«Nos llama la atención que a pocos meses de dejar el gobierno, se intente por vía administrativa, toma una decisión en un sentido contrario»

0
181

La senadora Yasna Provoste (DC) y la única candidata presidencial mujer, estuvo en la región de Coquimbo, en donde se reunió con pescadores de Chungungo además con distintos alcaldes. En entrevista con LA REGIÓN da su mirada respecto a temas de contingencia como Dominga, la convención constitucional y sus propuestas como la máxima autoridad del país.

Invitada por los sindicatos de pescadores de Caleta Chungungo, Caleta Hornos y Caleta Los Choros, Yasna Provoste, senadora y candidata presidencial, estuvo en el sector costero de La Higuera, en donde comenta que fue una interesante visita que realizaron, acompañada de Marcelo Mena, ex ministro del Medio Ambiente, quien es coordinador programático de la campaña.

«Pudimos comprometer con ellos una serie de ideas que nos mueven en este camino, que es por cierto, el fortalecer las atribuciones en material medio ambiental, además de la institución, en donde ya habíamos tenido la oportunidad de hacerlo antes pero apropósito de los temas que convocan a la preocupación de esa comunidad, es siempre oportuno que una de nuestros desafíos de llegar con el apoyo de la ciudadanía a la presidencia del país es eliminar el consejo de Ministros» sostiene.

A su juicio, ¿Por qué se debería eliminar el Consejo de Ministros?
«Las decisiones tienen que tomarse en los territorios, cercano a donde están ocurriendo las cosas, difícilmente en un Consejo de Ministros, en donde muchas veces ni siquiera conocen el lugar donde sus determinaciones tienen impacto, y por eso hemos anunciado que vamos a trasladar esta decisión a las regiones, en donde las comisiones regionales de medio ambiente serán presididas por las o los gobernadores regionales, de manera que sean decisiones técnicas y quien esté a la cabeza sean personas que son electas por la ciudadanía en el territorio».

¿Y qué pasaría si hay un gobernador que no es de su sector?
«Eso es independiente, nuestro compromiso es con la descentralización, con las regiones, con el territorio, independiente de quien gobierne en una región en particular. Además, nos interesaba estar en Chungungo porque estamos en presencia de una biodiversidad única, por lo tanto, no tenemos ninguna opción a hacer las cosas mal ni a equivocarnos. Hay que hacer las cosas bien ahora y eso significa garantizar y preservar ese espacio de un área marina costera protegida para el planeta, para la pesca artesanal y eso ha sido parte de nuestro compromiso. Además, a fines del gobierno de la Presidenta Bachelet, faltaban como 5 o 6 días para que finalizara su mandato, se declaró a esa zona como un área marina costera protegida, pero se quedó en la mera declaración, y para nosotros es importante poder concretarlo».

Al respecto, el día en que se aprobó Dominga usted volvió a dar a conocer su rechazo al proyecto…
«Esta actitud nuestra no es de ahora en mi rol de candidata presidencial, me tocó formar parte de la comisión investigadora de Dominga el año 2017, ni siquiera pensaba ser candidata, pero en ese entonces ya nos manifestamos en contra del proyecto, porque había subdivido su proyecto, no había considerado que era interregional, no se habían tomado en consideración los impactos que esto tendría en caletas como Chañaral de Aceituno, en Atacama, y la opinión de la Conaf era muy lapidaria y tampoco se había considerado. Había una serie de irregularidades que obtuvo el rechazo de la comisión regional, y nos llama la atención que a pocos meses de dejar el gobierno, se intente por la vía administrativa, habiendo incluso recursos judiciales pendientes, tomar una decisión en un sentido contrario».

Relacionado igual con la región, aunque se extiende a otras zonas, ¿tiene algún plan concreto respecto a la sequía?
«El problema del agua se extiende por todo nuestro país, la sequía es un elemento pero también hay que ver como se establece el uso adecuado de la disponibilidad del agua que actualmente tenemos. Estuve en un encuentro con parlamentarios de la zona, y nos informaban que este martes se comienza a votar en la Cámara el Código de Aguas, que formó parte de nuestras prioridades como presidenta del Senado, que lleva una década esperando su tramitación y no es que haya estado durmiendo, sino que los poderes facticos han estado presionando para que nada cambie, los mismos que acompañan a una candidatura presidencial que es la continuidad de este gobierno, en donde ellos esperan que se siga generando el mercado el agua, dejando sin este elemento que es tan importante para la supervivencia humana. Tenemos que ser capaces en aportar en la gobernanza de las cuencas, tuve la posibilidad de reunirnos con agrupaciones científicas y nos interesa juntar los saberes científicos, la investigación, la innovación con la definición de las políticas públicas».

En relación a la carrera presidencial, ¿Qué la motiva a dar este paso?
«A diferencia de muchas otras candidaturas, la mía no fue personal ni un desafío individual. En junio me encontraba enfocada haciendo mi tarea, y fue en esos diálogos, con los alcaldes, con las comunidades… Soy una candidatura que surge desde la expresión ciudadana y que se ratificó en la consulta del 21 de agosto y estamos en este camino porque entendemos la fragilidad en la cual nos enfrentamos como país y lo que se juega en las elecciones del 21 de noviembre, donde no es solo lo que ocurra en un gobierno por los próximos cuatro años, sino en cómo llevamos adelante las transformaciones que este país requiere para no tener otro estallido social, en la reconstrucción de esta crisis que no ha sido solo sanitaria sino que social y económica. Además, necesitamos reconstruir el empleo de las mujeres que ha retrocedido una década».

¿Y cómo ve la competencia?
«Éramos nueve y ahora vamos seis candidatos, se ha ido reduciendo la cantidad de candidaturas. A nosotros lo que más nos importa es hablar de lo que representamos, esta es una candidatura que tienen características identitarias que la hacen muy distintas a las demás, no solo por ser la única mujer en esta competencia, sino que también porque soy la única de pueblos originarios, hay otros que lo utilizan como un recurso discursivo pero no lo hacen desde haber vivido una situación de discriminación. Si las mujeres en general vivimos invisibilización en la historia, las mujeres indígenas mucho más».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre