Nuevo robo en Barrio Comercial Baquedano agota paciencia de locatarios

0
283

La madrugada del domingo, desconocidos ingresaron a un local de servicio de mecánica y automotriz del barrio Baquedano, para robar unos tres millones en herramientas de distintos tipos. El dueño afectado cuenta a LA REGIÓN, que lamentablemente los robos van en alza de un tiempo a la fecha, alegando un total abandono de parte de las autoridades de gobierno pero sobre todo municipales. Comerciantes apuntan a una problemática específica que rodea a estos delitos: las calles oscuras producto de la falta de luminarias que aqueja al perímetro.

Don Luis Aracena, dueño de ART, recinto ultrajado en las últimas horas, el ambiente de inseguridad que existe a eso de las 22 horas es impresionante y peligroso. Con diez años instalado en la intersección de Domeyko con 12 de Febrero, nunca había víctima de la delincuencia. Eso hasta este pasado fin de semana.

«Me llama un vecino como las ocho de la mañana del domingo, para avisarme que tenía el portón abierto y los perros afuera. Claramente era señal de estaba pasando algo malo», relata muy molesto el hombre que tiene más de 30 años de experiencia en repuestos de mecánica en el puerto.

Al llegar al sitio de los hechos confirmo la noticia recibida por teléfono. Le habían robado herramientas de un alto costo avaluadas en más de tres millones de pesos. Viendo el vaso medio lleno, pensaba que por lo menos tenía el consuelo de que llegaría a ver los registros de las cámaras de seguridad para identificar a los responsables. Pero se llevaría otra sorpresa.

«Lamentablemente estos tipos al parecer cortaron la luz de todo el sector. Desde el viernes pasado esto está todo oscuro. Entonces no podemos seguir así, atados de mano, y es que se forma un escenario perfecto con la oscuridad para que antisociales hagan lo que quieran con nuestros locales. Tener cámaras de seguridad no sirve de nada si nos cortan la energía en total impunidad. Nada funciona, caminar por acá de noche es simplemente del terror. Para ser franco las autoridades tiene botado al Barrio Baquedano», agrega.

Ni las más de 60 cámaras que los gremios del barrio se adjudicaron de Sercotec los tienen tranquilo. A la entrevista con el señor Aracena se suma el jefe de ventas de Pernostock, quien acusa prácticamente lo mismo. «Necesitamos más apoyo de carabineros en rondas, también iluminar Baquedano cuanto antes. A nosotros nos han asaltado un par de veces y los delitos por lo general quedan en la impunidad».

A la escena se sumó Jessica Morales, dueña de Mecanizados, quién señala que hace algunas semanas sufrieron el robo de computadores al interior del local. «Además nuestros clientes son víctimas de los robos de sus vehículos. No es solamente un drama que nos afecta a los dueños de locales, sino que es una crisis que afecta al barrio Baquedano por completo».

Cuentan que ellos mismos han visto a tipos colgados de los postes robando cables. Lo anterior es sin duda uno de los mayores conflictos que tienen estos comerciantes: la falta de luminarias. «Venga a darse una vuelta en la noche, está todo oscuro, eso no puede continuar así. Si bien nosotros tenemos un compromiso de que nadie compre herramientas robadas, uno nunca sabe dónde van a parar lo robado. Dicen muchos que terminan en las ferias de las pulgas de La Serena.

Pero que al hacerle seguimiento judicial a los detenidos por estos delitos, se dan cuenta que los quedan en libertad al día siguiente.

«Son delitos que no tiene una pena como corresponde. Carabineros nos pide que hagamos las denuncias, pero lo cierto es que los socios están chatos de hacer esos papeleos que no quedan en nada, yo personalmente hice la denuncia, pero nosotros lo que realmente buscamos es prevención. Esto ya no da para más , es necesario un plan de seguridad cuanto antes, nos están dejando botados y eso que somos un sector que le da sustento a 5 mil familias en la zona», agrega don Luis Aracena.

Es paradójico pensar que estos gremios nacieron precisamente por la ola de robos que sacudió hace un tiempo al sector. Incluso un socio perdió un ojo tras un violento asalto. Eso fue la gota que rebasó el vaso. Las reuniones no se han dado con autoridades del municipio. Dirigentes alegan que no contestan las peticiones. Los Zoom que hubieron no quedaron en nada. Y eso que han dado pistas de posibles implicados.

«Es sabido por todos los vecinos que en la población Victoria, están viviendo okupas que viene la mayoría de la cárcel y que viven en el sector, atemorizan a la gente. Pero uno no puede ir a meterse allá hacer la pega de las autoridades».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre