«Hemos evidenciado en terreno las carencias que la pandemia ha generado… duele ver tanta necesidad»

0
243

Tras un 2020 que sorprendió a todos y el inicio de un 2021 que es esperanzador, los balances y proyecciones son exclusivamente por el Covid-19 y cómo esta pandemia cambió la vida de la población.

En Chile y en Coquimbo, donde el alcalde Marcelo Pereira repasó con diario La Región un año doloroso, que, sin embargo, dejó grandes lecciones y aprendizajes que contribuirán a hacer del municipio porteño una comuna más resiliente ante las dificultades.

Alcalde, ¿Cómo evaluaría este 2020?
«Ha sido un año difícil para todos. Estábamos en medio del levantamiento social y luego irrumpe la pandemia mundial del Covid-19, provocando un giro en 180 grados. Ha sido difícil, porque hemos debido modificar nuestra forma de relacionarnos. Muchas familias perdieron y perdimos a seres queridos, y claramente el confinamiento afecta. Sumando a la creciente cesantía y el impacto económico que finalmente ha cambiado la realidad de miles de familias…

¿Y en la interna municipal?
«Esta pandemia significa complejidad. Yo agradezco la disposición de la familia municipal, la primera línea en salud, de todas las cuadrillas que se despliegan a diario para seguir trabajando en una labor que es sin descanso. El cierre del comercio, del Casino y las dificultades para los emprendedores son una realidad y afectaron al municipio. Claramente la crisis económica llegó para todos».

¿Hacia dónde están los ejes de acción?
«Junto al concejo municipal tuvimos que redistribuir los recursos hacia lo social, para ir en ayuda de nuestra gente, dejando de lado, por ejemplo, la realización de la Pampilla y el lanzamiento de fuegos de artificio. El trabajo realizado por nuestras vecinas y vecinos en los barrios para levantar las ollas solidarias es extraordinario y muestra la esencia del coquimbano».

¿De qué manera empatiza con las familias que han vivido esta realidad, sobre todo aquellas que han perdido a un ser querido?
«Para mí es un tema muy sensible, porque perdí a una persona muy querida y que no sólo fue mi compañero de trabajo, sino que un amigo, mi «negro», el Juanito. ¡Es una pandemia terrible! Empatizo con todos quienes han perdido un ser querido y quienes han contraído el virus, porque es una enfermedad compleja que afecta muchísimo nuestro cuerpo y que tiene efectos secundarios que incluso permanecen por años, o toda la vida».

A su juicio, ¿cuál ha sido la principal dificultad al momento de gestionar la pandemia en la comuna?
«Esta pandemia mostró la realidad y lo vulnerables que somos ante lo desconocido. La gran mayoría sobrevivió con sus propios recursos, como el seguro de cesantía o el 10% de sus cotizaciones, y que la realidad social, económica y de salud cambió en el mundo, en Chile y en Coquimbo. La crisis económica y el desempleo nos han convertido en una comuna con familias que tienen muchas necesidades, y si antes el 40% era vulnerable, ahora es el 60%. Han aumentado en casi un 300% las solicitudes del Registro Social de Hogares. Nos hemos desplegado en todo el territorio entregando ayuda social, pero también hemos recibido muchos menos recursos de los que se necesitan, y eso es complejo. Hemos evidenciado en terreno las carencias que la pandemia ha generado y duele ver tanta necesidad».

Cómo alcalde y médico, ¿de qué forma evalúa el manejo de la pandemia por parte del Gobierno?
«Hemos tenido ciertas diferencias, especialmente en el manejo de la pandemia. He sido crítico respecto a los mensajes y acciones contradictorias que se envían desde el Ejecutivo. Por ejemplo, la nueva cepa del covid ingresó a Chile sin ningún control, sin cierres de fronteras, y en vez de tomar medidas preventivas, dan a conocer los permisos de verano. Con el Gobierno, a pesar de algunas posiciones contrapuestas, debemos trabajar en conjunto para ir en ayuda de nuestra gente y buscando las formas de salir adelante en esta crisis».

Proyecciones 2021

Coquimbo es una de las zonas donde se espera una llegada masiva de visitantes, especialmente con los permisos de verano anunciados por el Gobierno.

¿Qué trabajo se realizará para reactivar la economía y a la vez prevenir un alza en contagios?
«Tenemos una vacuna que no se puede administrar a menores de 16 años, a embarazadas, y aún no se sabe bien su eficacia. Desde el municipio nos desplegaremos en el sector costero con brigadas que reforzarán las medidas de prevención de contagios. El autocuidado es fundamental, la responsabilidad de las familias para proteger a nuestros seres queridos es lo más importante. Mientras que los empresarios y emprendedores se han capacitado para estar a la altura del actual desafío».

Más allá del autocuidado ¿Qué medidas se van a desarrollar en la comuna con la finalidad de no retroceder en este Plan Paso a Paso?
«No necesariamente de una fase 4, en la cual nos encontramos, vamos a retroceder a fase 3, sino que podemos retroceder drásticamente a una fase dos o inclusive a una cuarentena. Y sabemos que una nueva cuarentena es muy difícil y el municipio no está ajeno a esto. Realizaremos un trabajo y despliegue territorial, acompañado de los gestores de seguridad ciudadana, de todo el equipo municipal en la zona centro, Tierras Blancas y también de la Parte Alta. Esperamos que no haya rebrote, que no colapsen nuestros centros de salud, ya superados y con profesionales agotados. De ser así sería muy peligroso para todos y podríamos llegar a un índice de mortalidad preocupante».

¿Qué proyecciones tiene para Coquimbo este 2021?
«Coquimbo va hacia la reactivación económica y al aumento de obras y empleos. Tenemos en nuestra carpeta de proyectos obras que se debiesen comenzar a construir entre enero y febrero de 2021 y que darán entre 1.500 y 2.000 puestos de empleo, con una potente cartera de iniciativas formuladas que sólo en gestión de recursos externos superan los $127 mil millones para toda la comuna. Proyectos con financiamiento y pronta ejecución, como el Polideportivo de Sindempart, la Delegación Municipal para Tierras Blancas, la recuperación de Guayacán con el PRBIPE, centros comunitarios, plazas, reposición de la posta Guanaqueros, término de las obras del Mercado del Mar, obras PMU y un largo etcétera. Junto a la pronta puesta en marcha del Centro Cívico Comunitario que albergará los servicios municipales en un solo lugar para nuestra comunidad. Un municipio a disposición y de puertas abiertas es la consigna. ¿Sabe? Debemos estar en sintonía con los nuevos cambios y a trabajar en conjunto desde los territorios.

Tengo esperanzas de que vamos a salir adelante, porque los coquimbanos y coquimbanas somos personas de lucha, que no bajamos los brazos ni nos damos por vencidos ante la adversidad. Fuerza y coraje…».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre