Alejandro Pino Uribe: «Que algunos se den vuelta la chaqueta a última hora es casi normal»

0
105

El expresidente de Renovación Nacional, y militante desde su fundación, cuenta que si se diera una fuga en su partido como está ocurriendo en la UDI para entregarle el apoyo a la candidatura de José Antonio Kast, del Partido Republicano, «no lo aprobaría» ni tampoco «lo condenaría».

Fue el martes cuando el candidato presidencial de Chile Podemos Más, Sebastián Sichel, aludió a la libertad de acción para militantes de colectividades del oficialismo.
Ni pensarlo, al día siguiente, especialmente los militantes de la UDI, se tomaron en serio la idea y firmaron su apoyo «irrestricto» a la candidatura de José Antonio Kast, del Partido Republicano.

En la región, también (la candidata a senadora Alejandra Valdovinos, el concejal de Coquimbo Mario Burlé y el exsecretario regional de la UDI, Cristian Smitmans. No así en Renovación Nacional, «al menos por ahora», cuentan al interior de las filas del partido de calle Almagro.

Para Alejandro Pino Uribe, expresidente y militante desde su fundación, «que algunos se den vuelta la chaqueta para un lado a última hora es casi normal. No debiera ser en política, pero es normal que ocurran estas cosas».

Aunque ya en RN le cerraron la puerta a cualquier tipo de apoyo a otro candidato presidencial que no sea Sebastián Sichel, quienes insistan en su aspiración de apoyar a José Antonio Kast lo harán, a juicio de Pino Uribe, «porque no terminaron de convencerse y porque los acuerdos normalmente se hacen a nivel de directivas copulares. Entonces algunas personas que son militantes comienzan a no estar de acuerdo con estas nominaciones y se desembarcan, pero esto es tan viejo como el hilo negro».

Cuenta que ocurrió en la época de los candidatos tradicionales, como Carlos Ibáñez del Campo, Pedro Aguirre Cerda y Juan Antonio Ríos, «y la verdad que era normal. La disciplina partidaria lamentablemente, a mi juicio, no existe mucho, y estas cosas de última hora cuando no se llevan candidatos que no son ciento por ciento militantes en un partido, terminan por provocar estos desembarcos».

Si se diera esta situación en su partido, del que milita desde su concepción, y antes del partido izquierda radical en la época de Salvador Allende, dice «no aprobarlo» ni tampoco «condenarlo».

Esto, porque la gente «cuando en el fondo elige a un candidato trata de elegir a alguien de sus filas, pero cuando esos partidos no llevan a alguien que tiene el ADN y la ideología que uno puede sustentar, es natural y lógico que ocurra fuga».

Como militante de la vieja escuela, cree que quienes están más ligados a ser disciplinados «son los dirigentes de los partidos, y cuando comienzan los dirigentes a cambiarse, quiere decir que no están manejando bien la situación, además que los militantes muy difícilmente son consultados, sino más bien es un acuerdo a nivel cupular. En realidad hay muchos factores que pertenecen a los dirigentes y poco a los militantes, así que siento que a los militantes hay que darles más poder para decidir de una manera directa».

La irrupción de José Antonio Kast, algo muy similar a lo sucedido en Brasil con Jair Bolsonaro y en Estados Unidos con Donald Trump, bien puede explicarse a «las propuestas que hacen los candidatos como Boric y otros que hablan en términos conocidos y con experiencia muy malas, por lo demás».

Entonces, para Uribe «la gente tiende a irse con personas que demuestran más confianza, sabiduría, tranquilidad, y que te entrega datos, cifras y propuestas que a unos les puede parecer mucho más prácticas de cumplir. Tenemos un lote de candidatos que están ofreciendo sueños, y uno cuando tiene experiencia se da cuenta que derechamente están cumpliendo, quizás de buena fe, pero uno sabe que en el pasado ya fracasaron y que no es posible hacerlo de alguna manera…».

Respecto a si Kast -que se postula a la Presidencia de la República por segunda vez, pues en 2017 obtuvo el 7,93% de los votos, ocupando el cuarto lugar de los ocho postulantes en una elección que ganó Sebastián Piñera- es el mejor representante de Chile Podemos Más para las elecciones del mes de noviembre, añadió que «eso cada uno de los electores tendrá que definirlo. Yo no lo podría señalar, porque no estoy en la directiva, no estoy en este momento en una política activa. Pero mi opinión es que soy súper disciplinado con el partido, y tampoco condeno a quienes quieren desembarcar, porque entiendo que tendrán sus razones y justificaciones».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre