Soberanas de La Serena recorren medios para plantear sus nuevos desafíos

0
21

Desde hace cuatro días, la vida de dos jóvenes serenenses dio un giro de 180 grados, tras haber obtenido el título de Reina y Virreina de La Serena, en el marco de uno de los concursos de belleza más importantes del norte de Chile.
No sólo se trata de los premios obtenidos, o de haber vivido un mes intenso de actividades, exposición mediática, pruebas de vestuario y ensayo, sino en el desafío que deberán enfrentar desde ahora y durante un año, al representar a la comuna de La Serena.

Anahie Burgat Cádiz (22 años) aún se encuentra disfrutando de la elección que la llevó a obtener la corona de Miss La Serena.
«Fue un momento muy lindo, fue muy emocionante escuchar mi nombre y si bien han pasado varios días, aún recibo mensajes y llamados de amigos, familiares y desconocidos felicitándome», indica la joven estudiante de Ingeniería Civil Industrial, quien si bien siente necesidad de responder cada uno de ellos, se lo toma con calma, dando tiempo a que todo vuelva a la normalidad.

Misma sensación comparte Camila Ramírez Riveros (23) años, quien fue elegida como Virreina.
«Estoy muy contenta por los resultados, uno de mis mayores temores era decepcionar a la gente que me apoyó en esto, pero siento que en todo el proceso lo hemos hecho bien», señala Camila, estudiante de la carrera de Nutrición y Dietética.
Juntas se encuentran visitando diferentes medios de comunicación, instancia que utilizan para que la comunidad las conozca.

«Recién comenzamos a vivir esto, pero ya nos hemos puesto varios desafíos para tratar de cumplir durante este año», expresó Burgat. Ambas coinciden en que les gustaría trabajar en proyectos relacionados con el deporte y los beneficios de la actividad física.
En la foto, durante la visita a MI RADIO en el programa que conducen Roberto Dueñas e Inti Bonilla.
«Fue una linda experiencia, nos hicieron muchas interesantes preguntas», comentaron ellas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre