Presuntas víctimas de Cox critican defensa a Bernardino Piñera: «Se quemarán sus manos…»

0
240

Edison Gallardo y Hernán Godoy reconocen que algunos, como el diputado Pedro Velásquez, «con sus declaraciones prácticamente están ninguneando a las víctimas de abuso sexual infantil».

La defensa del diputado Pedro Velásquez al obispo emérito de La Serena, Bernardino Piñera, seguirá otro curso. Esto, porque las diputadas Camila Rojas (Valparaíso) y Claudia Mix (Metropolitana) presentaron este miércoles un requerimiento a la Comisión de Ética de la Cámara para que sancione al parlamentario, después de afirmar que «metía la manos al fuego» por el sacerdote de 103 años, hoy investigado por una denuncia de abuso sexual cometida a un menor de edad hace medio siglo.

Sin embargo, sus palabras también tuvieron repercusión en las víctimas de Cox, Edison Gallardo y Hernán Godoy, quienes -junto a Abel Soto, otro de los afectados del ex sacerdote- han afirmado en reiteradas oportunidades que Piñera siempre supo lo que hacía Cox cuando era su coadjutor en el arzobispado de La Serena, entre 1983 y 1990.
«Con sus declaraciones prácticamente ningunea a las víctimas de abuso sexual infantil, toda vez que su único fin es congraciarse con el Gobierno para mantenerse en sus cargos de poder. Por tanto, rechazamos rotundamente las aseveraciones que hace en defensa de un proceso que todavía está en etapa de investigación», aclaró.

Y agrega que «con esto sólo logra amedrentar a futuras víctimas que quieran hablar, y por eso le aclaro al diputado que la víctima de abuso sexual habla cuando puede, no cuando quiere».

Edison forma parte de la red de sobrevivientes de abuso sexual eclesiástico y reconoce que las diputadas los están apoyando en la lucha en contra de la revictimización, «a la que nos suelen someter los diputados y autoridades, como el Presidente, que duda lo hecho por su tío, entonces esto es preocupante. En este sentido las declaraciones del diputado no sólo atentan contra la dignidad de las víctimas, sino que también entorpecen el proceso, así que estamos seguros de que se quemará sus manos y espero que la sociedad, que Coquimbo, le cobre esa factura».

La molestia radica en que «es preocupante que una persona esté más cercana de los poderes fácticos de la iglesia que de la ciudadanía, la cual lo escogió».

Donde mis ojos te vean

Hernán Godoy fue abusado por Cox cuando tenía 13 años. Y pudo denunciarlo años después, cuando lo vio dando misa y todo volvió a su memoria. Por eso, lamenta profundamente las palabras del Presidente Piñera, pero especialmente las del diputado Velásquez, pues Bernardino Piñera «es un encubridor, porque estaba al tanto y nunca denunció, sino que le decía a Cox: «Donde mis ojos te vean».

Es por ese motivo que «lamento las palabras del Presidente Sebastián Piñera, por poner en duda a la persona que denunció a Bernardino, porque su acción se contradice con su discurso empleado hace un tiempo, cuando hablaba que este tipo de delitos son imprescriptibles, pero hoy cuestiona una denuncia de hace 50 años. Pero le recuerdo al Presidente que el Vaticano está estudiando casos de hace 70 años…».

Respecto a lo comentado por el diputado en un medio regional, precisó que «todavía vemos acá en Coquimbo a defensores del encubridor Bernardino Piñera, quienes con sus palabras no solamente cuestionan el relato de quienes hemos denunciado, sino que cuestionan a todos aquellos denunciantes a nivel nacional. ¿Sabe? Nuestra voz contiene verdad, dolor, lágrimas y nuestras marcas, que llevaremos para toda la vida. Es por eso que no permitiremos que se nos cuestione por quienes no tienen moral. Defenderemos nuestra verdad, porque contarla fue un proceso de superación de quienes estamos con vida, ya que otros con estos mismos dolores optaron por dar pasos como el suicidio, sin que su verdad fuese escuchada».

Afirma que «yo he denunciado a Francisco José Cox como mi abusador cuando tenía 13 años. No obstante, existen otros responsables que pudieron haber evitado lo que me sucedió a mí y a otros jóvenes, por eso he nombrado a Bernardino Piñera como encubridor, porque él sabía de las ‘conductas impropias’, como se le llamó en ese tiempo a los abusos reiterados de Cox. Piñera estaba al tanto y nunca denunció. Bernardino, a quien con tanto cariño recuerdo, pudo haber hecho algo más y no lo hizo. Creo que en sus manos estaba la responsabilidad y la vida de tantos niños que creímos ciegamente en Dios y sus representantes».

Sigue creyendo que haber retirado la placa con el nombre de Bernardino Piñera de la plazoleta al interior de la Cruz del Tercer Milenio de Coquimbo, hace ya unas semanas, ha sido la mejor determinación que pudo tomar el municipio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre