Lo que dejó el mini aguacero

0
55

Se había pronosticado que las precipitaciones llegarían a la zona durante la tarde del día martes, y así fue. La región comenzó a recibir las gotas bien adentro de la jornada, y no fue hasta la llegada de la noche que la intensidad de la lluvia tomó fuerza. Pero amainó luego, duró solo algunas horas.

Lamentablemente las precipitaciones no pudieron sacarnos del déficit acumulado en la región, a comparación del año pasado, ocasión en que la nieve se dejó caer sobre el valle del Elqui, lugar donde hacía casi 6 años no se veía la nieve.
«Al menos de acuerdo a la información enviada por el MOP a primeras horas de la mañana de hoy, no se ha superado el déficit hídrico en ninguna parte de la región, se mantiene el déficit todavía», confirma Rubén Contador, director regional de SENAPRED.
Las emergencias de la región fueron de carácter moderado, Rubén señala, «En términos generales, el pronóstico que dieron desde la Dirección Meteorológica de Chile acertó, siendo que la mayor intensidad estuvo en el sector del borde costero, principalmente desde Tongoy hacia el sur fue donde cayó mayor cantidad de precipitaciones, destacando Los Vilos con lluvias sobre los 32 milímetros».
Otra preocupación de los habitantes era el posible deslizamiento de tierras, sobre todo en el interior de la región, a raíz de lo sucedido en la carretera de Paihuano, lugar donde antes de la lluvia un deslizamiento provocó un socavón a solamente unos metros de la pista.
«En cuanto a deslizamientos de tierra que se esperaba, pudieron haber afectado a los sectores de la parte más alta de la región, hubo algunos, pero no de mucha intensidad por lo tanto el informe que entregó el MOP va en el sentido de que esta fue una variable que fue contenida rápidamente, principalmente por los equipos de respuesta municipal», destaca.
A pesar de esto, algunas de las calles de la comuna de Coquimbo y La Serena igualmente se inundaron con tan solo un par de horas de lluvia. En Coquimbo, particularmente preocupante era la situación de la calle Baquedano, que siempre sufre graves inundaciones tras cortos periodos de lluvia.
Lo que sí se vio afectado fue el suministro eléctrico producto de la lluvia, «En el ámbito de las emergencias, hubo un corte del suministro de energía eléctrica que afectó a algunas comunas de la región, también hubo varios accidentes vehiculares producto de las condiciones del tiempo y la imprudencia de los conductores al momento de manejar bajo la lluvia», dice Contador.
En varios sectores de La Serena y Coquimbo, la empresa eléctrica CGE informó el martes que alrededor de 4.000 usuarios se vieron afectados por el corte de luz. La situación habría llegado hasta el interior del Valle de Elqui, ya que Vicuña y Paihuano también se sufrieron el corte eléctrico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre