Pena de hasta 540 días de presidio menor en su grado mínimo para los «callejeros»

0
301

La Fiscalía está recibiendo todas las denuncias que dicen relación con faltas penales y delitos que se cometan en este estado de emergencia por catástrofe. El fiscal regional, Adrián Vega, explica que la norma sanitaria dictada por el Ministerio de Salud establece una serie de restricciones, como cuarentenas en horario nocturno, que violarlas conlleva sanciones monetarias e incluso hasta 540 días de presidio menor en su grado mínimo.

El gobierno, a fines marzo, decretó toque de queda en todo el territorio nacional tras la severa crisis por la que atraviesa el mundo debido al Coronavirus. La medida está vigente en todo el país, y se espera que sea por un largo tiempo.

El toque de queda, como definición, es la prohibición o restricción, establecida por instituciones gubernamentales, de circular libremente por las calles de una ciudad o permanecer en lugares públicos, debiendo estar los habitantes únicamente en sus hogares, salvo excepciones de necesidad o urgencia.

Actualmente, la prohibición de circular comienza todas las noches a las 22:00 horas y termina las 05:00 del día siguiente, e incumplir la normativa conlleva sanciones monetarias e incluso presidio.

CAMBIOS EN
LOS DELITOS

Para entender a que se exponen las personas al no respetar el toque de queda, conversamos con el fiscal regional Adrián Vega, quien en relación al estado de excepción explica que «el comportamiento de los delitos en estado de contingencia, efectivamente hemos notado que ha variado, si hago un contrapunto con el estallido social, ahí bajaron los robos en lugares habitados, los robos con intimidación y con violencia, pero los mismos números se fueron a robos en lugares no habitados y receptación de bienes, se trasladó el fenómeno».

HAY MÁS ESTAFAS

«En esta contingencia también podríamos pensar, por las estadísticas, que ha variado el comportamiento delictual, han bajado un poco los ingresos y se han denunciado más estafas, fraudes con tarjetas de crédito y otros de carácter económico, además de los robos en lugares habitados, porque la gente está en casa, y el riesgo que vaya gente a asaltar una casa porque está vacía, ha bajado», agrega.

Consultado por los delitos de toque de queda, enfatiza en que en el estado de catástrofe es distinto al estado de emergencia que había en octubre, «ahora es por una contingencia sanitaria y cambia radicalmente el tipo de sanción que puede aplicarse en lo que se llama toque de queda, que no es propiamente tal eso, porque uno se queda con ese concepto relacionado al orden público».

«En este caso, los decretos que han establecido estas restricciones nocturnas de la libertad circulatoria, la han llamado aislamiento, en el fondo, es una cuarentena parcial en horario nocturno y eso tiene incidencia en la sanción, porque un toque de queda para orden público tiene una expresa sanción en una falta penal», señala.

NO ES UNA FALTA PENAL, ES UN DELITO

«Cuando nos vamos a la emergencia sanitaria, hay un artículo del Código Penal que indica que ya no es una falta penal, es un delito penal, y sanciona con penas de presidio menor en su grado mínimo o multa de 6 a 10 UTM, mientras en la falta por el orden público va de 1 a 4 UTM».

Baja en denunciaS POR delitos comunes

Respecto al delito común, como robos en lugares no habitados, o el clásico «lanzazo», el fiscal regional señala que «se conocen cuando son detenidas las personas en flagrancia, y efectivamente, si hablamos de personas que cometieron el hecho en el momento y fueron detenidas por las policías, han disminuido notoriamente los detenidos». «Esto podría indicar que la comisión de esos delitos también ha bajado, porque está más complejo ingresar a una casa si es que la gente está habitándola y hay menos espacios para cometer ese tipo de delitos», enfatiza.
Vega puntualiza en que lo que sí ha ocurrido son los robos en lugares no habitados que se ha denunciado no en flagrancia, «nuestra estadística indica que las denuncias han bajado, pero no en mucha cuantía», señala.

VIOLENCIA INTRAFAMILIAR

En relación a las denuncias por violencia intrafamiliar, si se compara con marzo del 2019, Vega detalla que en La Serena durante el año pasado, ingresaron 137 sin flagrancia y 29 detenidos, y en marzo de 2020 se registraron 130 casos de VIF sin flagrancia y 20 detenidos, «es muy similar, un poco más bajo en materia de detenidos… pero no significa que necesariamente hayan disminuido, sino que nosotros, para evitar atochamientos, hemos conseguido las cautelares por teléfono, las que antes se conseguían en audiencia con el imputado presente ante los jueces de garantía», concluye.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre