Rosetta Paris: «Poner mi nombre en la papeleta no es una traición y no me siento para nada identificada»

0
129

Concejala por la comuna de Coquimbo dice que está preparada para asumir desafíos importantes y que el apoyo de su familia es clave en este camino. Asegura que «no ha caminado por la vida traicionando a la gente».

Lleva 40 años de matrimonio con Hernán Valdés, 4 hijos (3 mujeres y un hombre), dos nietos y uno en camino. Educadora de párvulo, no alcanzó a entrar en la deuda histórica de los profesores porque «llegué justo al sistema, cuando estaba el traspaso». Rosetta, DC, (61).

Su tiempo hoy lo divide en la calle, ayudando a quienes más lo necesitan por culpa de la pandemia, y en la concejalía. Pero también en las elecciones que vendrán.

Es en las calles del puerto donde se ha dado cuenta que la pandemia ha desnudado lo peor del ser humano. Pero también, buscando, ha encontrado el lado amable de las personas, «y eso me ha llenado el alma. La gente muy preocupada, por ejemplo, de cómo ayudar a adultos mayores, y también se ha visto un despertar de los egoísmos nuestros, de este individualismo que nos marcó. Creo que en Chile, después del 18 de octubre y de la pandemia, un gran porcentaje hizo un cambio en su vida. Podemos vivir con menos y las cosas materiales no son lo importante. Más fácil, y gratis, es entregar amor».

De hecho, cuenta que «generalmente con un grupo de militantes DC hemos juntado recursos, donaciones, y hemos colaborado en ollas comunes, con las medidas de seguridad y respeto hacia las personas, pues cuando uno entrega una canasta debe ser con un respeto enorme, ya que muchas veces se sufre en silencio, especialmente cuando la mujer es la jefa de hogar».

Antes de la pandemia, la elección del candidato o candidata a alcalde de la DC en Coquimbo iba a ser presencial (Rosetta Paris, Alejandro Campusano y el alcalde Marcelo Pereira) pero eso cambió. Se hará una encuesta. «Tengo entendido que esta encuesta se hará de manera telefónica y debe hacerse así, porque para eso es la democracia. Mi nombre está disponible en mi concepto de mujer, de que tenemos capacidades para asumir tareas, una visión para gobernar, y no se requiere ser joven para ser proactivo, puesto que hay que tener una madurez, un liderazgo y enfrentar con la verdad las dificultades», afirma.

Además, entiende que «no es ser enemigo de nadie tener un nombre disponible, puesto que para eso es la democracia. Ojalá hubieran muchos más liderazgos disponibles para asumir tareas, y creo que los hay…».

Esta encuesta debería ser a finales de este mes o los primeros días de septiembre, principalmente porque están los plazos legales. «Seguimos los tres, y la verdad es que no tiene que existir temor, al contrario. Yo me siento capacitada para asumir tareas y es el partido que tiene que ver ese tema».

En la edición del domingo pasado de diario LA REGION, el alcalde Pereira reconocía que se sentía traicionado, también por la política…

«No se puede hablar de traición cuando hay diferencias. Uno tiene que acostumbrarse que en democracia puede haber diferentes posturas. No puedo tratar a un camarada de traicionero porque opine diferente, y que por lo demás me parece que no es el lenguaje adecuado. Acá debe haber una autocrítica, respeto por la diversidad. Puede haber diferentes posturas y acá nadie es más bueno ni más malo, sino que somos personas que estamos disponibles para el trabajo».

Ni más buena ni más mala

«Trabajé 36 años como educadora de párvulo, y ni como docente y ahora menos en la política, he caminado por la vida traicionando a la gente».

Por eso, asegura que «no me sentí aludida -de las palabras del edil- porque creo en las convicciones, en el respeto a las personas y en la libertad para tomar decisiones. Cuando asumo la tarea de ser concejala, lo hice para trabajar por Coquimbo, no por una persona determinada. ¿Sabe? El hecho de pertenecer a un mismo partido no significa que piense igual y de la misma manera. Quizás tenemos diferentes liderazgos, pero no tiene por qué ser una traición pensar de manera diferente. Poner mi nombre en la papeleta no es una traición y no me siento para nada identificada».

Es militante de la DC desde los 17 años, «cuando en este país pocos pertenecíamos a partidos políticos, y donde dimos la batalla para recuperar la democracia, que por lo demás no significa ir a pedirle el voto a la gente, sino que ellos tengan la voluntad de elegir. Yo tengo esa política y, claro, quizás se lo digo al más cercano: oye, no te olvides de mí, pero al común de las personas no le pregunto por quién votará o que lo haga por mí, visto que eso es un respeto a la libertad de cada persona».

Es consciente de la tarea que se le viene por delante en caso de ganar. Y se siente preparada, porque «son tiempos de valentía y cuando uno ordena la casa debe poner la verdad sobre la mesa. Por ejemplo, cuánto es lo que debemos y no volver a cometer errores, como en el Edificio Consistorial, que viene hace más de 15 años y que antes costaba cinco y hoy cuesta 20 por culpa de la burocracia».

Admite que «no soy ni más buena ni más mala» y que desde pequeña aprendió el servicio comunitario, «donde éramos todos iguales. De ahí parte mi enseñanza y no tengo porque sentirme superior al resto».

Para Paris el apoyo de su familia es vital a la hora de afrontar cualquier desafío. Sin ellos, indica, no sería lo mismo. «El apoyo es clave, y les enseñé a tener su libertad, pero jamás dejar votado a sus viejos (ríe). Les enseñé a trabajar y a valorarse. Con mi marido estamos solos disfrutando un poco lo que es tener niños grandes y podemos participar abiertamente en política de la forma más sana posible, porque no estoy de acuerdo en eso de hacer juegos sucios, de sentirse perseguido. Para mí la política es un trabajo, un servicio público».

EL 10%

«Trabajé 36 años sin ninguna laguna previsional como docente, ya que mis únicas licencias médicas fueron exclusivamente cuando tuve a mis cuatro hijos, y hoy mi pensión es de 264 mil pesos. Y por eso pedí el 10%, que ya invertí en mi emprendimiento de planta».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre