Matías Walker: «En C.D. La Serena deben aclarar vínculo de representantes de jugadores con su administración»

0
109

El diputado Matías Walker (DC), impulsor del proyecto que reforma la ley de Sociedades Anónimas Deportivas y que busca impedir que los representantes de jugadores o empresas de representación puedan ser accionistas de los clubes, responde tajante que «este proyecto ya no tiene vuelta atrás. Ya lo aprobamos en la Comisión de Deportes y hemos ido contra viento y marea, pero vamos a perseverar hasta que se apruebe. Más que temblar los representantes, espero que se dediquen a ser representantes y no ocupen a los clubes como puentes para inscribir a sus jugadores».
En su tiempo fue Unión San Felipe el club que acaparó todas las miradas cuando inscribió a varios jugadores argentinos de primer nivel, pero que no conocían ni la plaza de la ciudad. Algo similar estaría pasando hoy en día en la región, especialmente con Deportes La Serena, que después de años sin un peso y endeudados por los problemas económicos, ahora, después de la llegada de nuevos mecenas, compró en casi 600 mil dólares los derechos federativos y económicos de un joven delantero venezolano, Danny Pérez, que sin conocer ni La Recova fue cedido a préstamo a Colo Colo. En la institución han negado que exista un tercero manejando de atrás el club, que sería el representantes Fernando Felicevich.
Lo del delantero venezolano no sería el único caso en el conjunto granate, pues tal como lo señaló el diario La Tercera, al representante de Alexis Sánchez y Arturo Vidal también se le vincula con la llegada del meta ariqueño Zacarías López (20 años), que hasta hoy tiene molestos a los dirigentes de San Marcos, quienes se explican qué pasó.
En ese sentido, el diputado señala que «en La Serena deben aclarar el vínculo de representantes de jugadores con la administración o la propiedad del club, sea de manera directa o indirecta, porque además, a diferencia de Coquimbo Unido, ha sido muy cuestionado por los resultados deportivos y por las malas condiciones de sus divisiones inferiores. Lo que buscamos con esta ley que es que si un representante directa o indirectamente quiere acciones de los clubes, finalmente no podrá ser agente puesto que quedará inhabilitado».

¿Qué es realmente lo que pasa con los clubes regionales, diputado?
«En el caso de Coquimbo Unido hago una distinción, porque acá han transparentado la relación que tienen con Morales. Existe un contrato que tiene una próxima fecha de vencimiento y entiendo que la nueva administración del club sabe que no puede mantener esa relación que ha sido cuestionada por los hinchas. Ellos heredaron de alguna manera estos contratos que los vincula al señor Morales. Entienden, también, que es un contrato que no puede permanecer en el tiempo, dado además el trámite actual del proyecto de ley. He conversado mucho con los dirigentes para explicarles también este proyecto. Con los dirigentes de Deportes La Serena no he conversado, pero las puertas están abiertas. En Coquimbo sí he hablado con sus dirigentes y les he explicado el propósito de la ley. Es más. Jorge Contador fue a exponer a la Comisión de Deportes de la Cámara de Diputados».

¿Y en Ovalle con la familia Nasur?
«En Deportes Ovalle se perdió la categoría por la irresponsabilidad de la administración de la familia Nasur, por dejar de pagar cotizaciones previsionales después que lográramos construir un estadio que costó 11 mil millones de pesos. Hemos tenido casos recientes de distintos clubes donde ha sido cuestionada con mucha razón la figura de los representantes de jugadores que insisto, directa o indirectamente, participan de la propiedad de clubes, siendo que existe una prohibición expresa de la propia FIFA en el sentido que ninguna persona natural o jurídica distinta de un club deportivo puede ser dueño de los derechos federativos del pase de un jugador de fútbol»

¿Cómo regularán y fiscalizarán a los clubes una vez aprobada la ley?
«Es que una vez que sea ley simplemente los representantes no pueden participar de la propiedad ni de la administración de un club, ni directa e indirectamente y la sanción si es que se vulnera esta prohibición, es que no pueden ser agentes de jugadores, válidamente reconocidos para realizar esa labor. Cuestión que debiera ser también norma del propio fútbol profesional, de la ANFP».

¿Han tenido complicaciones para poder aprobar esta ley?
«Efectivamente no ha sido fácil avanzar en este proyecto de ley, ya que hemos tenido una oposición decidida por parte de la ANFP. Salvo algunas cosas como las comisiones de hinchas, donde estaban de acuerdo en establecerlo de manera voluntaria y que nosotros establecimos de manera obligatoria, pero en general ha habido mucha reticencia en que podamos avanzar en este proyecto. Lo lamento, porque ellos debieran ver este proyecto como una oportunidad para recuperar la legitimidad del fútbol y no como una amenaza».

Claramente esta idea nace para evitar justamente todos los conflictos que se están viendo en los clubes profesionales, ¿verdad?
«Justamente el objetivo de la discusión fue para buscar métodos de fiscalización y regularización y así terminar con los conflictos de interés al interior de los clubes deportivos. Lo que vimos es que la Ley de Sociedades Anónimas, que en un principio se había aprobado con el objeto de tener una administración financiera responsable de los clubes deportivos, había perdido su legitimidad social, porque se adoptaban decisiones al margen de los hinchas. Además, se producían situaciones como lo que ocurrió en Wanderers, donde llegó un mecenas como el señor Ibáñez, que colocó mucho dinero, ilusionó a una ciudad y después retiró su capital. Algo similar en Deportes Concepción, donde fue sancionada toda una ciudad por el hecho de que se transfirió la propiedad del club y todos los derechos federativos a una corporación relacionada y a un representante de futbolistas…»

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre