Tamara Cortés, Miss Coquimbo: «Me voy a enfocar en lo social»

0
19

16Un millón de pesos en efectivo, un conjunto de joyas elaboradas con meteoritos y piedras preciosas y un viaje a Mendoza, Argentina, son los premios para la nueva reina, Miss Coquimbo, Tamara Cortés, mientras que la Virreina de Coquimbo, Constanza Roco, obtuvo una noche en el Hotel la Bahía, una cena en restaurant Santerra, Spa y $500 mil pesos en efectivo.
Diez fueron las finalistas del certamen Miss Coquimbo que desde el 16 al 19 de septiembre se presentaron en el escenario de la fiesta más grande de Chile desfilando y mostrando todo su talento y carisma frente al público de la Pampilla de Coquimbo y el jurado.
Una competencia que contó con desfiles en traje de baño, trajes de huasa, vestimentas típicas de diversos sectores del país, vestidos de gala, baile de cueca, donde las candidatas además tuvieron la oportunidad de responder preguntas en el escenario para demostrar su desplante escénico, expresión oral y conocimientos de la comuna.
Un certamen que concluyó la noche del 20 de septiembre y que coronó a la representante de la Parte Alta de Coquimbo, Tamara Cortés Rojas como nueva soberana de la comuna quien recibió la corona de manos de su antecesora y representante del mismo sector, Juvitza Cortés.
En la instancia además se coronó a la Virreina de Coquimbo, lugar obtenido por Constanza Roco, a Miss Simpatía, escogida por sus propias compañeras que premiaron a Laisa Calderón y Miss Popularidad obtenido por votación popular que también se lo llevó Tamara Cortés.
«Me siento muy orgullosa, desde el primer momento que acá pisé me sentí ganadora, estaba con la mente optimista, siento que voy a representar a toda la mujer coquimbana y no solamente a ella, sino que yo también hago voluntariado en el hospedero del Hogar de Cristo y también soy enfermera, entonces estoy como representando a todos, especialmente a mi hospedero que son un amor y más que nada eso, aún no lo puedo creer».
La joven de 20 años señaló a LA REGIÓN que siempre se sintió una ganadora y que su preparación se basó en la confianza, optimismo y en «creerse el cuento».

«Para mí no era ninguna rival, siempre me creí el cuento, si no me lo creía yo quién se la iba a creer por mí» indicó Cortés. Un triunfo que según sus palabras no se esperaba, pero que llevará con orgulloso, «yo voy a llevar la corona bien puesta y representando a toda mi Parte Alta, estoy orgullosa de ser yo y poder representar en cualquier tipo de lugar, pero de verdad sigo insistiendo en que estoy muy contenta de llevar esta corona en mi cabeza, voy a representar muy bien a la mujer coquimbana, en especial a la mujer de toda la Parte Alta».

Una corona que por segundo año se llevó la representante de la Parte Alta de Coquimbo, ya que Juvitza Cortés, Miss Coquimbo 2016, también pertenece a ese sector, frente a eso, la nueva soberana señaló que «me parece espectacular, siempre han dicho que la Parte Alta no puede tener una reina porque no son bonitas, pero no, no es así, en la parte alta hay muchas mujeres bonitas, mujeres que en verdad son muy luchados y yo estoy representando a todas ellas».
Sus proyectos para este año como Miss Coquimbo estarán enfocados en el área social, que es que el más le gusta y apasiona, es enfermera y voluntaria en la hospedería del Hogar de Cristo, labor que dice amar, ya que tiene la oportunidad de ayudar y marcar una diferencia.
«Ahora quiero acompañar al alcalde, representar bien a la mujer coquimbana en cualquier ámbito. Tengo mucho en mente, soy muy apegada a lo social y quiero dedicarme a eso».
La nueva reina coquimbana además fue escogida Miss Popularidad, concurso que ganó gracias a la participación de la gente que votó por ella, triunfo que además obtuvo con amplia diferencia de más de mil votos con sus compañeras.
«Es muy gratificante este momento porque yo fui quien hice más campaña, siento que todo mi sector me ha apoyado demasiado, no solamente mi sector, sino que Guanaqueros y Tongoy y eso fue un gran apoyo para mí».
Con respecto a la relación con sus compañeras manifestó que «todas mis compañeras nos llevamos muy bien, por lo tanto no era algo tan competitivo, más que una competencia éramos amigas, yo consideraba a varias de ahí amigas o más hermanas podría decir, la competencia fue muy tranquila, fue una competencia de hermanas».
La coronación la realizó el Coordinador General de la Pampilla en representación del edil junto a los concejales de Coquimbo, una situación inédita que no contó con la presencia del alcalde Marcelo Pereira quien llegó al evento posterior a la coronación, situación que la soberana porteña no quiso referirse ni hacer declaraciones y prefirió omitir sus comentarios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre