Mujer tenía más de 40 estafas por ventas falsas a través de internet

0
153

Desde el año 2018 comenzaron a sumarse las denuncias contra la imputada, prófuga de la justicia, que los detectives de la Brigada de Delitos Económicos
La Serena lograron ubicar en Puchuncaví.

La compra de bienes y servicios a través de las herramientas virtuales es una de las actividades que más se consolidó en tiempos de pandemia y, aprovechando esta oportunidad, los delincuentes también adaptaron sus técnicas, por lo que la estafa y otras defraudaciones digitales son parte de los delitos que más aumentaron en la Región Policial de Coquimbo.

Precisamente, el año 2018 comenzaron a surgir las primeras denuncias contra una mujer que ofrecía una serie de artículos a través de distintas plataformas, pero se trataba de un engaño que recorría Chile hasta encontrar nuevas víctimas.

«Tenemos 43 denuncias por ventas supuestas y arriendos supuestos, que relacionan la Cuenta Rut de la imputada con traspasos y recepción de dineros, entre Calama y Punta Arenas, a partir de publicaciones y tratos que realizaba con clientes. Pero luego del traspaso del dinero a su cuenta, nunca entregaba los productos y luego perdía todo contacto con las víctimas para darse a la fuga», señaló el subprefecto Carlos Paz, jefe de la Brigada Investigadora de Delitos Económicos La Serena.

La Oficina de Análisis Criminal de la Prefectura Provincial Elqui de la PDI, advirtió las diversas denuncias que aparecían a lo largo del país, entre Calama y Punta Arenas. Los antecedentes comenzaron a ser trabajados estratégicamente, en conjunto con el Sistema de Análisis Criminal y Focos Investigativos del Ministerio Público, para dar con el paradero de la mujer.

«La imputada presenta 7 órdenes de aprehensión desde tribunales de diversas regiones del país. Por diversos delitos que se cometieron en un mismo lugar, pudimos desarrollar un trabajo de análisis criminal e inteligencia policial y logramos determinar el lugar de operación y residencia de la imputada, en la comuna de Puchuncaví, región de Valparaíso, señaló el comisario José Fuentes, jefe de la Oficina de Ánalisis Criminal de la PDI en La Serena.

Los antecedentes de la investigación indican que la mujer trabajaría con el apoyo de una banda que le crean los perfiles y las cuentas en las redes sociales o plataformas comerciales, para luego ofrecer diversos productos, servicios y entusiasmar a los futuros compradores con precios más baratos que en el mercado formal.

«Detectamos que ofrecía diversos enseres por internet, productos de casa, computadores, televisores, refrigeradores y bicicletas, artículos que no existían y, de la misma forma, arrendaba supuestos departamentos y le depositaban el 50% del monto total. La gente se dejaba llevar por las publicaciones y le transferían entre 100 mil a 500 mil pesos, y cuando se concretaba la transferencia, la imputada bloqueaba los contactos y sus redes sociales, quedando en la clandestinidad», señaló el subprefecto Carlos Paz.
La imputada hoy se encuentra detenida y fue sometida al control de detención por las 7 causas pendientes en su contra desde diversos tribunales de distintas regiones de Chile, por los delitos de estafa, hurto, robo y maltrato de obra a Carabineros.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre