas más herramientas y posibilidades de poder llegar con mayor facilidad a la gente».

En sus recorridos por los barrios porteños, los que conoce desde su infancia, Hernández avisa que los vecinos entienden las necesidades de la comuna, «pero también la manera de cómo hemos desarrollado el trabajo, con la posibilidad de poder llegar a ellos. ¿Y sabe? Lo que he podido levantar hasta ahora es que tenemos un diagnóstico en común y que nos estamos organizando muchos vecinos para tomarnos el control de la ciudad y ordenar la comuna de Coquimbo porque sabemos que tiene tremendas posibilidades y que ya es el momento de que pongamos a Coquimbo por delante».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre