Reelecto dirigente de profesores insistirá en pago de la deuda histórica

0
73

El presidente del comunal dice que es probable solicitar a los parlamentarios crear derechamente una ley que reconozca la deuda histórica y que estipule algún mecanismo de pago a la brevedad posible, «hemos visto por años una actitud escurridiza de los Ministerios de Educación y de Hacienda de distintos gobiernos, y así hasta ahora los profesores jubilados no perciben nada y sienten una gran frustración”.

Tomás Alvarado, reelecto presidente del Colegio de Profesores de Coquimbo, trabajará gremialmente para los 1.000 docentes del establecimientos públicos de Coquimbo administrados por el Servicio de Educación Público, Slep, Puerto Cordillera, que también tiene a cargo los jardines escuelas y liceos de Andacollo.

«Primero tengo que agradecer a todo los colegas que me eligieron en las elecciones del miércoles 9 de diciembre, y gracias a esa confianza voy a trabajar con mi directorio para buscar las mejores condiciones para todos el profesorado que trabaja en los establecimiento de Slep, Puerto Cordillera, y vamos a estar enfocados en ayudar a los docentes en distintos tópicos, ya sea de índole laboral, contractual, salarial y previsional, en temas de posibles despidos, apoyándolos también en su carrera y desempeño docente y en relación a la gestión de Slep».

Puntualiza que el gremio difiere de la posición del Ministerio de Educación al programar el inicio de clases para marzo, «sin considerar, la situación de la pandemia».

«Yo no sé por qué el Ministerio, a través de las últimas resoluciones que ha enviado a las Secretarías Ministeriales, insiste en comenzar las actividades escolares el 22 de febrero, para empezar probablemente con las clases presenciales a contar del 1 de marzo… Entonces, yo digo que acaso el Ministerio ignora que está el Decreto con Fuerza de Ley N° 295 de octubre del 2010, que plantea que los seremis de Educación, en participación con los directores, los docentes y las comunidades educativas, tienen la facultad para acordar una fecha de inicio de clases, viendo la pertinencia y la realidad de cada región, considerando, por ejemplo, esta catástrofe sanitaria como es la pandemia del Covid-19».

La postura del Magisterio es no retornar -por el momento- a clases presenciales, privilegiando el sistema de clases online, que ya es manejado de buena forma por el alumnado y el profesorado.

«El Colegio de Profesores de Chile mantiene su postura de clases online para proteger a los alumnos y a los docentes, además que también se les hace un daño al acortar el periodo de vacaciones, considerando que los profesores deben retornar a planificar el año el 22 de febrero».

Anunció que solicitarán «en este mismo mes, una reunión con el seremi de Educación y con los encargados de Slep, para hacer una calendarización consensuada y que minimice los riesgos sanitarios».

Respecto de posibles desvinculaciones en la planta docente administrada por Slep, Alvarado dice que esperan que no vuelva a surgir una política de despidos como ocurrió el año pasado en Coquimbo. «Hasta la fecha ningún docente colegiado me ha dado cuenta de algún problema con sus contratos o que les haya llegado una carta de despido en el último tiempo, y por eso prontamente vamos buscar dialogar con Slep para evitar más desvinculaciones, considerando que como país enfrentamos una situación complicada en lo económico producto de la pandemia, recordando que a pesar del apoyo del Magisterio, cerca de 21 profesores quedaron sin trabajo en esta comuna, por lo que se requiere que todas las partes siempre tengan un diálogo lógico y con argumentos legales, aunque nuestra preocupación ahora está enfocada en los colegas de sectores rurales».

Respecto a un reclamo permanente del Magisterio, como es exigir el pago de la Ley 3.551 de 1981, llamada la deuda histórica, por el traspaso de los establecimientos de educación pública a los municipios, afectando a 84 mil profesores en todo el país, de los cuales más de 14 mil ya están fallecidos.

«La deuda histórica es un tema muy complicado que nuestra directiva nacional, al igual que las distintas dirigencias regionales y comunales, siempre han priorizado para dar una solución a los montos adeudados a muchos colegas, y así desde el retorno a la democracia los distintos gobiernos que han pasado hasta el actual han hecho un omisión, yo creo que criminal, de esta deuda, ya que todos los años siguen falleciendo profesores sin poder recibir el dinero que les corresponde, el que le ayudaría a mejorar su miserables pensiones, que en muchos casos no superan los $ 200.000».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre