«Lo más urgente es seguir apoyando el tema hídrico»

0
12

12Ha recorrido las quince comunas de la región en sus dos meses de gestión. Se ha reunido con agricultores y crianceros para ver la situación en la que se encuentra la industria y la conclusión, es que «tenemos bastantes problemas, principalmente con el tema de la escasez hídrica, que es un asunto transversal y que toca a todo el ámbito productivo y social. Hay una situación que es compleja, ya que tenemos problemas en la uva de mesa, dificultades con los crianceros y una materia pendiente con los regantes en la infraestructura», señala Rodrigo Órdenes.
Y aunque agrega que se le quiere hacer un énfasis importante al mejoramiento de riego, también confiesa que «tenemos bastantes expectativas de poder trabajar en coordinación y articulación con todas las instituciones públicas y también de la mano con los alcaldes y con los dirigentes de cada comuna».

Si bien la posición actual de la industria regional no es tan buena, ¿a dónde se quiere llegar?
«Tenemos tres sellos. El primero es un sello social, donde queremos acortar esa brecha que existe entre el mundo urbano y rural, tanto en la parte de educación, salud y productividad, y eso se está trabajando a través de la política de desarrollo rural tanto regional y nacional. También un sello de acompañamiento a la agricultura familiar campesina, donde queremos apoyarlos en inversiones, ya que sabemos que tienen necesidades tanto en el ámbito productivo y comercial. Y un sello de modernización, en el cual queremos incorporar tecnología para que se adapten a estos requerimientos, por ejemplo con los regantes, también en el tema de los crianceros, donde estamos modernizando sus áreas de higiene, sanidad. Pero queremos avanzar con el tema de salud, donde nos puedan dar la resolución sanitaria, que es un requisito importante para que nuestros pequeños productores puedan salir a vender y no pensando en las exportaciones, sino que en un tema local, en que ellos puedan acercarse a los consumidores en forma directa y puedan vender sus productos».
¿Se encontró con algo más complejo cuando asumió el 20 de marzo?
«En términos generales no, aunque sí existían ciertas cosas que se habían dejado de hacer, como varios comités, coordinaciones con la alianza público-privado. En ese sentido, hemos ido reactivando algunas cosas que han estado pendientes y reincorporado a la política de desarrollo rural el consejo campesino que está un poco alejado. Pero en términos generales no tantos problemas, pero sí en gestión. Por lo mismo, debemos asociarnos con varios grupos de pequeños gremios que tenemos para comenzar a conversar y considerarlos en sus decisiones, en las necesidades que tienen y escucharlos».

¿Cuáles son las metas más cercanas que tiene para implementar?
«Tenemos metas a corto, mediano y largo plazo, aunque lo más urgente es seguir apoyando el tema hídrico, porque si no tenemos agua no podemos desarrollar actividades productivas. En ese sentido estamos haciendo un plan fuerte en inversiones en el asunto de riego a través de la Comisión Nacional de Riego, también de Indap, donde estamos focalizando los proyectos en infraestructura. Mientras que a mediano plazo estamos buscando implementar algunos programas que vayan en beneficio de la uva de mesa, tema muy complicado que estamos viviendo y donde tenemos que ir viendo en conjunto con el seremi de Economía cómo vamos a implementar algunos programas de apoyo de inversiones y financiaras para ir resolviendo esta situación. Y a largo plazo, nuestra expectativa es poder desarrollar un programa en infraestructura de riego, en mejoramiento en la productividad agrícola y tener los canales de comercialización donde puedan acceder a ciertos tipos de mercado».

Ha sido compleja la situación en la región por el tema de la sequía, ¿verdad?
«Claro, pero tenemos que ser capaces de adaptar a nuestras poblaciones a que las situaciones complejas siempre van a estar presentes. En la región hemos vivido históricamente distintos fenómenos: terremotos, sequías, aluviones, lluvias, así que tenemos que tener esa capacidad de adaptarnos y eso es lo que estamos tratando de poder trabajar de aquí a un largo plazo, y que no es fácil, lo sabemos, pero tenemos que hacerlo».

¿Cómo trabajarán la escasez hídrica en el sector secano?
«Es complejo, debido a que no cuentan con fuentes permanente de agua y depende directamente de las precipitaciones, pero también hemos estado conversando con Conaf para elaborar algunos programas de intervención con proyectos para la construcción de diques, obras de conservación de suelos. En estos momentos estamos comenzando un trabajo de articulación para que podamos presentar una serie de programas para ir en ayuda de esos sectores que son más vulnerables en el tema de disponibilidad de agua. Y en el tema bajo riego hay que seguir con la línea de inversión, tecnificar estaques acumuladores, también el tema de embalses, donde hay un trabajo que tiene que hacer Obras Públicas. Estamos con la idea de reactivar una inversión fuerte, que es el hídrico, porque si no tenemos agua, es muy poco lo que podemos avanzar en el desarrollo productivo».

Parece que invertir fuerte en el tema hídrico es la consigna…
«Invertir fuerte, claro, pero ser muy eficientes en utilizar los recursos, que son limitados y porque hay mucha demanda de los regantes. Pero tenemos que ser estratégicos en ver cómo vamos avanzando y cooperando en el desarrollo e implementando esta infraestructura de riego»

Muchas ganas y recursos limitados, ¿se puede conjugar algo bueno ahí?
«Hay que ser muy proactivo, creativo y hay que hacer las alianzas público-privado, donde no nos vamos a cerrar a que el sector privado nos apoye en ciertas instancias, dado que ellos también tienen la disponibilidad profesional, de conocimiento técnico, por lo tanto tenemos que trabajar mancomunadamente con ellos».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre