Nelson Martínez, concejal PC, dice que ha habido «pocos gestos» del alcalde Manouchehri hacia su partido

0
138

El concejal del partido comunista y miembro de la denominada Bancada Dignidad, Nelson Martínez, analiza con LA REGIÓN los primeros meses de la administración Manouchehri al mando del cuerpo colegiado. El ex asesor del parlamentario Daniel Núñez pone sobre la mesa la relación del jefe comunal con el PC, donde asegura han existido pocas señales a favor de sus «compañeros». Dice que no han llegado militantes profesionales de su color político a la «muni», pero sí de otros sectores. «No estamos en esa parada de pedir cupos, pero uno esperaría algún gesto».

Es de los concejales que intenta tranquilizar las aguas de un turbulento concejo municipal porteño que, durante las últimas semanas, ha visto enfrentarse a sus integrantes con una serie de declaraciones y emplazamientos catalogados como «duros» por la opinión pública.

Lo hace «con tallas», como cuando bromeó a su colega de la UDI Mario Burlé por el fondo de pantalla que tenía en la plataforma Zoom. «Un saludo a don Mario, que está en Ucrania», dijo mientras todos se reían.

En esta primera parte del mandato de Alí, su grupo se ha visto como la oposición de la actual administración, al no haber coincidido con Manouchehri en temas históricos y que sacaron chispa.

Sin embargo, asegura que lo anterior no sería la realidad de los hechos, al constatar que más del 90% de las propuestas del edil han tenido la venia de la bancada. «Solamente las diferencias se remarcan por una cuestión obvia. Siempre se intentará recalcar las discrepancias en vez de las concordancias».

¿Por qué cree entonces que se ganaron el rótulo de oposición a Manouchehri?
Nosotros asumimos este desafío como bancada de una manera muy responsable y esperanzadora. El hecho que el alcalde se haya planteado como un hombre independiente sin lugar a dudas que motivó y motiva a muchos coquimbanos al ver que se juntaban ideas de izquierda en el cuerpo colegiado. Si bien hemos tenido diferencias, las actas de los concejos dicen que nos hemos cuadrado con casi todas las ideas del alcalde, y solo en algunos temas, como cuando salió lo del arriendo del estadio, el leaseback, la votación del presupuesto o el tema de la basura, nos hemos dividido, pero es normal que sucedan discrepancias, esto es política y suele pasar.

¿En qué temas la bancada se cuadró con el alcalde?
Por ejemplo con el tema de la feria navideña en la Pampilla, nosotros como concejales recibimos la queja dura de dirigentes y comerciantes ambulantes que querían continuar en el centro. Nos emplazaron y nos pedían meter presión en la municipalidad para tirar para atrás el proyecto. Sin embargo, creo que era una tremenda idea que ese recinto tenga vida no solamente en el mes de septiembre, por eso lo apoyamos hasta el final y no nos equivocamos, ya que salió perfecto.

Ustedes, bancada de dignidad, y el alcalde, son personas de de izquierda, ¿A qué se deben entonces estas diferencias. ¿O será que no comparten, como pensaban, esa visión de sociedad?
También son cuestiones típicas de la política, pero para ser justos no digamos que nosotros somos obstruccionistas. Considero que sí hemos hecho propuestas al alcalde. Ideas que están patentadas por nuestro sector y el partido comunista, pero que lamentablemente no han sido replicadas en la ciudad de Coquimbo. Le hemos propuesto al alcalde impulsar una farmacia popular, una óptica o una librería popular, pero no hemos tenido respuesta. Le pedimos que se revise el contrato de parquímetros, que sabemos que es un conflicto importante, y tampoco nada, y hemos mostrado la experiencia de la comuna de Recoleta donde estas cosas funcionan de la mejor manera. Se lo dijimos en su momento cuando partimos el desafío y el se vio entusiasmado, pero pasaron los meses y no hubo acción.

¿Será que el alcalde es más bien cercano a ideas de la ex concertación, que a las que impulsan ustedes como Apruebo Dignidad?
No es que nosotros lo creamos, yo creo que basta con darse cuenta de los mensajes y actitudes que a veces implementa la administración Manouchehri para notar que es más cercano a ese mundo. Hay acciones que corresponden a las viejas actitudes que han tenido por mucho tiempo integrantes de la ex concertación. Hemos sabido de despidos masivos de gente que llevaba mucho tiempo en el municipio, pero también en paralelo se han contratado a personas con sueldos que no son tan bajos. Y peor aún, personas que muchas veces tienen cuarto medio y que son pagados como técnicos o profesionales. También viceversa, gente con estudios ganando muy poco. Lamentablemente se da esa situación, que claro que te genera ruido.

¿Ha habido señales positivas del edil con los comunistas? ¿ingresaron militantes PC a la casa edilicia?
Puedo hablarte por lo menos por los militantes del PC en el concejo, donde ninguno ha movido hilos para que compañeros de partido ingresen al municipio. Creo que la «muni» no puede verse como caja pagadora de favores, pero uno hubiese esperado que personas de nuestro sector hayan llegado como lo hicieron otros bloques, que se subieron al carro de la victoria cuando estaba todo listo. Lo cierto es que no han arribado militantes del PC a Coquimbo. Pero esperamos todo en su justa medida, cuando pase la crisis deberían ser integrados los comunistas, deberían…

¿Está mal asesorado el alcalde?
Hemos tenido algunos problemas con asesores directo de la autoridad que más que solucionarle conflictos, parecieran agrandárselos. Es el caso puntual del delegado rural, que ha hecho un trabajo de excluir a dirigentes territoriales de reuniones importantes, que terminaron por dañar a la administración en el conflicto que existe con los caminos de acceso. Son actitudes inmaduras de su gente con los concejales, que entorpecen nuestra relación, pero el alcalde debe saber y estar consciente que esta bancada estará bien si a él como autoridad le va bien, todos debemos remar a un mismo lado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre