Ricardo Cifuentes: «Entrega de cajas ha sido un proceso poco transparente»

0
113

El politico DC lamenta que los recursos fueran entregados por
el Gobierno Regional, como no ocurrió en otras regiones del país: «Parece que acá no se da ninguna pelea y las instrucciones de Santiago son las que hay que llevar adelante sin discutirlas mucho…».

El ex intendente y ex subsecretario de Desarrollo Regional, Ricardo Cifuentes, ve con preocupación la situación que se ha dado con la entrega de cajas de alimentos en algunas comunas de la región para palear las necesidades de muchas familias por culpa de la pandemia del coronavirus.

Principalmente en aquellos sectores en donde aún la colaboración no llega, «cuando se dijo que era una ayuda inmediata», responde en tono de molestia.

Y claro, pues para él, la entrega de alimentos «ha sido bastante enredada, y cuando uno conversa con los alcaldes, con las distintas autoridades, se han quejado permanentemente del desorden que existe, pues en muchos casos ni siquiera se les ha avisado que llegarán las cajas y a qué sector las van a distribuir».

Si bien en algunos lugares ha sido relativamente ordenado, en otros ha sido todo lo contrario.

«Y lo dijimos desde hace tiempo, que había una forma mucho más fácil y efectiva de llegar con la ayuda. Y era haciendo una transferencia en dinero para que ellos pudieran, además, alimentar los negocios de barrios, que siempre están ahí y que de igual manera han sido afectados», señaló.

Por lo mismo, avisa que por un lado «tenemos desorden, donde no se sabrá a quién se le entregó y a quién no, y por tanto el Gobierno ha incurrido en un riesgo que no era necesario. En realidad había muchas maneras de hacerlo, pero prefirió esta, que no ha sido para nada eficiente, pues llevamos más de dos meses distribuyendo estas cajas cuando se dijo que era una ayuda inmediata. Ahí ves la inoperancia absoluta».

Entiende que en una situación como esta nadie puede negarse a recibir una ayuda, «y sería una torpeza hacerlo», pero reconoce que en varias ocasiones los alcaldes «han dicho y se han quejado sistemáticamente de que este no ha sido un proceso claro, que había muchas otras fórmulas, y que a los municipios se les cargó otro trabajo sin recursos adicionales», comenta.

Desde que partió la distribución, en el mes de junio, «todo ha sido poco transparente, por lo que he visto y escuchado», responde el ex intendente, y cuenta que «no se sabe a ciencia cierta porqué se entrega una cantidad a unos y a otros no. Escuché al alcalde de Combarbalá quejarse, por ejemplo, de que hay municipios que han recibido el 100%, mientras que hay otros municipios donde no ha llegado ni la mitad de lo que corresponde. Entonces no hay claridad en cuanto a los criterios de distribución, no se tiene claro cuánto será el número de cajas que recibirán o por qué no las han recibido. ¿De dónde vienen los recursos para pagar esas cajas? Eso tampoco ha sido claro, aunque al final se dijo que eran platas, desgraciadamente, del Gobierno Regional».

Según explica el ex subsecretario de Desarrollo Regional, en Coquimbo no ocurrió lo mismo que en Santiago, Valparaíso y Concepción.

«Al final se terminaron pagando las cajas de alimentos con recursos transferidos del Gobierno Regional, lo que no me parece adecuado».

Respecto a este tema, apuntó que «hay regiones en que el Estado sí se pudo poner, regiones en donde sí se pudo sacar la plata del Ministerio de Hacienda, pero acá en Coquimbo parece que no alcanza, y tiene que ser el Gobierno Regional el que debe sacar esos fondos, meterse la mano al bolsillo, y no el Estado como ocurrió, insisto, en otras regiones».

Su molestia radica principalmente en que «parece que acá no se da ninguna pelea y las instrucciones de Santiago son las que hay que llevar adelante sin discutirlas mucho».
En donde sí aseguró que el Estado le apuntó, aunque un poco tarde, fue en la confirmación del confinamiento obligatorio para La Serena y Coquimbo, que comenzará a regir a partir de hoy a las 22 horas.

«Me parece que por fin han acertado, aunque es una medida que debimos haber adoptado hace ya varias semanas. Pero me alegro que se haya tomado y podamos entrar en un periodo que nos permita cortar la red de infección, y ojalá para la primavera ya estar con los casos controlados. Esto, porque la primavera para nosotros siempre ha significado un renacer en el aumento de la agricultura, en la industria del turismo, por lo tanto debemos empezar a ponernos de pie una vez que hayamos pasado esta etapa. Y tenemos que asumir esta decisión, que es la que todos esperábamos, y que los alcaldes habían solicitado en varias ocasiones. Así que llega tarde, pero es mejor que llegue…».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre