En el municipio aseguran que se han tomado todos los resguardos correspondientes para que se cumpla con la normativa en el Festiluz

0
104

El festival de las Luces de China (Fesiluz), que comenzó este viernes en el Parque Pedro de Valdivia, previo a su instalación ha enfrentado la oposición de distintas agrupaciones ambientales y ciudadanas, por una eventual contaminación lumínica y acústica, a lo que el municipio señala que van a estar atentos, ya que fiscalizan que se cumpla con todo lo que presentó la empresa.

Por concepto de arriendo, el municipio recibirá $30 millones por los tres meses que durará, de los cuales la casa edilicia ha otorgado un patrocinio de un 80%.

Entre este viernes y hasta el 30 de septiembre, estará en el Parque Pedro de Valdivia, de La Serena, el Festival de Luces de China (Fesiluz), y previo a que se instalara, organizaciones animalistas habían advertido que el evento podría ocasionar contaminación lumínica y acústica, además que en el lugar habitan animales en cautiverio, y el tránsito de personas junto con la exposición a música podría someterlos a un estrés.

Frente a esto, Luis Henríquez, alcalde (s) y administrador municipal, señala que «lo primero, y tal vez lo más importante, es brindar la posibilidad a la comunidad de La Serena de que pueda acceder a un espectáculo de gran nivel y carácter internacional, además en una temporada de vacaciones y que permite promover el desarrollo y los atractivos turísticos de la ciudad».

«En ese sentido, es bienvenido que La Serena nuevamente esté en la agenda cultural del país», añade.

En cuanto a la idea de suspender el evento, comenta que «nosotros hemos tomado todos los resguardos correspondientes para que se cumpla con toda la normativa, y que el daño tanto al entorno inmediato como en particular a nuestro mini zoológico sea lo menor posible, indudablemente que vamos a estar atentos, nos corresponde fiscalizar que se cumpla con todo el proyecto que presentó la empresa que está desarrollando el festival y que sea cabalmente a lo que señala».

«Esto tiene que ver con baja contaminación lumínica y baja emisión de ruido, para el resguardo de nuestros animalitos».

30 millones por arriendo del parque

Por el arriendo del Parque Pedro de Valdivia, el municipio cobró $30 millones de pesos por los tres meses que durará el evento, «es un contrato de arriendo de un bien nacional de uso público y se ha otorgado un patrocinio de parte del municipio de un 80%», explica Henríquez.

Agrega que, «entendido que va a haber espacio no solo en el aspecto cultural que trae este festival, sino que también hay espacios para artistas locales y agrupaciones de La Serena, para que puedan mostrar su arte y porque también vamos a generar, en el marco de este contrato, la posibilidad de que gente de bajos recursos de nuestra comuna, particularmente estudiantes, puedan acceder a este espectáculo de manera gratuita».

«El contrato de arriendo que se ha suscrito y que regula el uso del parque y los alcances del proyecto, está firmado con una empresa de representación de China, una importadora y exportadora que está legalmente instalada», sostiene.

«No se informó
al concejo»

La concejala Daniela Molina, respecto al evento, comenta que «me parece una pésima decisión, es algo que no consideró un respaldo científico ni se hicieron consultas a organismos pertinentes, donde se han tomado decisiones bastante cuestionables, como usar un espacio para estacionamientos en este evento, porque de acuerdo al Plan Regulador Comunal, no se podría usar ese espacio para un estacionamiento».

«Afecta a los animales, a las aves migratorias, además la contaminación lumínica que se puede provocar es totalmente contradictoria con lo que uno esperaría que hiciera una autoridad que está preocupada por su ciudad», agrega.

Respecto a las respuestas a oficios enviados, sostiene que solamente ha tenido la recepción de los documentos, «pero nada concreto, y estamos esperando de parte del municipio y de Bienes Nacionales que se informe de las negociaciones que tuvieron por ley de Lobby con la empresa, que es la manera en que se deben hacer estas cosas».

«Una vez que empiece este festival, la Superintendencia de Medio Ambiente tiene que ir a fiscalizar, lo mismo el SAG, tiene que pronunciarse el SEIA y otras instituciones, independiente que esto parta el viernes», dice.

Agrega que, «lamentablemente esto no pasó por el concejo, aunque dudo que lo hayan rechazado porque hay gente que está muy entusiasmada con este evento, algo que me causa curiosidad».

Para la concejala nunca es tarde, «lo que debemos hacer ahora son las acciones necesarias y la coordinación con otras autoridades para detener este evento, porque de cultura china no tiene nada, es solo plástico y contaminación».

«No se cómo se pueda hacer bien un evento como este, que va a emitir este tipo de luminosidad, si tienen como bajar aquello y estar dentro de la norma, porque hay cosas en este país que funcionan fuera de toda lógica, como lo es instalar este tipo de evento, cuando estamos detrás de la declaratoria como patrimonio de la humanidad los cielos, por la observación astronómica, y cuando estamos esperando la declaratoria del humedal urbano, algo que también está bastante atrasado», concluye Molina.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre