Huachalalume en alerta: Las teorías que se manejan tras intento de ingresar municiones a la cárcel

0
196

Desde mostrar poderío ante otros grupos, hasta tentativas de una posible fuga en el penal de La Serena, son algunas de las hipótesis que manejan en Gendarmería luego que una mujer tratara de entregarle a un reo proyectiles balísticos listos para ser utilizados. Tanto los funcionarios como la dirección regional, manifiestan su preocupación respecto a lo sucedido.

Una grave e inesperada situación se vivió el martes por la tarde en el penal de Huachalalume. A eso de las 15.00 horas, mientras las visitas ingresaban al recinto, personal de Gendarmería logró detener lo que podría haber dado pie a que se produjera una situación extremadamente peligrosa al interior de la cárcel.

Todo normal, hasta que…

Todo transcurría con total normalidad. Los familiares de los reos hacían su entrada tras la revisión correspondiente sin ninguna novedad, hasta que llegó el turno de una ciudadana chilena de mediana edad, quien, al ser registrada, fue sorprendida, nada más y nada menos, que con dos municiones calibre 38 especial, listas para ser utilizadas.
Estos elementos balísticos fueron encontrados en uno de los bolsillos de su mochila, y tras ser consultada por el personal, la mujer señaló que, eran de ella y que se le habían quedado en su bolso por casualidad. De inmediato se activaron los protocolos, los funcionarios de Gendarmería dieron cuenta al Fiscal de turno, quien dispuso la concurrencia de la PDI, para realizar los peritajes de rigor y proceder también a detener a la persona involucrada.

PDI y las diligencias

Según informó el Subprefecto Dionel Alfaro, de la Brigada Investigación Criminal La Serena, «se solicitó la concurrencia de oficiales de esta unidad hasta las dependencias del centro de cumplimiento penitenciario de Huachalalume en La Serena, toda vez que personal de dicha institución, mantenía detenida a una persona por el delito flagrante de munición, a una mujer mayor de edad, quien no registraba antecedentes policiales, portadora de dos cartuchos sin percutir», informó el oficial, agregando que la mujer «fue puesta a disposición del juzgado respectivo previa denuncia».
La PDI, además, hizo presente que la evidencia levantada fue enviada a la sección balística forense de la Brigada de Investigación Criminal, obteniendo como resultado que las balas se encuentran aptas para ser utilizadas como munición.

Funcionarios y sus hipótesis

Entre los funcionarios penitenciarios se generó una fuerte preocupación, y tienen diferentes hipótesis de lo que puede haber pretendido esta persona al ingresar las municiones, que, se presume, serían entregadas a un reo del módulo 54, condenado por los delitos de receptación, porte de arma de fuego y municiones.
Pese a que posterior al hallazgo, se realizó un procedimiento de registro y allanamiento extraordinario, al momento del término de la visita de la población penal, y no se encontró nada que pudiese tener que ver con los proyectiles y el recluso, hasta ayer por la tarde, se mantenía en aislamiento, los trabajadores saben que en la cárcel todo puede pasar.
Para Raúl Muñoz, dirigente provincial de Anfup (Asociación Nacional de Funcionarios Penitenciarios) de la Provincia de Elqui, se trata de un hecho sumamente grave. «Obviamente que no podemos descartar nada y dentro de las hipótesis está que él quisiera intentar vulnerar la seguridad, o estar tramando un intento de fuga», sostiene, aunque todo aquello es materia de investigación.
Respecto al perfil del recluso, señaló que en general se relaciona más con otros reos de nacionalidad chilena, no con extranjeros, que, se sabe, forman parte de bandas organizadas, «pero nosotros no podemos determinar que no haya estado vinculado a otro grupo y esto formara parte de un plan mayor», asegura Muñoz, agregando que, «lo que sucedió es grave, y es algo que grafica lo que está pasando en las distintas cárceles de Chile, donde la población penal es cada vez más peligrosa y a la vez numerosa, lo que tiene al sistema colapsado. En este escenario, se hace más difícil controlar estos eventos, pero afortunadamente, gracias al profesionalismo de nuestros gendarmes, se pudo evitar un mal mayor y detectar las municiones que traía la pareja del recluso».
En lo inmediato, se estudia trasladar al recluso, proveniente de Ovalle, a otro recinto penal, o a una cárcel de alta seguridad, según indicó Muñoz.

Dirección regional: «Todo está en investigación»

La directora regional (s) de Gendarmería, Coronel Elizabeth Ramos Astorga, también se refirió a la situación, remarcando que todo se encuentra en etapa de investigación. «Se inició un sumario interno y Gendarmería está aportando con todos los antecedentes al Ministerio Público», indicó.
En relación a una posible causa, dijo Ramos, «es importante señalar, que la población penal siempre está tratando por distintos medios vulnerar la seguridad interna de los establecimientos penales para generar alteraciones dentro del régimen del mismo recinto, o bien para otro tipos de acciones que pueden ir desde agresión al personal, agresión a internos o incluso planificación de fugas, pero establecer definitivamente, cuál fue el objetivo del ingreso de estas municiones no es posible, porque este hecho evidentemente se está investigando», puntualizó.
A su vez, destacó el rápido y oportuno actuar de los funcionarios. «Ellos evitaron el ingreso de municiones al complejo de Huachalalume, y esta importante acción de nuestro personal permite mantener la seguridad y control al interior de la unidad penal», concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre