Conflicto de comerciantes gastronómicos en Guanaqueros con corte de ruta y barricadas

0
125

Cerca de treinta personas se manifestaron con barricadas a la altura de Guanaqueros, en la Ruta 5, provocando el corte de la carretera por algunas horas y la intervención de Carabineros. Acusan malas prácticas por parte de integrantes de la sociedad gremial de Mujeres Emprendedoras, que habría dejado afuera del proyecto a familias emblemáticas de la zona. Un Boulevard ligado a la venta de productos del mar, ubicado al costado de la caleta de pescadores, es la obra en discusión y que hoy mantiene tensionado el ambiente en esa localidad.

Gloria y Teresa Zambra, dos mujeres nacidas en Guanaqueros, exponían en una carta pública las razones de la manifestación ejecutada en horas de la mañana. La denuncia hace referencia a que tras años de gestiones para poder formalizar sus fuentes laborales, habrían sido dejadas de lado en los puestos adjudicados hace algunos meses en la licitación. Aseguran que en desmedro se estaría beneficiando a locatarios del rubro que no pertenecen a Guanaqueros. «María, el puesto es de las Jurelillas, no es de tu hermana, que es de Tongoy, sinvergüenza», decía una de las pancartas que se dejaron observar en la protesta.

Según el texto, hace por lo menos 30 años estas mujeres trabajarían en el lugar ubicado a un costado de la caleta, «cuyo terreno por decreto pertenecía a la Armada de Chile, ya que en ese tiempo no habían sido registrados a Bienes Nacionales. En el año 2008 realizamos un levantamiento topográfico, utilizando nuestros recursos financieros personales, el cual arrojó como resultado varios problemas para la edificación, por lo cual nosotras solicitamos diversas asesorías con profesionales, con la finalidad de mejorar el área y que quedara apto para la construcción de los futuros locales, realizando la limpieza, el relleno y la ampliación total en el terreno»

Continúan con la explicación. «Ante esto, el seremi de Bienes Nacionales dividió el total de la superficie en tres lotes, dos de ellos a favor de obras portuarias y el restante es designado al gremio de pescadores de Guanaqueros, el cual facilitó esta zona a nosotras, ya que somos hijas de pescadores y sabían que entregaríamos oportunidades laborales a las familias del pueblo».

En 2012 y gracias a las gestiones de la municipalidad de Coquimbo, estas mujeres habrían podido armar la carpeta de la sociedad, invitando a otras mujeres a ser parte del proyecto. Una de ellas fue Davina Campusano, de la ciudad de Ovalle. Al poseer los conocimientos técnicos, la mujer fue integrada a ser parte de la postulación a la concesión marítima como representante legal.

En 2014 fue ingresada la documentación a la secretaría de las fuerzas armadas, siendo aceptada y dando a lugar la creación de la sociedad bajo el nombre de Sociedad de Mujeres Emprendedoras de Guanaqueros.

«En el 2018, Davina Campusano y María Zepeda nos estafaron. Estas señoras crearon una nueva carpeta, con nuevos integrantes, designando a sus familiares directos como propietarios de los locales ya establecidos. Todo esto se realiza bajo engaños, mentiras y abusos de poder, sin dar a conocer ni pedir autorización a las dueñas de los locales, saliendo a la luz toda esta información recién dos años después. Estas señoras, al poseer una nueva carpeta, viajan a Santiago e ingresan toda la documentación bajo el nombre de «Asociación gremial de mujeres Guanaqueros, retirando nuestra carpeta de «Sociedad de mujeres emprendedoras».

Acusan que la nueva carpeta presentada por Davina Campusano y María Zepeda fue tramitada «en tiempo récord, en menos de un año», gracias a las mentiras y las influencias de «políticos corruptos».

El gobernador marítimo, Javier Cáceres, y el capitán de puerto de la localidad de Tongoy, David Zamorano, habrían enviado un informe negativo a la carpeta presentada, indicando que no se les entregara la concesión al enterarse que la nueva carpeta dejaba afuera mujeres que pertenecen al pueblo de Guanaqueros. «En abril del presente año solicitamos ayuda al Intendente regional, Sr. Pablo Herman, el cual nos indicó que recolectáramos firmas en nuestro pueblo con la promesa de ser nuevamente partícipes de la nueva concesión, ya que las mujeres estafadoras aseguraban que nosotras no éramos parte de la comunidad guanaquerina, en consecuencia nos propusimos pasar por todos sectores del pueblo, recolectando más de 3.000 firmas. Ante esto no obtuvimos ningún apoyo ni respuesta positiva de parte del Intendente regional, faltando a su palabra».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre