TODAVÍA NO PUEDEN GANAR

0
9

cqbo

Parecía que esta vez sí se podía cantar victoria, pero no hay caso. Coquimbo Unido solo logró empatar 1-1 ayer en La Pampilla, ante un Ñublense que jugó todo el segundo tiempo con diez jugadores por expulsión de Emilio Renteria.
El primer tiempo, los aurinegros fueron claros dominadores del juego. Tenían la pelota y la administraban bien, y si a ello se le suma la temprana apertura de la cuenta por parte de Guillermo Suárez a los 2’, hacia presentir una tarde exitosa.
Balonazos largos buscando el pivoteo de Gustavo Lanaro, para el ingreso por los costados de Lapalma y Suárez  fue la fórmula elegida por el técnico Jorge Cerino, que no pudo sentarse en la banca por un castigo que se le aplicó en el Fútbol Joven.
Por ello, fue Marcelo Corrales quien asumió la dirección técnica en esta oportunidad, aunque tampoco anduvo de lo más acertado a la hora de hacer los cambios.
A los 17’ Lanaro pudo ampliar el marcador con un potente remate que se fue sobre la portería defendida por Gustavo Morandi, y antes lo tuvo Miqueas Lapalma con un tiro al arco que terminó en las manos del arquero chillanejo.
Pero no pudieron concretar. Tema que les pasaría la cuenta más adelante.
Por su parte, la visita no era capaz de hilvanar jugadas de peligro y el mediocampo parecía estéril ante el estado del campo de juego.
Carou e Ibáñez apenas tocaron la pelota y no entregaron ningún balón con ventaja a Rentería y Huerta. Esto fue minando en el genio de los futbolistas de Ñublense y fue tanta la desesperación que comenzaron a golpear.
Fue así como a los 45’ el venezolano Emilio Rentería vio la tarjeta roja por parte del juez Christian Rojas por tirar un manotazo en el rostro del defensor Diego Carrasco, cuando ya le había ganado la posición.
En el segundo tiempo, Ñublense entró con diez, pero no se notó. El técnico Fernando Díaz sumó altura y hombres en ataque, soltó los laterales y el cambio le dio frutos a los 74’ cuando tras un centro enviado desde la izquierda por Octavio Pozo, el lateral derecho Boris Rieloff logró el 1-1 con un potente remate.
Coquimbo Unido a esas alturas había desaparecido del campo de juego. Se dejó estar, cedió la pelota y con el objetivo de cuidar el resultado, desde la banca se decidieron cambios más defensivos que ofensivos.
En el último minuto, Ñublense tuvo para ganarlo con un carrerón de Sebastián Varas que frenó Claudio Calderón, sellando un 1-1 que los deja con 5 puntos en la tabla de posiciones de la Primera B, todavía como colistas.
En el siguiente compromiso, los aurinegros deberán jugar como visitante ante Cobreloa, uno de los elencos que está en la lucha por el ascenso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre