Seremi: Efecto migrantes influye en tasa de desempleo

0
229

El seremi del Trabajo, Matías Villalobos, analizó la cifra del desempleo y dio a conocer que si bien han aumentado las plazas de trabajo, también lo ha hecho la gente que busca un empleo, entre ellos los migrantes. En la región hay 26.480 personas que buscan una fuente laboral, en los que se incluye una gran cantidad de extranjeros, sin detallar la cifra, pero advirtió que «ha influido considerablemente».

Este miércoles, último día hábil del mes de julio, el Instituto Nacional de Estadísticas (INE) dio a conocer la tasa de desempleo que midió el trimestre móvil de abril, mayo y junio, y arrojó que la cifra llegó a un 7%, que refleja un aumento del 0,6% respecto del trimestre anterior y una disminución si se compara durante el mismo periodo del año pasado, que marcaba un 8,1%.

La disminución en comparación con el trimestre móvil anterior fue calificado como positivo por el seremi de Trabajo, Matías Villalobos, «además cabe destacar lo que viene ocurriendo hace ya varios periodos, que es la gran generación de nuevos puestos de trabajo en la región de Coquimbo, en los últimos 12 meses se crearon 29.200 nuevos trabajos», señaló.
«Para este periodo, abril, mayo y junio, es la mayor generación de empleo desde el año 2010, donde entre las principales actividades económicas que aportaron con nuevos puestos de trabajo tenemos al comercio, en segundo lugar la construcción y en tercero la enseñanza», agregó.

La autoridad del Trabajo destacó el repunte que ha tenido la construcción, «si recordamos lo que estaba ocurriendo hace meses anteriores, donde incluso hace unos años atrás la construcción estaba perdiendo puestos de trabajo, sin embargo eso cambió el trimestre móvil anterior, donde pudimos ver que este sector aportó nuevamente con generación de empleo, y ahora la vemos como la segunda actividad económica que más aportó en puestos de trabajo en la región de Coquimbo en los últimos 12 meses, con 4.490 nuevas plazas, y eso es algo muy positivo».

De acuerdo a Villalobos, tanto la construcción como la minería son actividades económicas que empujan otras áreas, y se hacen que se activen, como los servicios y el transporte, «es un termómetro bastante bueno para una región y para el país, para poder ver si hay un crecimiento económico positivo», señaló.

«Debemos destacar que ya llevamos 19 periodos consecutivos al alza de los asalariados del sector privado, que es un tipo de trabajo más estable y de mejor calidad, es el tipo de empleo que el gobierno quiere para los habitantes de la región», puntualizó.

Respecto a la situación por provincia, el seremi detalló que en Elqui hay un 7,3% de desempleo, disminuyendo 2,4 puntos en los últimos 12 meses. En tanto en Choapa hubo una tasa de desocupación del 4,5%, marcando una cierta estabilidad con cifras que bordean el pleno empleo.

Limarí, por su parte, tiene un 7,2%, presentando un aumento en los últimos 12 meses.
«Estas cifras, más allá del porcentaje, sino que poniendo el foco en lo que ha sido la generación de empleos, el tipo de trabajo y la calidad del mismo, podemos decir que es algo bastante positivo, y como gobierno lo vemos con muy buenos ojos, nos dan claras señales que las políticas públicas que estamos ejecutando desde el gobierno regional, y en el país, están dando buenos resultados», sostuvo.

Según explicó la autoridad del Trabajo, es una situación que se está viendo reflejada en todo el país y en la gran mayoría de las regiones, «hemos tenido una gran llegada de migrantes, en años anteriores recordemos que hubo una llegada un tanto desbordada, que no había mayor control de los migrantes que llegaban, que lo hacían como turistas y se quedaban trabajando, ahora siguen llegando pero de forma más ordenada».

«La fuerza de trabajo en la región de Coquimbo aumentó considerablemente, tenemos 26.480 personas más buscando empleo, si lo comparamos con el mismo periodo del 2018, y eso lógicamente que ocasiona una alta presión laboral, puesto que la fuerza de trabajo en la región alcanza las 418 mil personas, cifras que son muy altas pero que afortunadamente se han podido mantener las tasas bordeando el 7%, debido a la gran generación de nuevos puestos de trabajo», señaló.

Según el seremi, si bien aumentaron los puestos de trabajo también lo ha hecho la cantidad de personas que busca trabajo, «por eso no ha disminuido aún más el desempleo y se ha mantenido bordeando el 7%, si tuviésemos la misma fuerza de trabajo que teníamos el año 2018, la verdad es que la cifra de desempleo sería mucho más baja».

«Ha influido considerablemente, todos aquellos migrantes que están llegando a la región, que están en búsqueda de mejorar su calidad de vida con un empleo, y eso aumenta la fuerza de trabajo y genera presión laboral», enfatizó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre