Condenan agresión de familiares de paciente a trabajadores del Hospital de La Serena

0
113

En diciembre de 2019, la Ley 21.188 modificó el Código Penal con el fin de proteger a los funcionarios de los establecimientos de salud y educación, aumentando las penas para quienes provoquen hechos de violencia.

Autoridades de salud condenaron agresiones y amenazas realizadas durante la mañana del pasado domingo a un grupo de trabajadores de la Unidad de Paciente Crítico (UPC, conocida también como UCI) del Hospital de La Serena. Los hechos ocurrieron luego de que los familiares de un paciente hospitalizado fueran informados por el equipo de salud sobre el lamentablemente deceso del joven, quien se encontrada en estado de gravedad a causa de un cuadro agudo que lo mantenía en el recinto.

«Ingresaron por la fuerza, rompiendo algunos muebles y agrediendo al personal de turno. Se llamó a Carabineros, quienes realizaron el procedimiento de rigor y se hicieron las denuncias respectivas. Posteriormente, este lunes se presentó la denuncia ante Fiscalía por el delito de lesiones y amenazas», explicó Sergio Ansieta, abogado jefe del Departamento de Asesoría Jurídica del Servicio de Salud Coquimbo.

En tanto, Iván Marín, director (s) del Hospital de La Serena, afirmó que «de ningún modo esto puede ser aceptable, no podemos normalizar las agresiones, tampoco la violencia verbal. Esa forma de relación no es la que nos permite entendernos o construir. Por el contrario, es un serio obstáculo para generar la necesaria confianza que espera tener siempre una institución de salud con su comunidad. Dentro de las primeras acciones, los funcionarios presentaron una denuncia en forma individual, y en el momento de los hechos concurrió Carabineros. Adicionalmente, el hospital presentó una denuncia por las amenazas que recibieron los funcionarios y está preparando también una querella para presentar en los Tribunales de Justicia».

Resulta fundamental recordar que, en diciembre del año 2019 se dictó una nueva ley que modificó el Código Penal y que busca proteger a quienes son víctimas de hechos como estos, aumentando las penas para quienes causen agresiones a funcionarios de la salud y de establecimientos educacionales.

«Hoy en día hay numerosas personas que han sido condenadas por estos delitos, de hecho, en las últimas semanas dos fueron inéditamente condenadas en Salamanca por este tipo de causas. Lo ocurrido es un hecho del todo repudiable y es condenado por las autoridades del hospital y del Servicio de Salud Coquimbo. Se ha agredido a funcionarios públicos que estaban prestando sus servicios a la comunidad, y por ello no sólo hemos iniciado las acciones legales pertinentes ante la Fiscalía, sino que además esperamos que sean condenados con el máximo rigor de la ley», destacó el jefe de Jurídica del Servicio de Salud.

Además, Ansieta sostuvo que «es sumamente importante que la comunidad sepa que las personas que agreden a personal de salud van a ser condenadas con el máximo rigor de la ley. Las agresiones a los funcionarios no van a quedar impunes, nosotros, como Servicio de Salud Coquimbo, nos vamos a encargar de seguir todos los procesos para que sean sancionados».

Medidas adoptadas
ante lo ocurrido:

Ante la agresión, el Hospital de La Serena implementó una serie de medidas para fortalecer la seguridad del establecimiento, tales como aumentar la vigilancia del perímetro mediante cámaras, el refuerzo del personal de seguridad y reuniones con los gremios de la salud del recinto asistencial. Por su parte, el Servicio de Salud Coquimbo coordinó una reunión con Carabineros y la Delegación Presidencial para este miércoles, con el objetivo de abordar el tema y realizar prontamente nuevas acciones ante lo ocurrido.

«Es inaceptable para los funcionarios, para la dirección del hospital y para cualquier institución de estos tiempos, en que nos consideramos vivir en una sociedad civilizada. Una vez conocidos los hechos, concurrí al hospital para tomar una serie de medidas a efecto de generar un entorno donde los funcionarios pudieran seguir desarrollando su labor, porque la tarea de una Unidad de Cuidados Intensivos es permanente y sus pacientes se encuentran en riesgo vital, por ende, los funcionarios están dedicados completamente a su cuidado», finalizó Iván Marín.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre