Multitud acompañó el último adiós a «Chiky» en Paihuano

0
91

El camino que une Tres Cruces y Paihuano se llenó de vehículos, producto de la caravana que acompañó ayer el funeral de Alejandro Ponce Rodríguez (26), joven asesinado por un grupo de seis personas que hoy están formalizadas. Tapado entero en consignas de su amada Universidad de Chile, familiares y amigos de la víctima tuvieron su último consuelo luego de 47 días donde Chiky se fue de casa para nunca más volver.

El homicidio más complejo del año pasado en la región de Coquimbo vivió quizás uno de sus últimos capítulos. El que más deseaba el circulo cercano de Alejandro, el poder darle santa sepultura. Y es que existen seis imputados y uno prófugo, según informes de la carpeta investigativa sobre el crimen desencadenado el 28 de noviembre.

Según datos de LA REGIÓN, el homicidio con secuestro que paralizó el Valle de Elqui durante el cierre del 2022, tiene como protagonista a un grupo de amigos. «Todos eran cercanos», prometen fuentes directas en la comuna de Paihuano.

Sin embargo, el fallecido se habría involucrado sentimentalmente con la pareja de un peligroso sujeto, quién habría armado un plan para hacerlo desaparecer. Fue en la Ruta Antakari, a 12 kilómetros de Vicuña, que abandonaron el cuerpo.

Según el Ministerio Público, el principal imputado como autor del crimen, J.S. M.O., planeó el crimen, ayudado de C.E.M.C., J.J.A., A.N.C.N., T.K.S.C. y S.I.P. H., este último prófugo.
Uno de ellos, J.J.A., ciudadano argentino con residencia en Paihuano, que habría sido contratado, según su defensa, sólo para limpiar evidencias.

Cabe recordar que la búsqueda de Alejandro Ponce Rodríguez, de 26 años, se hizo masiva en el Valle del Elqui y en todas las redes sociales. En cada poste se pegaba un volante con su imagen.

Se perdió sin dejar rastros, sin embargo, ante la rápida acción de la Brigada de Investigación Criminal de La Serena, se comenzó una investigación policial que los llevó hacia el domicilio del presunto culpable.

Ahí encontraron a un sujeto que en primera instancia quedó detenido por posesión de drogas. A pesar de ellos continuaron la investigación, notando que la casa estaba completamente aseada con cloro.

Según la versión de la PDI, el cuerpo se encontraba enterrado superficialmente a 12 kilómetros de la ciudad de Vicuña, en la ruta Antakari.

Fue en ese contexto que vecinos del sector El Romerito, en la comuna de Vicuña, encontraron el cuerpo de Alejandro Ponce.

«La data de muerte, de acuerdo a los exámenes preliminares que se realizaron en el sitio de suceso, sería coincidente con la desaparición de la persona, aproximadamente dos semanas. Pero son todos antecedentes que deberán ser luego verificados con los análisis respectivos», agregaron desde la PDI.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre