Conductor del MOP admite que no vio a ciclista al momento del accidente

0
120

En la primera declaración prestada a Carabineros, el funcionario declara que no se percató de la presencia de Nicolás Castillo, quien circulaba en bicicleta por la Ruta CH41 (D41), lo que tuvo como consecuencia la muerte del joven de La Calera. Esto, podría ser un indicio de una conducción negligente o imprudente, ya que el copiloto afirma que él sí pudo ver a la víctima.

Bastante oscuro se vislumbra el panorama para el conductor del vehículo del MOP, quien el pasado viernes 16 de febrero, impactó a un ciclista, el joven Nicolás Castillo de 31 años, oriundo de la comuna de La Calera, en Vicuña.

El siniestro se registró cerca del cruce que une –precisamente-La Calera con el Pueblo de Pelícana, en la Ruta CH 41 (D41), a eso de las 06.00 de la mañana y tuvo como consecuencia la muerte instantánea de la víctima producto de la gravedad de sus lesiones.

Las dos artistas

A partir de este episodio se abrieron dos aristas investigativas. La primera, tiene que ver con el proceso administrativo del cual ya está siendo objeto el conductor de la camioneta, un empleado público de la Dirección de Vialidad, y, en segundo término, está la arista judicial donde las acciones legales tanto penales como civiles están a punto de presentarse con el patrocinio del abogado Carlo Silva. Lo que se tiene contemplado en este ítem es una demanda civil contra el Ministerio de Obras Públicas, y una querella criminal por cuasi delito de accidente de tránsito con resultado de muerte dirigida al conductor del vehículo.

El proceso
administrativo

Desde el MOP también quieren esclarecer los hechos y han tomado medidas a nivel interno, dando inicio a un sumario administrativo. Así lo señalaron a Diario La Región. «Como Ministerio de Obras Públicas, a través de la Dirección de Vialidad, se están adoptando todos los procedimientos establecidos para un caso como este, incluido el inicio de un sumario administrativo para determinar la responsabilidad administrativa que pudiese tener el funcionario involucrado en este lamentable accidente», puntualizaron desde la Seremía de Obras Públicas Coquimbo.

El procedimiento a nivel administrativo avanza, y se van conociendo detalles que complican al conductor de la camioneta, como, por ejemplo, que no tenía los permisos para transitar por dicha carretera, ya que en su «cometido de servicio» este automóvil, no consideraba la comuna de Vicuña, lo que es una «infracción grave» para un funcionario público.

Pero esto está en proceso de sumario, y las responsabilidades administrativas pronto se dilucidarán.

Tema judicial

Consultado, el abogado Carlo Silva, remarca que la situación administrativa no tendría ninguna incidencia en el proceso penal, el cual avanza por un carril diferente, y en ese plano se preparan las querellas y demandas.

En este aspecto, lo que sí podría incidir es la declaración inicial que hace el chofer y el copiloto, tras el accidente. Diario La Región tuvo acceso exclusivo al documento donde realizan el primer relato. En él, el chofer afirma que no pudo ver al ciclista debido a las condiciones climáticas, sin embargo, el copiloto declara que sí pudo verlo. En este punto, se desconoce porque quien iba al volante y debía ir más atento a la ruta no fue capaz de darse cuenta de la presencia del joven.

Según consigna Carlo Silva, «esto podría dar cuenta de una conducta negligente y descuidada por parte del chofer, lo que constituye una infracción a la ley del tránsito», declaró el abogado.

La familia

Tal como lo señaló la familia en su momento, ellos no tienen dudas de que el que no haya visto a Nicolás, se debería a la conducción imprudente debido, según dicen, «al exceso de velocidad». Sin embargo, aquello debe ser esclarecido por la SIAT (Sección de Investigación de Accidentes de Tránsito) de Carabineros.

El «Pollo»

Recordemos que el joven fallecido era muy conocido en el pueblo de La Calera y, de acuerdo a lo que cuentan sus amigos, su vida y la de su familia no había sido fácil. Una temprana separación de los padres hizo que tuvieran siempre serios problemas económicos, pero de alguna manera lograron salir adelante, tanto Nicolás como sus hermanos.

El Pollo, realizó sus estudios en el internado Federico Barnes, de la localidad de Marquesa, y una vez que salió, lamentablemente no tuvo la oportunidad de estudiar, por lo que durante todos estos años subsistió realizando trabajos esporádicos.

Tenía una pareja, con la que pasaba la mayor parte del tiempo y con quien se proyectaba. Según sus amigos, que en su mayoría pertenecían al Club Estrella Roja del pueblo -La Calera- pese a que Nicolás no tenía hijos, sí quería tenerlos algún día con su actual polola. Todos estos sueños se vieron truncados tras el accidente que le costó la vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre