COSAR Coquimbo fue gran apoyo en rescates por incendios en Valparaíso

0
39

Hace más de cuatro años se creó la Corporación de Salvamento y Rescate de Coquimbo, organización que busca aportar a la seguridad de la comunidad y ser un apoyo en la respuesta temprana ante las emergencias.

Más de 110 personas fallecidas y 10 mil hectáreas quemadas en la Región de Valparaíso fue el saldo de una nueva catástrofe que sacudió a todos los chilenos. Incendios forestales que concentran la preocupación y solidaridad de todo el país. Nuestra zona no estuvo ausente de esta ayuda, por lo que se trasladaron a la zona diversos equipos especializados, entre ellos la Corporación de Salvamento y Rescate de Coquimbo (COSAR).

«Cuando llegamos a Valparaíso pudimos dimensionar la magnitud de esta emergencia. Había personas fallecidas, desaparecidas, albergues, familias que lo habían perdido todo y aún focos de incendios activos. Parecía que se estaba viviendo una guerra y nosotros quisimos aportar con nuestra experiencia y trabajo», señaló Ángelo Zapata, Primer Comandante de COSAR.

Es así, como desde el 6 de febrero un grupo de 8 integrantes de la organización fue el encargado de llevar la ayuda que recolectaron en Coquimbo y se sumaron, en Viña del Mar, a las labores de búsqueda y rescate de personas en zonas urbanas y agrestes; además de realizar atenciones de salud a damnificados y voluntarios.

«No puedes imaginarte lo que vimos y vivimos durante esta emergencia, pero, sin duda, nuestra vocación de servicio fue más fuerte y sin pensarlo mucho fuimos a apoyar en lo que podíamos. No importaba el cansancio o el hambre, teníamos que seguir. En todos lados, las manos se hacían pocas para ayudar. Siento que fue una experiencia importante, donde varios reafirmamos que estábamos haciendo un aporte importante a través de COSAR», indicó Paula Saavedra, secretaria del grupo.

Giacinto Leita, presidente de COSAR, explicó que la participación de la agrupación en esta catástrofe no fue una decisión al azar, ya que, desde los inicios de la Corporación de Salvamento y Rescate de Coquimbo, estuvo realizando una preparación minuciosa de sus integrantes.
«Tenemos cerca de cinco años de experiencia en distintos tipos de eventos. Varios fuimos bomberos, por lo que contamos con capacitaciones y aprendizajes que hemos replicado con nuestros pares. La pandemia nos jugó en contra, porque tuvimos que poner en pausa en nuestras actividades, pero, tras estos más de dos años de normalidad, hemos logrado realizar más acciones y ser parte de las organizaciones no gubernamentales que apoyan la respuesta a las emergencias. Ya hemos trabajado con la Defensa Civil, la Armada, la PDI y Carabineros. Esperamos poder seguir aportando al bienestar y resguardo de las personas de la región y del país», detalló Leita.

Desde la organización plantearon que, a pesar de tener un campo de trabajo bastante amplio, ya que cuentan con más de 30 voluntarios con diversas profesiones; están buscando especializarse en rescate marítimo, por lo que ya han participado, por ejemplo, en la búsqueda del joven buzo mariscador que se perdió cerca del sitio 3 del Terminal Puerto Coquimbo y al joven que fue arrastrado por una ola en Chungungo.

También organizaron, en diciembre pasado, un ejercicio para prevenir accidentes en zonas remotas. Así es como, con el apoyo de la Corporación Municipal Gabriel González Videla, desarrollaron un simulacro de accidente y rescate en Punta Teatinos para brindar una oportuna respuesta ante un evento de estas características, que podría ocurrir en las salidas de «Trekking Educativo» para estudiantes, que realiza el Departamento de Educación de esta entidad.

COMPROMISO CON LA FORMACIÓN

Una de las áreas que ha trabajado con fuerza COSAR es la capacitación de sus voluntarios y aspirantes. Es así, como se han desarrollado más de 10 actividades de formación y entrenamiento de sus miembros. Estas acciones son claves a la hora de participar en las emergencias y en dar una respuesta adecuada a las acciones a las que son convocados.
«Nuestra organización está consciente que, tanto para resguardar a nuestros integrantes como también, a quienes esperamos ayudar, tenemos que estar preparados con técnicas de primeros auxilios, trabajo con cuerdas, en altura, etc. Aspiramos a que COSAR sea reconocido por el aporte de nuestros voluntarios y por la preparación que entregamos. Creemos que esto es fundamental para cumplir la misión que nos hemos propuesto de ayudar a nuestra comunidad», indicó el presidente de la agrupación, Giacinto Leita.
La organización está encabezada por el presidente Giacinto Leita; el primer comandante Ángelo Zapata; el segundo comandante Guillermo Carrasco y Paula Saavedra como Secretaria.

Cabe destacar que COSAR Coquimbo se financia por medio de donaciones y aportes de empresas y particulares, por ello la organización hace un llamado a la comunidad a aportar con su trabajo, ya sea a través de donaciones económicas o equipamiento, que pueda ser usado por los voluntarios para las labores en las que trabaja la organización. Para comunicarse está disponible el correo cosar.coquimbo@gmail.com o sus redes sociales, como Instagram @ cosar.regiondecoquimbo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre