Crean compuesto ecológico que ahorra 98% de agua en caminos mineros y agrícolas

0
275
  • Revolucionario supresor de polvo, que además es orgánico, biodegradable y de bajo costo, ya está siendo usado tanto en faenas mineras como en viñas.

 Si tuviésemos que definir en una palabra el concepto más importante de los últimos veinte años a nivel mundial no existen mayores dudas: Agua. Y sobre todo en pleno embate de cambio climático, donde la escasez de este vital elemento crece a pasos agigantados, el estado de alarma es la constante.

Sumado a lo anterior, tanto la minería como la industria agropecuaria suponen un importante gasto hídrico para poder mantener sus procesos y desarrollo productivo, especialmente en lo referido a la mantención de los caminos, los que deben ser constantemente mojados para evitar el polvo en suspensión.

Es por esto que, con el fin de solucionar esta problemática, el destacado químico serenense Elmo Rodríguez elaboró un revolucionario supresor de polvo ecológico, hecho en base a desechos de algas, biodegradable y de bajo costo que contribuye decididamente a la innovación, a la economía circular y al desarrollo local, además de permitir un cuantioso ahorro de agua (98%) en las faenas mineras y agrícolas.

ECONOMÍA CIRCULAR

Según explica Paola Rodríguez, gerenta general de la firma Quimeco, que junto a la empresa PiedrasJuntas.com desarrollaron el producto, se trata de una solución que se sustenta en el concepto de economía circular, ya que “aprovecha desechos de algas para elaborar -en base a sus componentes- un tratamiento que resulta inocuo para el entorno, además de la flora y fauna existente. El producto responde de mejor manera a las necesidades de la minería, como disminuir el consumo de agua -al regar menos veces- y ser más amigable con el medio ambiente, en comparación a otras alternativas como la bischofita, por ejemplo. Asimismo, está pensado inicialmente para aplicar en la agricultura, donde el polvo en suspensión trae serios problemas en los cultivos, y por ende debía tener un enfoque ecológico que no dañara la producción y que permitiera el uso responsable del recurso hídrico”.

CRECIMIENTO VERTIGINOSO

Es en este punto donde la empresa PiedrasJuntas, firma con vasta experiencia como proveedor de productos y servicios para el sector minero, conoce acerca de este producto y lo visualiza como revolucionario, pero sobre todo por el componente ecológico y amigable con el medio ambiente que significa. Según explica Óscar Ubillo, director de Nuevos Negocios de PiedrasJuntas-Quimeco para las Américas, este supresor es “ante todo, revolucionario. Imagínese que viene alguien y le dice, en plena crisis hídrica que estamos atravesando como país pero específicamente como Región de Coquimbo, que tiene un compuesto que es biodegradable, ecológico y que más encima le va a permitir un ahorro del 98% de agua. O sea, es un punto de inflexión desde todo punto de vista. A lo anterior, sumémosle que el crecimiento en la industria minera ha sido vertiginoso. A los cuatro meses de comenzar a trabajar juntos, pudimos hacer la primera prueba en una compañía de Clase Mundial con ventas superiores a los US$ 2 millones”.

Actualmente, PiedrasJuntas-Quimeco están cumpliendo su segundo año de contrato con esta gran minera, con un alto volumen de ventas. Y esto, debido a sus resultados, rendimiento y costos, por lo que firmaron un convenio de asistencia técnica permanente en terreno, con servicio de posventa que garantiza una óptima utilización del producto y resultados eficientes.

RIEGO DOS VECES AL MES

Específicamente, ¿cómo funciona el supresor? Según señala Ubillo, existen “dos componentes utilizados en el tratamiento, el primero penetra en el terreno y aumenta la granulometría del polvo en suspensión, mientras que el segundo, va ligando dicho polvo con las piedras y las partículas mayores para transformarlo en una carpeta de resistencia estabilizada. El primer mes se aplica tres veces, en una relación de 200g/m2. Entre el segundo y quinto mes se hace cada 15 días, y desde el sexto mes solo una vez. Y el gramaje va reduciéndose hasta llegar a solo 25g/m2. Con la primera aplicación, el producto baja los índices de polución (PM10 y PM2,5) en hasta un 85%. Asimismo, facilita un 98% de ahorro de agua ya que en minería se riegan diariamente los caminos. Con nuestra solución se riega solamente dos veces al mes, es decir, hay 28 días libres de uso de agua, recurso humano, equipos de apoyo, combustible, entre otros”.

Por su parte, Paola Rodríguez agrega que, en materia de costos, “por cada 100 km de aplicación y mantención del producto se puede ahorrar hasta un millón de dólares en comparación con otros supresores que necesitan estabilizado. Se suma a ello que, se puede aplicar sin interferir en el tráfico y no es necesario perfilar, estabilizar o compactar. El suelo no se pone resbaladizo, no genera barro y el agua de lluvia escurre sin sacar el producto. Por ende, es un producto que no afecta la Seguridad Vial, y se puede utilizar en caminos ya estabilizados pero con daños de baches o agrietamientos, por ejemplo. La adaptabilidad de los caminos es un punto muy importante, ya que no todos necesitan la misma solución. Quimeco entrega un plan de aplicación con la mezcla y dosificación enfocada en la necesidad del usuario, considerando sus objetivos y disponibilidades de recursos”, finalizó.

A Oscar Ubillo  se le puede ubicar en el +569 9544 9798 o oscar.ubillo@piedrasjuntas.cl

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre