Vecinos denuncian maltrato a perros – guardias en algunos talleres

0
11

8Preocupación e impotencia es lo que sienten algunos vecinos de sectores cercanos a talleres mecánicos de Coquimbo y La Serena. El motivo: el mal estado en que se pueden ver varios de los perros que transitan por estos lugares, muchos de los cuales pertenecerían a los mismos talleres.

Norma Aguilera, vecina del sector Baquedano, en Coquimbo, advierte que en casi todos los talleres hay “perros de seguridad”, que según relata, “han sido entrenados para reprimir a cualquier extraño, especialmente de noche. Casi todos estos perros son de razas grandes, que cumplen la función de alarma, es decir, trabajan 24 horas, en condiciones de trabajo precarias, hasta que ya no aguantan más”.

“Hemos visto perros que muchas veces están amarrados, sin agua ni comida. Sabemos que es un acto cruel tenerlos así, pero solamente nos lamentamos y no hacemos nada, porque otras veces han denunciado pero al final queda en nada”, sentenció Laura Guzmán, propietaria de un local de comida en calle Libertad.

Por su parte, algunos vecinos señalaron que ya son varias las ocasiones en que reclaman a los dueños la actuación contra sus mascotas, sin embargo, han sido agredidos verbalmente, por lo que hacen un llamado a las autoridades para que busquen mejor atención para los animales y multen a los dueños por maltrato.

En un recorrido por ambos sectores, se detectó que son al menos una decena los perros que deambulan en estado de desnutrición y sarna en las cercanías de algunos talleres. Preguntamos a los propietarios de locales sobre los dueños de los animales, pero nadie los pudo identificar.

“Estos son perros que vienen de la calle, se quedan acá porque algunos mecánicos les dan sobras de comida y después no se van más”, indicó Carlos Mery, mecánico del taller de pintura Ángelo Díaz, en Baquedano, quien agregó que los perros de taller mecánico generalmente están sucios, pero que es algo normal por el entorno en que transitan.

Por su parte, Ángela Santander, veterianria a cargo del Centro de Rescate Canino del Parque Gabriel Coll, señaló que cuando reciben una denuncia de maltrato animal, van hacia el sector y se encuentran con distintas situaciones. “A veces nos dicen que el perro es de otra persona, que nunca se encuentra. Otra que se trata de perros vagos y en mucho menor porcentaje, declaran que no están en condiciones para mantener al animal, por lo que llevamos al canino a nuestro centro para su recuperación”.

“Lamentablemente las leyes no nos dan muchas atribuciones para poder actuar de mejor manera ante el maltrato animal. Sólo existe una ordenanza municipal que sanciona, pero en la práctica no tiene la misma fuerza de una condena civil o penal”, aclaró Santander.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre