Pacientes pediátricos de Coquimbo reciben atención del hospital en sus domicilios

0
48

Continuar con el exitoso modelo de atención especializada de pacientes en domicilio es lo que el Hospital San Pablo ha extendido esta vez a sus pacientes pediátricos.

En el momento más álgido de la pandemia la atención en domicilio se centró en pacientes adultos, pero también en niñas, niños y adolescentes que eran parte de los dispositivos ambulatorios de salud mental, sin embargo, desde hace dos semanas se sumaron 6 cupos a cargo de un equipo profesional del Servicio de Pediatría.

Así lo indica la Dra. Carolina Yazigi, pediatra y encargada del área de Hospitalización Domiciliaria Pediátrica, «ha sido un proyecto bien bonito que logramos sacar adelante con el apoyo de la dirección del hospital. Hemos logrado incorporar 6 cupos para pacientes entre 1 y 15 años que tengan algunas patologías que básicamente se puedan manejar de forma ambulatoria con un tiempo acotado de tratamiento, que sean patologías agudas, y un máximo de no más de dos veces al día de visitas domiciliarias», sostiene la facultativa.

A la fecha se han ingresado tres pacientes, los cuales reciben sus cuidados, procedimientos y tratamientos en sus domicilios lo que a juicio de la doctora implica que «los pacientes se sienten super cómodos, se sienten mucho mejor en sus casas, también es un respiro y un descanso para los papás, porque sabemos que el acompañamiento es indispensable, y aquí en el hospital, a pesar de que ofrecemos lo que tenemos, a veces no es suficiente para un buen descanso, así que estamos súper contentos como equipo, creemos además que es excelente para el hospital, porque descongestionamos camas y también logramos generar un aporte para la comunidad».

Para Nadine Celuma, mamá del pequeño Mehijael, de tan solo 1 año y 8 meses, con quien vive en el sector de Tierras Blancas, el inicio de este proyecto ha sido fundamental, ya que luego de pasar casi toda su vida hospitalizado, su hijo pudo irse de alta, «ya van 2 semanas que estamos en casa luego de pasar tanto tiempo en hospitales, y ahora todos los días viene la kinesióloga, la doctora y la enfermera para controlarnos aquí en casa. Esto me parece muy bien, es mejor porque mi hijo come bien a pesar de sus dificultades, es mejor todo», destacó Celuma.

Uno de los objetivos del programa es descongestionar el uso de camas de pacientes pediátricos a fin de mantenerlas disponibles en caso de ser ocupadas por pacientes con patologías mas complejas o que requieran un mayor tratamiento.

Según Flavia Rivera, enfermera del equipo, «tenemos diferentes vías de ingresos a la unidad de hospitalización domiciliaria. Pueden ser pacientes que estén hospitalizados en pediatría y que luego del alta continúen en cuidado con nosotros en sus domicilios».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingresa tu comentario!
Por favor ingresa tu nombre