Advierten de un «nivel crítico de hacinamiento» en edificio donde funcionará el Gobernador

0
127

El Gobierno implementa en estos días una estrategia para que el Gobernador Regional y el Delegado Presidencial estén en un mismo edificio. A raíz de esto, funcionarios del Gobierno Regional se quejan: «Desde 2019 que hemos advertido de este tema, lo he hecho saber a nivel ministerial…», señala Náyade Aguirre, dirigenta gremial.

En las elecciones, aún por definir la fecha, además de elegir a los integrantes de la Convención Constituyente, alcaldes y concejales, se elegirán a Gobernadores Regionales. Será esta figura la que reemplazará al Intendente, junto a la del Delegado Presidencial.

Las dos administraciones estarán en un mismo edificio en calle Prat. Esto puede significar una bomba de tiempo, que bien podría desencadenar conflictos de autoridad y liderazgos, afectando el clima laboral y seguridad de los funcionarios.

Eso bien lo saben los funcionarios del Gobierno Regional de Coquimbo, especialmente la presidenta de la Asociación de Funcionarios y de la Federación Nacional de Asociaciones de Funcionarios de los Gobiernos Regionales (Fenafgore), Náyade Aguirre.

«Desde 2019 que hemos advertido de este tema, y desde mi rol como dirigente nacional lo he hecho también a nivel ministerial. Es más, ya informamos de esta situación a los 90 candidatos a gobernadores de todo el país, porque creemos que es una situación que se ha invisibilizado, pues a nivel regional y nacional existe un desconocimiento sobre los roles y la figura de las nuevas autoridades regionales», avisa.

Reconoce que en el periodo de la ex intendenta Lucía Pinto también le advirtieron sobre este nuevo escenario y que era fundamental solicitar los recursos oportunamente para garantizar, por ejemplo, «que la gente de la Gobernación Provincial de Elqui estuviera adecuadamente instalada en este edificio cuando llagara la nueva autoridad».

Aclara que «no sólo se han desdibujado cuáles son los roles que tendrá el Gobernador Regional y el Delegado Presidencial, sino que el Gobierno central ha decidido dejar a ambas autoridades en un mismo edificio. Y ahora que estamos ad portas de la elección seguramente se agudizará más el tema, dado que se están tomando decisiones para trasladar a funcionarios y adaptando nuevos espacios de trabajo de manera improvisada y fortaleciendo a la autoridad designada por sobre aquella elegida democráticamente».

En ese sentido, explica Náyade, en el GORE de Coquimbo «están tratando de hacer espacios para incorporar a estos nuevos funcionarios a las actuales dependencias, considerando que nosotros ya estamos con un nivel crítico de hacinamiento, y que incluso, cuando ocurrió lo del terremoto, afectando al tercer piso, resultó desalojado y el CORE trasladado a una casa, mientras que la División de Planificación y Desarrollo Regional a otras oficinas cercanas».

La queja de Náyade y de los funcionarios es que «cualquiera que conozca un poco el país sabe que la realidad de las regiones, en materia de infraestructura, es bastante limitada, y hoy, tanto en las intendencias como en los Gobiernos Regionales, existe un alto nivel de hacinamiento».

Por eso, advierte que expusieron este tema ante el Administrador Regional para que buscara una solución, que era iniciar, por ejemplo, «lo que sería el diseño y la construcción de un edificio que albergara no sólo al Gobierno Regional, sino que también al Consejo Regional».

Pero no se dio respuesta, «tampoco se pidió más presupuesto, y la dificultad que se viene ahora es que si bien un número importante de funcionarios estamos realizando trabajo remoto, en la práctica esto no será eterno, dado que vamos a tener que volver y mantener por un tiempo aforos mínimos en las dependencias, y eso no será posible cuando asuma el Gobernador Regional con la actual infraestructura que tiene el Gobierno Regional».

Dice que a nivel nacional también han expuesto esta situación y que no tiene que ver con un tema de estar más o menos cómodo, «que de todas formas es parte del derecho que uno tiene como trabajador, sino que también es por la seguridad de los funcionarios y de nuestro clima laboral».

Negación de dialogar

Insiste en que «faltan espacios de trabajos, y desde que asumió el intendente Pablo Herman hemos solicitado reuniones justamente por lo mismo -y también por otros temas- y que si bien se comprometió a recibirnos, esto no ha ocurrido».

Por eso cree que «no hay un ánimo de conversación y de buscar una solución conjunta con los funcionarios, sino que únicamente de imponer. Existe una negación a dialogar para buscar acuerdos con quienes somos los representantes de los funcionarios del GORE, pero también entendemos que esto obedece a una instrucción desde Santiago para que el futuro gobernador no pueda ejercer adecuadamente sus funciones, porque tampoco ha estado en la agenda del Ejecutivo avanzar a un efectivo proceso de descentralización».

En efecto, cree que prevalece la decisión del Gobierno por mantener las delegaciones presidenciales regionales en los actuales espacios y oficinas que hoy utilizan las intendencias, «según lo indicado el día 25 de marzo de 2021 por parte de la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo, María Paz Troncoso, ante la Comisión Investigadora en el proceso de Descentralización de la Cámara de Diputados».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre