Matronas llaman a futuras mamás a que se atiendan en recintos médicos

0
140

Esto, porque han detectado cierto temor a un posible contagio con el Covid-19. Mónica Rojo, presidenta regional del Colegio de Matronas y Matrones, asegura que «independiente del contexto, la opción más segura para la madre y su recién nacido es un hospital».

Las mujeres embarazadas están en alerta debido a la rápida propagación del coronavirus. Por eso, por el temor de un posible contagio, muchas en sus últimas etapas de embarazo se preguntan: ¿es más seguro realizar el parto en casa?

Consulta que en la región «no hemos tenido», asegura Mónica Rojo, presidenta regional del Colegio de Matronas y Matrones y encargada del programa salud sexual y reproductivo de la comuna de Coquimbo.

No deben tener miedo

Sin embargo, reconoce la profesional que «sabemos que en la ciudad de La Serena -en el mes de febrero- hubo uno, entonces hacemos el llamado a pensarlo bien antes de tomar esa determinación, ya que lo más seguro es ir a los establecimientos hospitalarios».

Rojo es enfática, y dice que el parto en un centro médico resulta ser, independiente del contexto, la opción más segura para la madre y su recién nacido.

Por lo mismo, destaca que «si una embarazada quiere consultar por cualquier tipo de síntoma, existe por ejemplo en el hospital de La Serena una entrada especial -por Anfión Muñoz-, lo propio en el hospital de Coquimbo, donde están las camas esperando con profesionales del mejor nivel. En este sentido, las mujeres no deben tener miedo, tampoco deben atender sus partos en el domicilio, como dicen algunas personas que hicieron el llamado, diciendo que es más seguro. Eso no es efectivo, puesto que no solamente se puede tener riesgo en el momento del parto, sino que también podrían tener más riesgo de infectarse con este virus…».

Otro punto importante, destaca Rojo, es que de tener el parto en la casa, el recién nacido no va a recibir en forma inmediata sus vacunas, «y todas aquellas prestaciones que les corresponden a su edad, así que quiero entregar un mensaje de tranquilidad a las mujeres, que en la región de Coquimbo, tanto la atención primaria como los hospitales, con todos los esfuerzos que eso ha significado para todos quienes estamos involucrados, están preparados para recibir a las mujeres como corresponde, con horarios preferenciales, con lugares por donde ellas puedan ingresar, y donde ojalá no haya personas más que ellas, sino que sean exclusivas…».

Respecto al parto ocurrido en el mes de febrero, manifestó que «es una información que no tengo cómo comprobar, pero lo sé porque la madre fue con el recién nacido a un establecimiento a solicitar que le colocaran sus vacunas al momento del nacimiento, por tanto es una información que vamos a solicitar…».

Si es antiético o no que una matrona asista a un domicilio particular, como habría ocurrido en este caso, planteó la dirigenta que «no es antiético, pero hemos avanzado tanto en este tema que es como retroceder casi 60 años, pues la profesionalización del parto es algo que ha sido importante, dado que ha permitido disminuir las tasas de mortalidad, tanto de la madre como del recién nacido».

No se olviden

Desde Santiago, la presidenta nacional del gremio, Anita Román, hizo un llamado al ministro Jaime Mañalich, emplazándolo a que «no se olviden de las embarazadas en esta pandemia».
Su llamado, asegura Rojo, «nos involucra a todas las presidentas regionales el país, así que este llamado también lo hago yo a las autoridades, pues ellos lo invisibilizan, no porque no las consideren, sino simplemente porque nunca, en ninguna catástrofe, han sido consideradas. Sin embargo, es importante destacar que la salud sexual y reproductiva sigue igual, pues las mujeres se siguen embarazando, siguen teniendo guaguas, por tanto sigue existiendo esa necesidad de las mujeres de regular su fertilidad, de ir y controlarse y pedir métodos anticonceptivos…».

Si bien hoy no está demostrado que la embarazada tenga más riesgo de contagiarse con el virus que otra persona, lo que sí aclara Rojo es que si se llega a infectar «el riesgo es importante, dependiendo de la edad de gestación en que se encuentra la embarazada. Porque no es lo mismo un contagio en el primer trimestre que en el segundo, o en un embarazo de término».

Como presidenta regional, Mónica Rojo hace un llamado urgente para que se validen los protocolos y así tener un lineamiento claro en todo el país para trabajar con la población objetivo, «aunque esos lineamientos el ministro no los ha firmado, y nosotros queremos, y debe ser así, pues debe existir un lineamiento claro para que no ocurra lo que está pasando en Coquimbo, donde se hace una cosa, en La Serena otra cosa, seguramente en Ovalle, en el sur, en el norte, donde se hace lo que cada uno cree que deba hacer».

Por lo pronto, avisa que la atención que se requiere es para las «embarazadas, puérperas, los recién nacidos, las mujeres que necesitan métodos anticonceptivos, ya que hoy los protocolos que se hacen son para personas con Covid negativo o Covid positivo, y donde está esta población. Debo resaltar a la mesa técnica, pero no ha sido fácil que incluyan estos aspectos, que son importantes en la salud sexual y reproductiva».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre