Venta de autos se reactiva ante eventual nuevo retiro del 10%, pero con bajos stocks en ofertas

0
262

El fin a las cuarentenas y términos de las restricciones por pandemia prevén un mayor ritmo de comercializaciones a fines de año. El temor a usar transporte público, la facilidad para realizar ventas en canales online, la progresiva apertura de tiendas, medidas de apoyo económico y postergación en el pago de ciertas obligaciones, son las causas que esgrimen desde el sector automotriz.

¿Será signo para la recuperación de la economía regional? Lo cierto es que diversos locales están vendiendo autos como pan caliente, y eso no solo en las cifras de los vehículos nuevos, sino que también en los usados.

El cambio es notorio y evidencia la capacidad de adaptación y reacción del sector, en un año marcado por la pandemia. De acuerdo a la Asociación Nacional Automotriz de Chile (Anac) A.G., hubo un positivo desempeño durante el mes pasado, lo que ratifica que el mercado está en franca «recuperación», esto a falta de poco más de un mes para cerrar el 2020, periodo en que las ventas vuelven a subir por las celebraciones de fin de año, y por la preferencia de los consumidores por cambiar sus vehículos.

Ignacio Armas y Fernando Meneses, de Automotora Armas, cuentan que si bien la venta sufrió una baja durante los meses de pandemia -principalmente cuando el confinamiento fue total-, aun así los canales online y consultas telefónicas ayudaron a aliviar el rubro. «Nosotros pusimos carteles afuera para que nos contactaran, pero cuando se terminó el confinamiento y coincidió con el 10%, del retiro de las AFP la gente se volcó a buscar autos, estaban como locos buscando vehículos».

Relatan que si bien los consumidores venían con una idea preconcebida respecto a lo que iban a llevar, al no ajustarse esas expectativas «de todas maneras adquirían un vehículo». Ello, pues «sabían que el mercado estaba con déficit en todos lados, porque venían de otras automotoras y les pasaba lo mismo».

La apertura casi obligada a las redes sociales y comunicaciones vía Internet también facilitó los canales de venta. Sin embargo, dicen que el escenario se está volviendo a ajustar a cómo era antes, pues el público está asistiendo a los locales a consultar por unidades. «De manera presencial se pueden buscar vías de financiamiento y se hacen los traspasos, y papeles notariales. Se hacen todos los trámites acá», sostienen.

En esa automotora los stocks bajaron en vitrina, así como también en otros negocios emplazados en la avenida Balmaceda, arteria que reúne a varias salas de venta. Si en los meses antes de la cuarentena en La Serena y Coquimbo, Automotora Armas vendía sólo cinco unidades, los últimos meses se triplicó, incluso más.

«Ahora la gente ya está viendo el otro 10%, y obviamente para nosotros es favorable. Hay una escasez de autos, ya que los autos nuevos llegaban durante el mes de septiembre, y ahora se vienen para enero. Incluso la gente no está comprando vehículos dejando en parte de pago los anteriores, la gente está comprando mucho autos usados. A nosotros se nos hace difícil comprar autos nuevos para revenderlos», dicen.

Categorías como SUV, Diesel, camionetas están entre las preferidas por los consumidores. Adicionalmente, piensan, el temor de las personas a transitar en transporte público, por miedo a contagios, ayuda a generar más reservas.

Según la ANAC, durante octubre hubo una comercialización de 1.251 vehículos nuevos en los diversos concesionarios de la región de Coquimbo. La cifra es un 59% más alta que todos los autos vendidos durante el mes de septiembre, de acuerdo al informe de mercado que elabora el gremio.

De esta forma, octubre de este año se posiciona como el segundo más alto desde que se lleva registro, solo por detrás del mes de octubre de 2018.

En términos acumulados, sin embargo, el saldo aún es desfavorable, pues se han vendido 6.382 unidades, esto es un 32% menos que igual periodo del año anterior. Aun así habrá que ver cómo reacciona el resto del año, pues existen otros factores que ayudaron a mejorar el sector, como el término de las cuarentenas, junto con la apertura progresiva de locales comerciales que evidenciaron el cambio en las decisiones de compra por parte de los consumidores durante el período más estricto de las restricciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre