La iglesia no le cierra las puertas a nadie:«Toda persona ha de ser respetada en su dignidad…»

0
66

En la región, el sacerdote no quiso quedar al margen de la discusión y entregó su parecer respecto al anuncio realizado por el Presidente Sebastián Piñera y la posterior declaración de la Conferencia Episcopal

La última Cuenta Pública del Presidente Piñera sigue sacando ronchas. En el mismo oficialismo, y en la UDI principalmente, pero también en la iglesia católica, luego que el mandatario sorprendiera anunciando que le daría urgencia al matrimonio igualitario, proyecto que permanece congelado en el Senado hace cuatro años.

A través de una declaración pública, el Comité Permanente de la institución manifestó su rechazo a la iniciativa, señalando que «los que seguimos a Jesucristo como Salvador y Señor y nos guiamos por su enseñanza, sostenemos la certeza de que el matrimonio establecido y querido por Dios es solo entre un varón y una mujer, comunión que gesta vida y fundamenta la familia».

En la región, el arzobispo René Rebolledo no quiso quedar al margen de la discusión y entregó su parecer, incluso señalando que la frase enviada por la Conferencia Episcopal: «El establecido por Dios es sólo entre un varón y una mujer», es una expresión que, incluso en esta época, se puede seguir instalando.

«Naturalmente que sí. En efecto, la misma declaración lo afirma en el numeral 3 en los siguientes términos: ‘los que seguimos a Jesucristo como Salvador y Señor, y nos guiamos por su enseñanza, sostenemos la certeza de que el matrimonio establecido y querido por Dios es sólo entre un varón y una mujer, comunión que gesta vida y fundamenta la familia’. La Palabra del Señor ‘permanece para siempre’, también su enseñanza y sus exigencias».

Además, y pese a las conjeturas que se pueden sacar después de la carta, explica el arzobispo que «la declaración nos brinda la posibilidad de un diálogo en nuestras comunidades que nos ayude a profundizar en nuestra fe, a partir de un conocimiento mayor de la Palabra del Señor, de las exigencias de Jesucristo nuestro Maestro y de su enseñanza. Nos ofrece también la posibilidad de motivarnos a un acercamiento a todas las personas, como nos enseñara Jesús, como nos lo recuerda el Papa Francisco, respetando su dignidad y acogiéndolas con respeto, evitando cualquier tipo de discriminación».

¿Por qué la Conferencia Episcopal sale con rapidez a defender esto, y no lo hace de la misma manera en los temas de abusos sexuales?
«Lo hemos reconocido en más de una oportunidad, que el abuso sexual es un flagelo que contradice el Evangelio y debemos erradicarlo. Nos duele que haya ocurrido en contextos eclesiales. Con el pasar del tiempo se ha hecho un gran esfuerzo en prevención, también en la disposición constante de acogida a víctimas, procurándoles justicia en los debidos procesos y ahora estamos fuertemente empeñados en la búsqueda de criterios comunes para ofrecer reparación integral. Participo a todos que a nivel nacional se ha preparado a numerosos agentes pastorales en prevención, una cifra impresionante de 39.840 y junto a ello, el número no menor de 467 personas que cumplen el rol de formadores en prevención».

¿Con todo lo que ha ocurrido con los abusos, cree que la iglesia tiene la moral para opinar respecto al tema del matrimonio igualitario?
«Lo decimos también en la declaración, citando al Papa Francisco: ‘toda persona, independientemente de su tendencia sexual, ha de ser respetada en su dignidad y acogida con respeto, procurando evitar todo signo de discriminación injusta’».
En el comunicado, los obispos esperan que la postura de la Conferencia pueda ayudar «al discernimiento de quienes ejercen la responsabilidad de legislar y de todas las personas que buscan el mayor bien para quienes vivimos en Chile».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre