“Que yo sepa, no hay deuda con la empresa Sacyr”

0
126

Ante el visible avance de cerca del 70 por ciento en la construcción de la obra gruesa del nuevo edificio consistorial de Coquimbo, ubicado en Avenida Varela entre Bilbao y Garriga, cuyo costo bordeará los $23 mil millones financiados por el Estado y el municipio, nuestro medio consultó al administrador municipal Patricio Reyes, por la cancelación de acreencias con la constructora licitada Sacyr con la que alcanzó un acuerdo de pago en octubre del 2017 por una deuda que mantenía la anterior administración municipal de $2.975 millones luego de meses de paralización de faenas por esa causa.

“Se dice que por sus obras los conoceréis y así muchos dudaban del buen desarrollo de la construcción del edificio de la municipalidad sobre lo que había muchas deudas porque estuvo cerca de un año paralizados los trabajos y así a mediados del año pasado destrabamos la situación con la empresa constructora y así logramos que se reinicirán las obras y eso se ve reflejado en el actual grado de avance que es muy positivo ya que reafirma lo que el alcalde Marcelo Pereira dijo tras el acuerdo que a fines de este año la obra gruesa más el muro cortina estaría terminado en un 80 por ciento, lo que da pie para decir que a inicios del 2019 esta fase concluye”.

Ante la pregunta por si hay alguna otra acreencia pendiente con Sacyr Reyes fue enfático en decir: “En este momento que yo sepa no hay ninguna deuda con la empresa, hemos logrado ponernos al día con eso y los pagos han estado acorde a los estados de cuenta y por eso hasta el momento todo ha estado en regla y lo que sé es que no hay ninguna morosidad por parte nuestra o del Gobierno regional con la constructora”.

Sobre la próxima etapa de terminaciones, Reyes explicó que “terminada la parte gruesa esperamos contar con el apoyo del Gobierno regional y con el esfuerzo nuestro como municipio queremos empezar el 2019 con los trabajos de terminación fina, por eso esperamos el apoyo del Consejo Regional, Core, también, ya que sabemos que requeriremos una importante cifra de recursos monetarios para concluir el edificio considerando que su costo total fue cambiando en el tiempo, primero por los dos terremotos que enfrentamos el del 2010 con un tsunami menor y el del 2015 con el terremoto y tsunami del 16 de septiembre que fue más catastrófico lo que obligó a cambiar el tipo de fundaciones del edificio por la nueva norma sísmica nacional sumado a las alzas de precios de materiales como el hierro”.

Respecto a algunas fechas para conocer la respuesta del Core a la solicitud de asignar un financiamiento por unos $4.756 millones, “estamos atentos al momento en el que el Core ponga el tema en tabla, pero ya hemos tenido conversaciones preliminares con su presidencia y los consejeros por lo que, repito, estamos a la espera de poder presentar la petición formal, pero esperamos hacerlo antes de fines de este año y tenemos la seguridad que vamos a tener esa presentación en esa fecha para tranquilidad de toda nuestra gente de Coquimbo”.

En ese sentido la autoridad remarcó que precisamente lo que el gobierno comunal busca es brindar el mayor beneficio a todos los coquimbanos y mejores condiciones de espacio para el buen desempeño de los funcionarios municipales.

“No solo los habitantes de la comuna van a tener un nuevo edificio municipal sino que el alcalde ha puesto énfasis en crear en su entorno un nuevo centro cívico, y el otro beneficio es que hoy los departamentos municipales funcionan en 53 inmuebles distintos, y cuando estén concentrados en este nuevo edificio se va a evitar que la gente tenga que andar desplazándose por distintas partes para hacer sus trámites municipales”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre