Chofer denuncia presuntos malos tratos, amenazas y hacerlo cumplir funciones que no corresponde de parte de la gobernadora Naranjo

0
144

En un informe firmado por Eduardo Torres Plaza, conductor del Gobierno Regional, dirigida a distintos jefes de divisiones, se evidencia que la gobernadora regional Krist Naranjo habría cometido una serie de faltas administrativas y funciones que no corresponden como mandar a buscar al hijo de la autoridad a la universidad, pasar a un supermercado en un vehículo fiscal, no respetar las leyes del tránsito, entre otras irregularidades. Acciones generaron una crítica transversal.

En estos casi 10 meses de gestión, la gobernadora regional Krist Naranjo sigue cometiendo una serie de «errores no forzados», como no firmar el decreto de defensa del pisco o de los vehículos de Carabineros en su momento, además de malos tratos hacia dos periodistas, quienes se terminando cambiando de funciones o incluso con la escolta de la PDI, que duró apenas un día en el cargo.

Ahora, se suma una nueva denuncia de parte del conductor del Gobierno Regional, Eduardo Torres Plaza, quien mediante una carta dirigida a Mauricio Fuentes, jefe división administración y finanzas, Diego Herrera, encargado de administración y María Paz Véliz, jefa de operaciones, donde detalla una serie de eventos de los cuales fue parte.

«Por motivos de varias situaciones vividas durante la conducción a la señorita Gobernadora Regional y que algunas no corresponden a la ley y a los reglamentos vigentes de uso de vehículos fiscales y valores institucionales he decidido realizar este informe» comienza la carta del funcionario.

En el documento, señala que el día 16 de febrero, la gobernadora regional, encontrándose con reposo en su domicilio por licencia médica, lo llama por teléfono y le solicita que le vaya a comprar unos medicamentos a la farmacia en el vehículo fiscal, «al encontrarme en mi domicilio, ya que fui despachado por seguridad por el tema del COVID y debía estar atento al llamado en caso de algún cometido funcional, di aviso vía WhatsApp a operaciones de la petición de la gobernadora para usar el vehículo fiscal, ya que este solo es para uso de cometidos funcionales y no para uso particular».

«No se usó el vehículo fiscal, pero si fui en mi vehículo particular para dar cumplimiento con lo solicitado por la señorita Gobernadora Regional» añade.

En otra ocasión, el 23 de febrero, la gobernadora regional le ordena que dirija a su domicilio en el vehículo fiscal a buscar unos medicamentos olvidados.

El pasado 10 de marzo, cuando iban a la asunción del Presidente Boric, a eso del mediodía en el sector de Los Vilos, le ordena parar en estación de servicio para pasar al baño, en donde aprovechó de cargar combustible al vehículo, «mientras realizaba la tarea, llega la señorita Gobernadora y molesta con tono de voz elevado me dice que debía estar atento ya que tuvo que caminar desde el lugar de ventas del Pronto Copec con un café en la mano, hasta el lugar de llenado de bencina y había mucho viento y le llegaba en la cara el agua de los vehículos que estaban lavando, le expliqué de manera caballerosa y respetuosa que no podía moverme porque el proceso de llenado de combustible aun no terminaba».
«Este momento fue bastante incomodo ya que no tengo porque estar aguantando malos tratos por cuidar el trabajo» señala el conductor.

Ya de vuelta de Valparaíso, el día 11 de marzo, en donde debían estar en la gobernación a las 19:00 horas para el cambio de mando del Consejo Regional, a las 13:45 le ordena que antes de salir a la carretera se detenga en algún restaurant para que pudiera almorzar. Después, se reinicia la marcha cerca de las 15:00 hora, «ahí me ordena ir a una velocidad no acorde a la exigida por ley de tránsito aludiendo a que se encuentra atrasada y que por ningún motivo podía llegar tarde».

Una de las situaciones más complejas se dio cuando el conductor había pedido libre, pero finalmente tuvo que incorporarse a sus funciones, en lo que recibió un mensaje de parte de Naranjo: «Eduardo vamos a tener que analizar su situación porque yo requiero un chofer disponible a mi cargo. Y se le paga viáticos. Si no, no me sirve».

«Me siento engañado ya que cuando me entrevistaron me encontraba trabajando y me dijeron una cosa y finalmente no es así, en cuanto a horarios, horas extras y seguridad personal ya que al andar con la autoridad máxima de la región existe un riesgo mayor de sufrir alguna encerrona o agresión durante la conducción teniendo solamente para defensa propia un teléfono satelital y una radio portátil de corto alcance» concluye la misiva.

Core analiza
acciones a seguir:

Cristian Rondanelli, consejero regional, frente a estos hechos sostiene que «es una seguidilla de abusos de poder que hoy revientan públicamente, porque son un sinfín de funcionarios tanto del Gobierno Regional como externos, siendo esta última una funcionaria de la PDI que salió llorando y ahora es bastante similar».

«Es lamentable el abuso de poder hacia los funcionarios por parte de la gobernadora regional y creo que es la guinda de la torta y no podemos seguir permitiendo como región de Coquimbo que se siga amparando ella en el poder que tiene como gobernadora para los malos tratos hacia diversos funcionarios públicos» agrega.

«No podemos seguir estando ajenos a ello y el Consejo Regional ya se dio un tiempo de conocerla de más de un mes y esos son los resultados que se vieron en la última sesión donde la crítica ya es transversal, no es un tema político como siempre lo quisieron poner… Esto es una ineficiencia de parte de la gobernadora regional con un abuso hacia un funcionario» añade.

El consejero regional Lombardo Toledo señala que «ella debe estar para el servicio de la gente, para solucionar problemas de la pandemia, la sequía, apurar las nuevas obras junto con el MOP, agricultura o viviendas, que son las carencias que tiene nuestra región».

«Algunos funcionarios pensaban nuevamente querían volver al edificio central en calle Prat, y humildemente dije que por salud mental mejor nos quedáramos, para poder evitar situaciones de autoridades unipersonales electas democráticamente y que impactan en la vida de los funcionarios del Gobierno Regional y de la Delegación».

«Una vez más se siento impactado y no quiero eso para mí región porque ya hemos perdido una década de progreso que va más allá de lo material, sino de afecto democrático y republicano… Espero que a partir de este episodio miremos la vida la instituciones otra manera» agrega.

Para el diputado Juan Manuel Fuenzalida, «la denuncia que ha hecho el conductor respecto del mal trato laboral y lo más grave que es el mal uso de recursos fiscales para usos personales, es algo que se tiene que investigar donde la Contraloría va a tener que iniciar el respectivo procedimiento porque aquí se está gastando plata de todos los chilenos en cosas que no corresponden».

«El vehículo que tiene la autoridad regional es para funciones oficiales y no para particulares, me parece que sigue sin entender que ella cumple una labor como jefa del Gobierno Regional y no para su interés particular, así que espero que está investigación se haga lo antes posible» culmina.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre