Gobierno y arzobispado acercan posiciones para recuperar el Cine Centenario

0
38

Mediante la compra del teatro o la concesión, que serían principalmente con fondos sectoriales del MOP y del Ministerio de las Culturas, el gobierno busca poder recuperar el cine Centenario para la comunidad. Este viernes se reunieron con representantes del arzobispado para que el recinto siga funcionando como espacio cultural.

Durante la semana, el cine Centenario, creado en 1945 y actualmente en desuso y en arriendo, volvió al centro de atención. El delegado presidencial, Pablo Herman, junto con los seremis del MOP, Pedro Rojas, y de Cultura, Francisco Varas, se reunieron con representantes del arzobispado, quienes son los dueños del lugar, para ir buscando fórmulas para que el lugar pueda seguir siendo usado como un espacio cultural.

En ese sentido, el delegado presidencial, tras la reunión, agradeció la voluntad del arzobispado de poder apoyar la conservación del patrimonio de la región de Coquimbo, «sobre todo del centro histórico más grande del país, que es el de La Serena», destaca.
Agrega que «tuvimos una muy buena conversación, en la cual desde el gobierno nos ocupa el poder mantener este inmueble, que durante años ha sido parte de la historia de la ciudad, en ese sentido entendemos que el arzobispado ha tenido sus dificultades económicas, por ende existe un arrendatario del lugar, quien tiene intenciones de mantener el inmueble y poder generarle más vida al sector».

Herman dio a conocer que durante la próxima semana se reunirán con el arrendatario, Inversiones Alta Cruz Ltda., para que se puedan incluir a todos los actores, «hay una voluntad del MOP y del Ministerio de las Culturas para poder llegar a tener buenos acuerdos y poder generar la mantención de este inmueble, porque creemos que es muy importante para la rehabilitación del centro de La Serena», comenta Herman.

Señala que después de la semana de Fiestas Patrias se reunirán con la ministra de las Culturas y el MOP, «la voluntad y los recursos están para ir en apoyo a la cultura, en esto han pasado varios procesos, hubo licitaciones anteriormente, y por ende la idea es poder trabajar en conjunto para poder sostener y mantener este inmueble».

En cuanto a las fórmulas que manejan, Herman explica que «puede ser tal como lo hicimos con el Faro, con recursos sectoriales, por lo mismo nos juntamos con el MOP y con Cultura, en donde creemos que con la fórmula de la inversión sectorial o concesión de este inmueble, en la cual se pueda arrendar la cafetería, y de esa manera todos ganamos, sería la manera en que podamos invertir y llegar a buen puerto, todo en conjunto». «Insisto, acá hay voluntad de todas las partes y eso es lo positivo», destaca.
Por su parte, el padre José Tapia, sacerdote de la diócesis y adjunto en la administración de bienes del arzobispado, en cuanto al acercamiento con el gobierno destaca que «para el arzobispado es muy grato poder acoger toda invitación a un diálogo, con apertura y generosidad de ambas partes, y mantenemos nuestra actitud de estar abiertos a escuchar y a encontrar lo que sea mejor también para nuestra ciudad y para ese edificio que ha estado al servicio de la comunidad».

«La idea es que este diálogo lo podamos concretar y que todos quedemos contentos, y que tanto autoridades como el arzobispado podamos llegar a buenas conclusiones y que todos puedan comprender que ha habido un esfuerzo, un trabajo largo que ha tenido muchos pasos pero que siempre se puede encontrar buenos caminos para hacer un buen camino», agregó la autoridad religiosa.

El seremi de las Culturas, el Arte y el Patrimonio, Francisco Varas, señala que «lo importante de esta reunión es el compromiso que tiene el gobierno, ya sea mediante la compra del teatro o la concesión, para poder recuperar el espacio para la comunidad, devolverlo como un espacio cultural, que pueda generar una programación y que a su vez también el modelo de gestión que tenga pueda generar una mantención, y probablemente este privado que está arrendando pueda generar los ingresos administrando el lugar».

«Lo importante para nosotros es que este espacio no se pierda, que siga sirviendo para lo cual fue creado en 1945, como un teatro, y que la comunidad serenense y nuestro sector cultural, que sabemos que tenemos falta de espacios para poder fomentar y desarrollar la cultura en la región, pueda tener un lugar que cumpla con la características y requisitos para que la práctica cultural pueda ser lo más efectiva posible», agrega.

El seremi del MOP, Pedro Rojas, explica que «lo principal es que cuando existen voluntades se pueden encontrar soluciones, como Ministerio de Obras Públicas tenemos experiencia en inmuebles que tienen un carácter patrimonial como el que tiene esta edificio, tenemos el ejemplo que con fondos sectoriales pudimos restaurar el Faro de La Serena, y asimismo está nuestra voluntad de poder ayudar en las gestiones y posteriormente, si es que va bien esto, poder apoyar en la ejecución, conservación o restauración de este inmueble tan importante».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre