«Más de 7 mil niños están fuera del sistema escolar en la región de Coquimbo»

0
344

La directora ejecutiva de Súmate, fundación perteneciente al Hogar de Cristo, estará este jueves en un seminario que abordará la realidad de la exclusión educativa. Asegura que esta problemática está relacionada con sectores de mayor pobreza y se puede encontrar, por ejemplo, «en Tierras Blancas, Coquimbo, y en Las Compañías, en La Serena, sumando un número cercano a los 4.352 jóvenes»

Liliana Cortés es asistente social y directora ejecutiva de Súmate, fundación perteneciente al Hogar de Cristo, que administra cinco Escuelas de Reingreso -cuatro en la Región Metropolitana y una en Lota, en el sur- y este jueves visitará la región para abordar la realidad de la exclusión escolar en un seminario llamado «Modelo de Calidad para Escuela de Reingreso en Chile», que se desarrollará en el Inacap.

En ella, afirma, van a mostrar un estudio que realizaron durante el año pasado de los modelos de Escuela de Reingreso, «y que es en lo que trabajamos como fundación Súmate, una fundación que lleva 25 años trabajando con jóvenes que están fuera del sistema escolar, y que a través de escuelas o aulas de reingreso y programas socioeducativos, vamos buscando oportunidades para que vuelvan a retomar sus estudios».

Además, y lo más importante, cuenta que «buscamos que esto sea una política pública, una Escuela de Reingreso, en particular, es una escuela pequeña que está concentrada en jóvenes que están fuera del sistema escolar, entre 12 y 20 años, y en donde los chicos tienen cerca de tres años de atraso pedagógico, entonces por su edad es muy difícil que vuelvan a una escuela regular».

¿Acá en la región es mucha la deserción escolar?
«Tenemos cerca de 7 mil jóvenes que están fuera del sistema escolar, de entre los 5 y 18 años. Lo que nosotros tenemos en la región de Coquimbo es un programa socioeducativo que se encuentra en el sector de Las Compañías, en La Serena, en donde trabajamos con este tipo de jóvenes. Y claro, es una cifra importante para la región y queremos generar en este seminario una motivación y explicar de qué se trata esta temática, para poder sensibilizar a los programas sociales, a los sostenedores de colegios y a los municipales, para que puedan de esta manera tomar la alternativa de Escuelas y Aulas de Reingreso y ofrecerlas a los jóvenes que hoy están sin poder acceder a la educación».

¿Pero esta deserción se concentra en la conurbación básicamente o en lugares más apartados?
«En general esta problemática es urbana, entonces no estamos hablando de niños que se encuentran en comunas alejadas en la región, sino que es una situación más bien relacionada con sectores de mayor pobreza y exclusión social, en consecuencia la vas a encontrar en Tierras Blancas, Coquimbo, y en Las Compañías, en La Serena, sumando un número cercano a los 4.352 jóvenes».

¿Por qué comienzan a desertar estos niños y jóvenes?
«Las razones por las que los jóvenes van saliendo del sistema es un proceso, y no es que de un día para otro se levanten y digan que no irán más a clases. Acá el joven comienza a tener bajas notas, muchas ausencias, repitencias, falta de motivación, y eso se mezcla, además, con elementos familiares, en sus barrios, por lo que en ese escenario el joven no ve en la escuela una posibilidad de un espacio protector que le entregue una alternativa para salir adelante, y así se va generando esta situación de abandono».

¿En definitiva el niño abandona el sistema o el sistema abandona al niño?
«Nosotros planteamos que más que el niño abandona la escuela, acá el sistema abandona a los niños, puesto que dejamos de ofrecerles posibilidades para que retomen su trayectoria educativa, y cuando ya ellos quieren volver, lamentablemente es demasiado tarde, por lo tanto ahí debemos entrar con otras soluciones, como las de reingreso…».

Saber cuántos jóvenes son los excluidos del sistema escolar es una cosa, pero también es importante saber dónde están, ¿verdad?
«Exacto. En ese sentido existen algunos estudios, y si uno comienza a calcular la matrícula que abandona cada año, comienzas a hacer las cifras y te das cuenta de que el tema no es visible, por ello es que nos interesa ir mucho a regiones con este seminario, y no solamente dar a conocer los números y motivos de la deserción escolar, sino que también nos interesa sensibilizar de la problemática, conversar en dónde están estos jóvenes y a partir de eso buscar soluciones».

¿Ha ido creciendo este número con los años?
«Ha ido creciendo en general, y se ha ido, lamentablemente, concentrando entre los 14 y los 18 años, así que es bien relevante abordarlo a tiempo. La pregunta que uno se hace es que si este joven no está en la escuela, en dónde está, porque efectivamente tienes niños con sociabilización callejera, niños expuestos a temas de riesgo social, de los cuales después cuesta mucho poder hacernos cargo».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre