Cuarentena en Paihuano amarga fin de semana largo a turistas y empresarios hoteleros locales

0
374

El aumento significativo en la incidencia de nuevos casos Covid durante la última semana, hizo que la cuarentena en el Valle de Elqui fuera cuestión de tiempo.

Desde este jueves retroceden a fase 1 en medio de una crisis sanitaria que no da tregua en el país.

Autoridades locales aseguran que hubo relajo en la comunidad, «nos creímos inmune al virus», pero no le perdonan al gobierno el pase de movilidad, ni el permiso de vacaciones.

El alcalde de Paihuano, Hernán Ahumada, estuvo en cuanto matinal de televisión como invitado para explicar el método de la comuna para mantener una pandemia «estabilizada», con pocos casos positivos y muertes en comparación con el resto de Chile.

«La clave del éxito fue la barrera sanitaria que pusimos voluntariamente. En ella restringimos el paso hacia la localidad, solo para aquellos que tenían autorización de residentes de la comuna o para gente que comprobara que venía a trabajar».

Sin embargo, los permisos de vacaciones impulsados por el gobierno, y actualmente los pases de movilidad, que permiten el libre tránsito de personas vacunadas, habrían provocaron que los contagios en Paihuano explotaran, ya que las medidas anteriormente impuestas fueron «pisoteadas» por una comunidad impaciente.

«Con la determinación del gobierno de entregar garantías en el verano y los nuevos pases de movilidad, la barrera dejó de cumplir el rol que tenía el año pasado, donde teníamos 5 casos como máximo. La gente le faltaba el respeto a nuestros funcionarios, hubo agresiones que no estaba dispuesto a permitir. Nos reclamaban que por qué no podemos pasar si el presidente Piñera nos había dado este beneficio, y por ende se hizo imposible seguir atacando la pandemia por esa vía.»

«ME LO ESPERABA»

Por eso dice que la cuarentena anunciada hace algunos días no le toma por sorpresa. «Ya nos tocó retroceder de fase cuando teníamos 21 casos, entonces era lógico que ahora, cuando tenemos casi 50 positivos, hayamos bajado».

La sensación de normalidad que existe en la zona tiene preocupada al jefe comunal. Los paisajes del bello lugar hacen que cada fin de semana habitantes de la conurbación y de otros lados de Chile sigan subiendo al Valle. Todos los centros comerciales y de turismo totalmente habilitados daban un ambiente de «control».

No es novedad decir que Paihuano, Pisco Elqui, Montegrande y Cochiguaz son sinónimo de relajo por los visitantes, también de refugio, teniendo como escenario majestuosas montañas, cristalinos ríos y un cielo nocturno que le permite recrearse y soñar con la danza imperceptibles de las estrellas.

«Era necesario esta cuarentena, se estaba descontrolando la situación en ese sentido, yo entiendo que habitamos un lugar irrepetible en el mundo y que es pasada segura si andas por la zona, pero de verdad ahora debemos resguardarnos y protegernos, en este contexto me parece positivo que se haya implementado la cuarentena, y hago un llamado a que no nos visiten durante este fin de semana largo».

REUNIÓN SERNATUR

Este martes, el alcalde se reunió con la directora regional de Sernatur para alertar sobre las fechas importantes que se avecinan. El feriado está a la vuelta de la esquina y los cuidados que el rubro del turismo debe respetar fueron mencionados por el joven alcalde.

«Los recintos dedicados al turismo no pueden abrir, las reservas hoteleras deberán ser reagendadas o, en su defecto, la gente deberá quedarse dentro de aquellos lugares donde arrendaron. Habrán sanciones de no acatar esta medida, nosotros hemos hablado con los empresarios de la gastronomía y hoteleros, y nos dicen que obviamente la medida les pega fuerte, pero son conscientes que es por un bien superior».

El control como precaución es fundamental, asegura Ahumada. Reconoce que le hacen falta más carabineros, no obstante, es una cuestión que han sabido sortear siempre, por eso se la ingenia.

«Tenemos el apoyo de funcionarios municipales que andan durante todo el día fiscalizando la aplicación de los protocolos. Sigue vigente la normativa para sancionar a aquellos que no respetan el uso de mascarilla. Tenemos anfitriones que se dedican a todo eso. En concreto, hay dos personas de la municipalidad que recorren la comuna en moto para fiscalizar, sobre todo a turistas que están en la plaza, donde muchas veces llegan y se relajan, cometiendo errores como no respetar el distanciamiento social y el mismo uso de mascarilla».

En el lugar viven muchas familias que dependen de la minería, ese fue otro factor que aumentó el riesgo de contagios. «Se contagiaron niños y mujeres porque los hombres traían el virus de las faenas donde se desempeñan».

Paihuano lidera el proceso de vacunación en Coquimbo, con más del 70% de sus habitantes vacunados. En esa línea señala que prefiere seguir sus instintos.
«Fuimos a buscar casa por casa a la gente para vacunarla. Empezamos primero con los adultos mayores y así fuimos. La indicación del gobierno era poner puntos de vacunación, y yo les dije como íbamos a arriesgarnos a llevar a toda la gente a un lugar, se iban a aglomerar, por eso fuimos en rebeldía en ese sentido y a resultado para bien», sentenció el edil.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre