Camión derriba 14 postes en Barrio Industrial y afecta a casi cinco mil clientes con corte de luz

0
166

Digno de consideración y estudios fue lo ocurrido ayer en el Barrio Industrial de Alto Peñuelas, donde un camión pasó a llevar uno de los postes del sistema eléctrico, derribándolo y, de paso, arrastrando otros 13. Insólito.

El vehículo, en una mala maniobra habría pasado a llevar una de las estructuras de fierro y cemento del alumbrado público, que a su vez, arrastró en efecto dominó a otras trece. El hecho dejó a 4.800 clientes sin suministro, quedando recién normalizado a eso de las 17 hrs.

La mayoría de las empresas del sector mandaron para la casa a sus trabajadores, por no poder operar sin energía. Algunos se las arreglaron con generadores propios.

Carabineros investiga las causas del hecho, pudiéndose establecer que el camión sufrió el reventón de un neumático segundos antes del impacto contra el poste.

Los directos afectados en el Barrio Industrial son de avenida Gerónimo Méndez con Los Carpinteros.

Según lo explicado por la Compañía General de Electricidad (CGE), antes de la medianoche de este jueves, un camión que transportaba carga a una de los locales del sector, derribó 14 postes pertenecientes a la red de distribución eléctrica y a particulares.

«Se desplegaron cuatro brigadas rápidamente, lo que permitió que a eso de las 3:30 de la madrugara se recuperara el 94% del suministro. Para la tarde nos quedó restablecer a 338 clientes, que finalmente pudieron tener el servicio pasadas las 17 horas», dijo Felipe Pardo, coordinador de comunidades de CGE.

La tarea fue maratónica y titánica. Más 15 horas de trabajo para levantar cada uno de los postes. Fueron 70 hombres los que dispuso la empresa para normalizar la situación. Incluso llegó apoyo de funcionarios de Ovalle y Copiapó.

Había caras largas en los trabajadores de las empresas. En cada fachada estaban con brazos cruzados y esperando la pronta recuperación del suministro.

«Acá tuvimos que mandar a la gente para la casa, no daba para más. Me llamó en la noche el guardia para señalarme que un camión había botado más de 10 postes. Una vez en el lugar, vimos que la magnitud del hecho no era cosa poca, así que se determinó tomar esa decisión», comentó Gonzalo Reyes, jefe de mantenimiento de Pacific Seafood.
La anterior es una empresa dedicada a la exportación de ostiones, y por ende necesita energía para una serie de maquinarias que el proceso requiere. Las cámaras frigoríficas estuvieron paradas durante todo el día, quebrando la rutina diaria.

«Es una lata perder productividad por cuestiones ajenas a uno, sin embargo, debido a la magnitud del choque uno siempre debe agradecer que no hubo daños graves, ni muertes».

«PERDIMOS EL DÍA»

En esa misma línea estaba Cristóbal Anuch, de Omega Seafood, empresa dedicada a la exportación del pez espada. Tal como el otro caso, la electricidad se torna fundamental para este sector industrial. No obstante, afirma que se alcanzó a trabajar a «media máquina», ya que contaban con un plan B que los sacó de apuros. «Tenemos un generador que nos ayudó para no perder todo el día, pero claramente acá hubo una merma importante que no podrá recuperarse».

«No sabemos si van a responder por parte de CGE, hasta ahora no hay ninguna información al respecto. Hay daños al interior de la planta que requieren reparación. Sabemos que han hecho una inagotable labor para parar el resto de los postes, pero me preocupa este que tenemos acá».

Según la información entregada por CGE, el conductor del camión sufrió la explosión de unos de los neumáticos metros antes del impacto, y en una primera instancia había intentado darse a la fuga.

Lo cierto es que el protagonista de esta historia está identificado y actualmente la empresa a la cual presta servicios fue notificada del cinematográfico accidente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre