Alcalde anuncia suspender Pampilla 2022 por «razones sanitarias y por la voluntad de concejales»

0
62

Un verdadero terremoto causó en la comuna la información entregada ayer por el alcalde Alí Manouchehri. El jefe comunal sostuvo que tras un análisis de las condiciones sanitarias del país y presupuestarias del municipio, se ha decidido no realizar la fiesta de La Pampilla 2022. A las razones esbozadas se sumó la pasada de cuenta a concejales de la denominada Bancada de la Dignidad quienes le dieron un «portazo» a la modificación del presupuesto para armar la fiesta más grande de Chile.

El que salió hablando por el propio Manouchehri quién en un escueto video de menos de dos minutos explica que ha pesar de haber impulsado un evento autofinanciado, con enfoque en la calidad y seguridad, la edición de este año se vuelve a suspender.

«Esto se funda en las estadísticas entregadas por la autoridad sanitaria en la Asamblea de la Asociación de Municipios de la Región de Coquimbo y a la negativa de parte del Concejo Municipal para desarrollar un nuevo modelo de gestión, que permita mantener el prestigio de la fiesta más grande de Chile y, a la vez, no generar pérdidas económicas para nuestra institución.

En la ocasión Manouchehri dio cuenta que su administración activará nuevamente el plan b para el mes de septiembre, con actividades a partir del día del niño y las pampillas barriales que debutaron durante las celebraciones patrias del 2021. Había sido la semana pasada cuando una serie de comerciantes se manifestaron en preocupación ante la incertidumbre de que sí iba a o no La Pampilla.

El jefe comunal insistió en que pretende «ser parte de la solución y no de los problemas, de no andar aportillando». En esa línea prometió ayuda directa a los presuntos comerciantes afectados.

«En virtud de la necesidad económica de nuestros comerciantes y emprendedores, así como del esparcimiento de las familias de nuestra comuna, desarrollaremos espacios para emprendedores y artistas locales, donde la familia coquimbana pueda disfrutar de las Fiestas Patrias», dijo el alcalde.

Lo cierto es que el alcalde Manouchehri suspendió la Pampilla a tres meses de su realización y con escenario incierto en el futuro en cuanto a la pandemia. Además, lo hizo sin haber tenido la negativa de la autoridad sanitaria todavía. Consultada a la Seremía de Salud señalaron que la decisión netamente es de la administración municipal, y que el gobierno no ha descartado la Pampilla ni otros eventos masivos en la zona.

El concejal Abraham Schanaiderman, lamentó la decisión de suspensión del evento de la Pampilla.

«Esto es culpa de la gente que quiere a hacer politiquería y que más adelante será castigada por la voluntad popular unos años más en las urnas. Esto es culpa de la gente que no quiso dar presupuesto, que se quieren ir contra Coquimbo, contra comerciantes que se ganan sus lucas en esa semana de La Pampilla, si acá no íbamos gastar dinero, solo era aprobar un presupuesto y un grupo de concejales simplemente se negó», señaló Schanaiderman

En tanto, el concejal del partido comunista Camilo Ruiz, comentó en sus redes sociales la publicación que hacía el municipio ante la cancelación del evento.

«El oxímoron, dentro de las figuras literarias en retórica, es una figura lógica que consiste en usar dos conceptos de significado opuesto en una sola expresión, por ejemplo: «¿Hemos decidido suspender la Pampilla, no habiendo condiciones sanitarias ni voluntad política de los concejales(…) Tanto ego hay que tener para asumir la razón y seguir culpando a quien le hizo la sugerencia?», dijo el PC.

Cabe recordar que en una acalora sesión de concejo, se le dijo que no a una modificación presupuestaria que traía una reducción de 10% en comparación a la última versión de 2019.

EL PRESUPUESTO

El equipo de Manouchehri presentó una modificación presupuestaria de $888.109.497 del evento Pampilla que serían destinados a la edición 2022. Aquella modificación presupuestaria fue rechazada por los votos de los concejales de la denominada Bancada de la Dignidad, grupo de persones independientes de izquierda, Frente Amplio y mayoritariamente del partido comunista. Así se alinearon en esta postura, Felipe Velásquez, Camilo Ruiz, Ignacio Plaza, Sonia Elgueda, Nelson Martínez y Guido Hernández.

Lo anterior provocó todo un enredo, con acusaciones fuertes del edil quien señaló que ese grupo de concejales se ha convertido en una oposición muy dura a su mandato.
«Por lo menos el alcalde escuchó nuestras sugerencias, y eso lo aplaudo. No olvidar que nosotros rechazamos el presupuesto de la Pampilla basado netamente en el tema sanitario que es preocupante, ya que todos los gráficos demuestran que iba el virus va de forma ascendente. Sabemos la tradición de este este evento y la importancia para sus comerciantes, pero lo cierto es que no están las condiciones sanitarias y además me parece que no debería ser prioridad para un municipio en ruinas llevar a cabo una fiesta de esta envergadura», dijo la concejal Sonia Elgueda.

La doctora descartó el argumento del alcalde que hace referencia a una supuesta «mezquindad política» de parte del bloque de concejales. «Para nada, lamentablemente se ha visto al alcalde en entrevistas refiriéndose de esa manera y lo descartamos de frentón. Hoy no están las condiciones económicas y sobre todo sanitaria, debemos quedarnos con eso y buscar el dialogo sin instalar estas mentiras que no nos llevan a nada. Por ahora, solo me queda festejar el anuncio del alcalde», sentenció la concejal Elgueda.

Otro que fue protagonista en aquella votación en contra del presupuesto fue el concejal Guido Hernández, quién con su voto fue clave para rechazar la iniciativa del alcalde.
«Considerando el escenario sanitario no iba en buen camino esto de organizar una Pampilla. Debemos enfocarnos ahora en activarnos en ayuda social directa en nuestra gente con esos casi 600 millones de pesos se pueden ejecutar muchas cosas», dijo Guido Hernández.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre