Plantean que nueva Constitución declare a Chile como plurinacional y que reconozca a pueblos originarios

0
103

La necesidad de que la Convención Constituyente, instancia que elaborará una nueva Constitución para Chile, tenga una cuota mínima de 10% para integrantes de los pueblos originarios, plantearon los dirigentes comunales Michael Manque Manque y Jaime Jiménez, quienes añadieron que esta medida apunta a dos urgentes conceptos que debe incorporar la nueva carta magna: plurinacionalidad y reconocimiento a los pueblos indígenas, aceptando que un Estado puede contener diversas naciones con identidades distintas.

Michael Manque, presidente comunal del Partido Radical, sostuvo que “en Coquimbo existimos una importante cantidad de personas pertenecientes a algún pueblo originario y mínimo un 13% de la población de Chile lo es. Si queremos que las movilizaciones sociales tengan pleno sentido, si aspiramos de verdad a un país más justo y democrático, que no viva los graves efectos negativos de un nuevo estallido social por abusos y desigualdad, tenemos que tener cuotas mínimas, del orden del 10% de representantes de pueblos originarios en la Convención Constituyente que elaborará la nueva Constitución, la que necesitamos con urgencia”.

Prosiguiendo con esa línea, Jaime Jiménez, encargado municipal de asuntos indígenas de Coquimbo, explicó que “los pueblos originarios somos hoy reconocidos sólo a través de la Ley Indígena como minorías para ser protegidas y tuteladas, porque no podemos tomar decisiones por sí mismos. La nueva Constitución tiene que declarar a Chile como lo que es en la realidad, como un estado plurinacional, que establezca a los pueblos originarios como lo que debemos ser, sujetos con garantías individuales, derechos colectivos y poder para tomar decisiones”.

Sobre la utilidad de los señalados reconocimientos constitucionales y la plurinacionalidad, Michael Manque precisó que éstos “sirven para definir garantías y derechos en territorios, autorrepresentación o las nuevas instituciones que necesitamos. Ser nación protegería mejor los elementos de sobrevivencia de un pueblo originario, incluyendo los recursos naturales, suelo, agua, aire, y que se pueden negociar con el Estado para lograr acuerdos, lo que no significa para nada desintegrar o dividir al país. México, Canadá, Nueva Zelanda, Colombia o EE.UU. tienen elementos de pluracionalismo, y el Estado y la democracia se han fortalecido”.

Ambos dirigentes coquimbanos reiteraron la necesidad de no posponer más estos temas, muy especialmente en el actual contexto de inestabilidad social y hechos violentos. “Este estallido, las manifestaciones, la violencia, que tanto daño hace, se terminan no con represión, sino que yendo al fondo de los problemas, con acuerdos y avances políticos, participativos y transparentes, siendo las problemáticas de pueblos originarios parte central de estas soluciones políticas. Si queremos vivir en paz, con Estado de Derecho, con justicia y equilibrio, entre otras importantes problemáticas tenemos que abordar la histórica deuda con los pueblos originarios de una vez por todas, si no, reitero, desafortunadamente volverán tarde o temprano más estallidos sociales”, finalizó Michael Manque.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre