«En Chile no hay presos políticos, nadie está detenido por su pensamiento»

0
69

Es el único constituyente que tiene la Democracia Cristiana, con la cuarta mayoría a nivel nacional, Fuad Chahin, quien anteriormente fuera presidente del partido, en entrevista con LA REGIÓN aborda estos agitados días en la instalación de la convención constitucional.

Fuad Chahin, ex presidente de la Democracia Cristiana, y actual constituyente que representa a la provincia de Malleco, más las comunas de Galvarino, Lautaro, Melipeuco, Vircún y Perquén, vino a La Serena invitado por el concejal Camilo Araya para una reunión con pastores del mundo evangélico, porque están preocupados por la nueva Constitución, «fue una buena instancia, donde nos comprometimos a poder abrir canales, porque creo que la nueva Carta Magna va a tener mucha legitimidad en la medida en que recoja todas las miradas», sostiene.

«La nueva Constitución no puede ser de revancha o sectaria, que recoja solo la mirada de una parte de la sociedad, sino que tiene que generar un horizonte compartido hacia el futuro, debe ser transformadora pero inclusiva y ese es el gran desafío».

INSTALACIÓN COMPLEJA

Respecto a la instalación de la convención, comenta que a su juicio ha sido compleja, «evidentemente no estaban todas las condiciones y lamentablemente se actuó con mucha negligencia por parte del ex secretario ejecutivo de la convención, Francisco Encina, pero las dificultades que podemos tener, la diversidad de la convención, que no está estructurada por los partidos, con representantes de los pueblos originarios y muchos independientes, esta también una gran oportunidad para darle mucha más legitimidad», agrega.

Puntualiza en que «los procesos son más complejos, no tenemos reglas establecidas, todavía no tenemos un reglamento de funcionamiento, tampoco orden… solo tenemos una mesa directiva, pero creo esto que parece difícil de organizar, como el debate o los acuerdos, también si se logran, podemos tener una Constitución con mucha legitimidad social y ciudadana».

«Soy optimista por naturaleza, ha sido una semana de instalación compleja, no exenta de errores de distintas partes», añade.

Respecto a las primeras sesiones, señala que «no fue bueno que partiéramos tomando como un gran acuerdo algo que no tiene competencia en la convención, que tiene que ver con decisiones de otros poderes del Estado respecto a los presos de la revuelta, la gente quiere que empecemos ya a conversar sobre el tema constitucional y que lo hagamos con mucha participación, por eso estoy en la región, la próxima semana estaré en mi distrito, escuchando, canalizando y articulando la participación».

Consultado por los indultos a las personas que están en prisión preventiva tras los hechos ocurridos en el estallido social y del Wallmapu, sostiene que «acá no tenemos competencia, nos eligieron para una sola cosa y es escribir una nueva Constitución, al poder Ejecutivo le corresponde gobernar, al Legislativo le corresponde legislar y eventualmente discutir el proyecto de indulto que está en el Senado, y al Poder Judicial le corresponde administrar justicia».

EXIGIR RESPETO

«La convención tiene que exigir respeto para sí misma y respetar las facultades de otros poderes, y no me gustaron dos conceptos, el de presos políticos, porque creo que nadie está detenido por su pensamiento, las personas que están privadas de libertad lo están por imputación de delitos específicos».

«Me parece que calificar de presos políticos es un error, porque no hay, y no es solo a juicio mío, Human Right Watch, que es un organismo de derechos humanos acreditado, abogados destacados como Héctor Salazar o Luciano Fouillioux, dicen que no hay presos políticos. Sí creo que hay situaciones particulares con la aplicación de la ley de seguridad interior del Estado, en que se ha extendido de manera irracional la prisión preventiva en algunos casos», agrega.

Enfatiza en que «el que debe pronunciarse es el Congreso con todos los antecedentes, o el Poder Judicial revisando las resoluciones, pero no nos corresponde a nosotros como convención, sin tener los antecedentes, ni conocer los casos, por lo mismo me abstuve».

ELISA LONCÓN

Respecto a la presidenta de la instancia, Elisa Loncón, comenta que «es una gran señal, una destacada académica, representante de los pueblos originarios, y creo que eso le da prestigio a la convención, es muy buena señal en lo simbólico pero también en las dificultades en que estamos ha tenido una buena conducción, valoro su presidencia y es una gran oportunidad de reencuentro en nuestro país».

Presidenciales:

Si Yasna Provoste se decide tiene una gran posibilidad.

De cara a las presidenciales, comenta que «es una buena oportunidad, al partido le fue muy bien en las elecciones territoriales, sacamos 4 gobernadores, que representan el 56% de la población del país, somos el partido con más alcaldes de Chile, además de un gran número de concejales, y tuvimos mal resultado en los constituyentes, que asumí como responsabilidad y por eso renuncié a la presidencia del partido, pero el balance fue positivo».

«Tenemos que resolver la candidatura, creo que Yasna Provoste tiene muy buenos atributos, ha hecho una gran labor como presidenta del Senado, ha demostrado fuerza y temple, así como también mucha personalidad y liderazgo, y no se puede seguir esperando mucho tiempo», agrega.

Concluye con que «si Yasna se decide y el partido se une tras ella, con una actitud inclusiva y convocante a todos los sectores, tiene una gran posibilidad y no solo dentro del partido sino que dentro de Unidad Constituyente».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre