Causa de madre e hijo illapelinos, asesinados en el norte en 2021, está prácticamente «suspendida»

0
50

Desde la comuna de Illapel, Jazmín, hermana de Ariana y tía del pequeño Orión, busca visibilizar el trágico episodio ocurrido en enero de 2021 en la región de Tarapacá, cuando ambos fueron asesinados por la pareja y padre del menor de 4 años

Este 9 de enero se cumplirán dos años del asesinato de Ariana y su pequeño hijo Orión, ocurrido en enero de 2021 en Huara, región de Tarapacá.

Ambos, «en un caso que poco ha avanzado», se queja su familia, fueron brutalmente asesinados por la pareja y padre del menor de entonces 4 años. Desde entonces esta familia, oriunda de la comuna de Illapel, busca visibilizar el trágico episodio con manifestaciones en la propia localidad, pero también en Santiago y en el Congreso, en Valparaíso.

Jazmín Bravo, hermana de Ariana y tía del niño, lamenta que «el caso no avance mucho» y que en la audiencia del mes de febrero, la segunda, la defensa pidió un complemento del informe del peritaje que le habían hecho anteriormente al imputado, dando como nueva fecha de audiencia el 28 de septiembre pasado para analizar y definir.

«Ese día el magistrado encontró que no estaban los antecedentes necesarios como para declarar su sobreseimiento, así que se le realizará nuevamente un peritaje psiquiátrico, esta vez por la entidad que corresponde, que es el Servicio Médico Legal de Santiago. Pero hay que esperar que haya un cupo disponible, y como la defensa se opuso al traslado verán la opción de que los profesionales se dirijan desde Santiago a Iquique, a la cárcel de Alto Hospicio donde está detenido».

Mucha rabia

Hace un año y ocho meses el reclamo de esta familia no se limita sólo a la triste pérdida de dos de los suyos. Lo que ellos piden a gritos es Justicia. Así, con mayúsculas, y que se castigue al autor con todo el peso de la ley.

Por ahora, cuenta Jazmín, solo han tenido que lamentar lo lento del proceso.

«Quedamos con mucha impotencia al ver cómo se van dando las cosas al cumplirse casi dos años, pues vemos que la causa no avanza y se encuentra prácticamente suspendida. No sé si la palabra es negligencia, pero creemos que este informe psiquiátrico debió haberse hecho al comienzo del proceso por el Servicio Médico Legal, y que fue lo que pedimos desde un principio.

En el fondo, Jazmín y sus hermanos dicen sentirse a la deriva, «pues seguimos en una espera que de verdad ha sido larga. Ahora el examen debe hacerse en Santiago, y entenderá que allá llega la mayoría de los casos, entonces debemos esperar recién por un cupo, además del traslado, que no sabemos si será de los profesionales o de este tipo».
A la fecha han tenido tres audiencias, todas de manera remota, «pero con una impotencia tremenda, principalmente para mí, que soy la persona que está siempre representando a la familia».

Lo que más lamenta Jazmín es que «todavía no existe una decisión clara, todo es espera y no es un caso cualquiera, sino que es un hecho horrible, con la muerte de una madre y su hijo. Sabemos que la justicia funciona de esta manera, pero por qué debe ser así, más cuando de por medio hay un menor. Y si esto no termina es difícil para nosotros dar un paso como familia y tratar de sanar, de cerrar esta situación».

Jazmín reconoce que «la incertidumbre los afecta», más todavía cuando «debemos exponernos y no solo verle la cara a este asesino en cada audiencia, sino también ver como la justicia protege más a este tipo en vez de entregarnos una solución clara. Esto es como una burla, y reitero, no sabes la impotencia que tenemos porque es lo que se debía haber hecho desde un principio -el examen- y recién hoy a un 1 año 8 meses lo hacen. Es horrible todo esto, es muy indignante».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre